En enero de este año, en el inicio de la campaña electoral, Mauricio Macri, inauguró el Parque Eólico Chubut Norte. Poco menos de un año después ese proyecto comienza a desmoronarse: 900 trabajadores quedaron sin trabajo.

Genneia, la empresa que debía realizar el montaje del parque que Macri “inauguró” en enero, decidió paralizar las obras. A través de una solicitada, la Cámara Eólica Argentina (CEA), intentó justificar la movida por el cepo cambiario impuesto por el gobierno nacional por el cual se trabaron inversiones por más de 2 mil millones de dólares en el sector de energías renovables.

Luego de dar a conocer esa solicitada, los trabajadores del proyecto eólico Chubut Norte se enteraron queno seguirán cumpliendo tareas.

Esa medida deja sin trabajo a 900 trabajadores, 480 de las firmas subcontratistas Milicic y Nordex y los 330 operarios de Pretensados SA, según informó el diario local La Jornada.

El secretario general de la Uocra, Mateo Suárez, expresó: “Si hace un par de meses fuimos el centro del país en cuanto a la cantidad de energía eólica que nuestra provincia podía generar, hoy somos el centro de atención de la desocupación”.

El gremialista indicó que la empresa le trasladó al gremio que no puede acceder al financiamiento para continuar con la obra, porque no pueden ingresar los dólares del exterior para realizar los pagos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: