Sin Lagarde ni Dujovne. Se va el tercero?

El golpazo electoral en las PASO y el consecuente shock económico devino en la salida de Nicolás Dujovne del Ministerio de Hacienda y el ingreso de Hernán Lacunza. Ahora, el Gobierno se reúne con el FMI para aprobar un nuevo desembolso en el marco de un préstamo rubricado por dos personas que no están: Christine Lagarde, expresidenta del organismo de crédito, y el ya mencionado exfuncionario.

Los representantes del Fondo se reunirán con funcionarios del Gobierno y los principales representantes de la oposición. Analizarán el estado de situación de la economía, luego del cimbronazo cambiario, y repasarán los números para luego determinar si Argentina recibirá U$S 5.400 millones más en septiembre, en el marco del acuerdo stand-by firmado a mediados del 2018. El monto es una suerte de aljibe en el desierto para Cambiemos, al ver cómo las reservas del Banco Central (BCRA) se desangran al ritmo de la fuga y obligaciones financieras.

Para llegar a diciembre con una relativa tranquilidad, el presidente Mauricio Macri deberá lidiar contra su propia pesada herencia en medio de lo que se espera sea una transición política. Por supuesto, peor será el desafío para la próxima administración.

El grueso del problema de compromisos se dará en los próximos años. Los gobiernos que vengan deberán afrontar vencimientos por más de U$S 180.000 millones, con un 2020 a la vista que se presenta con una deuda prácticamente impagable. Obviamente, el acuerdo firmado no lo pagará ni Dujovne, ni Lagarde, que estará presidiendo el Banco Central Europeo mientras Argentina se las tendrá que ingeniar para asumir los compromisos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: