El Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses es el reaseguro del sistema jubilatorio estatal, de reparto y de solidaridad intergeneracional. Nació de la eliminación del espectacular negocio financiero de las AFJP con el aporte previsional de los trabajadores. En menos de cuatro años, la economía macrista devaluó los activos del FGS, modificó sus funciones descapitalizándolo, para finalmente entregarle papeles de deuda de corto plazo defaulteados. Esta última operación se concretó el lunes pasado, cuando el Tesoro encajó en el FGS Letras en pesos por 35 mil millones y Letras en dólares por 275 millones, con vencimiento en marzo de 2020.

El fiasco concretado es el siguiente: el FGS le prestó 100 pesos al Tesoro, pero el pagaré que le entregaron vale 60 pesos en el mercado y, además, a las 72 horas esos papeles ingresaron en el plan de reestructuración de deuda.

El escenario hasta fin de año es bastante complejo puesto que el FGS tiene vencimientos por el equivalente a unos 2000 millones de dólares en Letras de diferentes denominaciones, como lo informó la periodista María Iglesias en El Cronista del jueves último. ¿El macrismo seguirá rifando el patrimonio de garantía del sistema jubilatorio para atender el ahogo financiero del Tesoro?

Esta transacción es una más de la devastación financiera del gobierno de Macri, que también alcanzó al fondo de respaldo del sistema previsional, que hasta el 2015 se lo denominaba “la plata de los jubilados” . Si en diciembre de ese año había un activo financiero estatal sólido y de acumulación de capital constante era el FGS-Anses. La economía macrista lo recibió con un monto equivalente a unos 67 mil millones de dólares. Sin información oficial, puesto que el último reporte es de marzo pasado, con estimaciones de la evolución de acciones y bonos desde entonces, el FGS tendría hoy un capital de no más de 22 mil millones de dólares. El macrismo destruyó en 70 por ciento en dólares la caja principal de garantía del sistema previsional.

Quienes hoy son oficialistas, políticos y medios de comunicación, advirtieron durante años cuando eran oposición de que se estaba desplumando “la plata de los jubilados” . No era así, pero ese discurso fue tan intenso que no pocos lo creyeron. Fue en estos años de gobierno macrista que hubo una impactante licuación del FGS, caja constituida para garantizar el pago de las jubilaciones ante eventualidades negativas que las pongan en riesgo. Es un fondo contracíclico de la Anses para cuidar el dinero de trabajadores y jubilados.

Uno de los principales objetivos del FGS es la de preservar el valor de los activos (acciones y títulos públicos y privados), y para ello debe buscar una rentabilidad que permita su sustentabilidad. La economía macrista no lo hizo; por el contrario lo descapitalizó a la vez que liquidó activos para el pago de retroactivos (con el programa de “reparación histórica”), violentando el objetivo principal del FGS.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: