«Ningún dirigente vive en la calle»

El cierre de campaña del Frente de Todos en Rosario, Santa Fe, tuvo como una de las oradoras principales a Cristina Kirchner, quien aseguró que «nunca» imaginó ver las consecuencias de esta crisis económica y que espera que «los argentinos vuelvan a ser felices». Y en esa línea, afirmó: «Los dirigentes tienen la obligación moral, ética y democrática de ponerle fin a esta situación».

La ex Presidenta dio un contundente discurso en el que se refirió de las «penurias» que padece la sociedad por la crisis económica y le habló a los trabajadores, a los jubilados y a los estudiantes. «Necesitamos unir los esfuerzos de todos los argentinos para poder dejar atrás esto tan feo que estamos viviendo como ciudadanos», marcó.

«Nunca pensé volver a ver tanta gente o ver familias enteras viviendo en las calles», expresó con angustia Cristina Kirchner para, luego asegurar que espera que Alberto Fernández sea el nuevo Presidente, advertir: «Una Argentina diferente es posible».

Frente al Monumento a la Bandera, donde se montó el escenario, la ex presidenta señaló que hay «que unir los esfuerzos de todos los argentinos para poder dejar atrás esto tan feo que se está viviendo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: