Miguel Boggiano: Economista, liberal y trucho

El economista Miguel Boggiano buscó parodiar la crisis en Argentina y publicó un video de su autoría con el logo impreso de la BBC de Londres. El portal inglés no se lo dejó pasar y se comunicaron con él para que lo eliminara, lo que atrajo la burla de los usuarios de las redes sociales.

Si bien el video tiene el logo de la British Broadcasting Corporation y el narrador es un fiel imitador de David Attenborough, histórico locutor del canal inglés a la hora de producir documentales, la producción intentaba ser una parodia elaborada por Boggiano junto a Andrés Olivera y José Álvarez.

Pero al medio británico no le causó mucha gracia y solicitó que removiera la parodia de sus redes sociales. El economista se apuró a borrarlo y escribió: «Pensé que con la aclaración al final del video no iba a haber dudas de que no lo había hecho la BBC. Hace instantes se comunicaron conmigo de la BBC y me pidieron que lo bajara (por fake news, logo, etc.). Ya no lo encontrarán en mi Twitter, Instagram o Canal de YouTube”.

El video muestra una seguidilla de imágenes del planeta Tierra, de la Argentina, la ONU, el Congreso, el Obelisco, un auto bloqueando una rampa para personas con discapacidad, de protestas de militantes de izquierda, de un auto cruzando un peaje sin pagar, de una mujer agrediendo a un policía, de manifestantes tirando piedras, de cortes de calle, del hombre que está prófugo por haber tirado con un mortero casero durante una protesta y de un tractorazo, describió Infobae.

Boggiano, en su parodia, relata: “En los anteriores capítulos hablamos de una de las culturas más extrañas del mundo. Sin embargo, ninguna de las 194 naciones soberanas del planeta Tierra ha tenido una serie de políticas públicas tan extravagantes como este país llamado Argentina”.

Además, describió las políticas económicas como «no menos bizarras» porque «la nación Argentina queda atrapada en una paradoja: necesita dólares para pagar su deuda, pero desalienta y hasta penaliza a las actividades que los generan. Para el homo sapiens argentino, ganar dinero es moralmente malo, es un crimen que debe ser castigado. El acceso a la riqueza solo está permitido para los especímenes dominantes, como los políticos o los líderes sindicales. Luego, con las mismas lágrimas que el tango, lloran por la falta de inversión, la devaluación de su moneda y el aumento de la pobreza”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: