La causa por espionaje ilegal que se sustancia en la justicia federal de Dolores reveló, por ejemplo, que la diputada nacional y cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, mantiene vínculos con el submundo de la inteligencia. Surgen nombres y apellidos a los que se vincula con “Lilita”.

El contacto con Carrió que ganó mayor notoriedad pública fue el del espía ilegal, Marcelo D’Alessio. El expediente que impulsa el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, dejó al descubierto sus vínculos con la banda que integraba el falso abogado hoy detenido.

Desde la mano derecha de Carrió, la diputada nacional Paula Oliveto, a la propia referente de la Coalición Cívica, se reunieron con el espía. Por ejemplo, D’Alessio visitó a Lilita en su casa de Exaltación de la Cruz.

Según declaró como testigo en Dolores, bajo juramento de decir verdad, el periodista Rolando Grañaafirmó:“D´Alessio tenía contacto con Paula Oliveto y me contó con lujo de detalles cómo se había reunido con Elisa Carrió en Exaltación de la Cruz, que Paula Oliveto lo lleva a ver a Elisa Carrió y que él habló sobre temas de narcotráfico largamente”.

Ante el peso de las evidencias, Oliveto no tuvo más remedio que blanquear que ella también se encontró con el espía ilegal. “Me habré reunido con él tres o cuatro veces en mi despacho. Él dijo que tenía información sobre el narcotráfico y el triple crimen”, afirmó. Sus contactos telefónicos fueron más fluidos. Por ejemplo, Oliveto fue una de las personas a las que D’Alessio contactó luego del allanamiento a su casa, antes de ser detenido.

Es por esa relación cercana con D’Alessio que Ramos Padilla resaltó en la imputación del falso abogado que “realizaba actividades de inteligencia y espionaje ilegales para reunir información que era puesta a disposición de distintos funcionarios públicos, miembros de los Ministerios Públicos Fiscales nacional y provincial, legisladores nacionales y/o periodistas. En particular, esta información era puesta a disposición de las Diputadas Nacionales Paula Olivetto, Elisa Carrió, del fiscal Carlos Stornelli y de Daniel Santoro, entre otros”.

Entre los distintos delitos que se investigan en Dolores figura el armado de causas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: