En asamblea general, los empleados de la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) decidieron iniciar el plan de lucha para reclamar una recomposición salarial y adicionales que no estén por debajo del 33% para el cierre de paritarias 2018.

Según indicaron desde el sector, “el salario de los trabajadores de la DNM perdió un 60% de su poder adquisitivo desde 2016, producto de la combinación de paritarias miseria con una inflación galopante. Pero más todavía si se toman en cuenta los tarifazos que impactan a los estatales como agua, luz, transporte, combustible”.

“Si no intervenimos con energía, volveremos a perder: mientras que el cierre de la paritaria 2018 que firmó el Gobierno nacional fue del 3% para los estatales, los empleados de Migraciones venimos perdiendo más del 26 % anual de nuestros ingresos. Las consultoras proyectan una inflación aproximada al 60% para este año y vemos que una vez más vamos a perder un amplio margen. Por lo que los ingresos serán más bajos. Por eso denunciamos que nos están entregando y convirtiendo en pobres con sueldos en blanco”, expresó Martín Ayala delegado y coordinador regional de ATE.

Según anticiparon también los trabajadores, las acciones se acrecentarán hasta tener las respuestas esperadas desde la DNM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: