El viento no dejó volar

La Selección no tuvo su mejor partido contra su par de Marruecos y estuvo lejos de mostrar lo que sus jugadores parecen potencialmente poder dar. Lo cierto es que uno de los pocos que le dio rebeldía al ataque del equipo de Lionel Scaloni fue Angel Correa, el autor del único gol.

«Me voy contento por los minutos que me tocaron y también por el gol, que sirvió para ganar este partido duro. Se estaba yendo de las manos, en una cancha difícil, con mucho viento, no se podía jugar, pero feliz porque ganamos», dijo Correa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: