El presidente, Alberto Fernández, confirmó que prorrogará el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) un mes más para todas las provincias. En una reunión con gobernadores, desde Nación dieron detalles de la oferta de la deuda y las negociaciones y se realizaron transferencias a las provincias.

A pesar de las especulaciones, las condiciones de la tercera fase del programa serán las mismas a las anteriores debido a la crisis económica por la pandemia. El jefe de Estado lo confirmó durante una reunión mediante teleconferencia con gobernadores de todo el país. De esta manera, el bono de $ 10.000 entregado por ANSES alcanzará a las 8,7 millones de personas que reciben el beneficio desde que comenzó la pandemia.

«El IFE significa que millones de argentinos no caigan en la pobreza, es una herramienta de emergencia que no vamos a poder darlo siempre», sintetizó el mandatario,. «Vamos a organizar el horizonte del país y ahí los necesito a ustedes para potenciar las economías regionales, tenemos que trabajar rápidamente para poner en marcha la economía argentina», les dijo a los jefes provinciales.

A su tiempo, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, describió que «el IFE tuvo un impacto muy positivo en las provincias para reactivar el consumo, es un impacto directo que alivia los ingresos familiares». Por eso aclaró que el presidente pidió que se extienda una vez más y para todo el país. «Esto no reemplaza la creación de empleo, hay que aprovechar este tiempo para reactivar todas las actividades que empiezan a generar empleo», aclaró rápidamente. «El gobierno esta haciendo un esfuerzo inédito en sus cuentas publicas y transfiriendo con equidad en las provincias», planteó Cafiero en referencia al IFE y a la nueva acta que salió hoy para otro ATP.

Alrededor de dos millones de personas obtuvieron su CBU en las últimas semanas.

La negociación de la deuda externa

«Queremos que todos los que gobiernan se enteren de lo que estamos haciendo con la deuda que heredamos», dijo Fernández a modo de introducción a la última propuesta de renegociación de deuda. El ministro de Economía, Martín Guzmán, agradeció el apoyo de los gobernadores en el proceso de canje de los bonos soberanos.

«Hicimos una oferta que muestra la gran voluntad del gobierno para llegar a un acuerdo, es el maximo esfuerzo que puede hacer Argentina y cumplirlo, hemos ido hasta el límite. La recepción inicial es positiva por parte de jugadores claves del mercado internacional», explicó.

Sobre el comunicado de rechazo de Blackrok, el economista respondió que «es consistente con lo mismo que plantearon en las negociaciones». Ante esto, dejó en claro: «No vamos a poner a Argentina de rodillas, es clave entender que ir mas allá nos dificultaría enormemente salir de la pandemia». Relató los fuertes apoyos que cosechó del Club de Paris y el G-20 a esta última propuesta y de la propia directora gerenta del FMI. «Hemos hecho un esfuerzo muy importante y es la hora de que ellos decidan», ultimó.

Más giros para las provincias

El ministro del Interior, Eduardo «Wado» De Pedro anunció desembosos a las provincias por $ 10.000 millones más en aportes al Tesoro nacional (ATN) en el marco del programa de apoyo financiero firmado hoy. El programa ya acumula $ 45.000 millones, que se complementan con el fondo fiduciario de desarrollo provincial de $ 60.000 millones.

Adelantó también que el Gobierno consiguió de la CAF un fondo no reembolsable de U$S 64 millones. Por este, cada ministro provincial firmó una solicitud para generar una distribución justa en función de los criterios federales y en el marco de la emergencia del coronavirus.

El pedido a los gobernadores

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, aprovechó la reunión para solicitarles a los gobernadores el apoyo parlamentario para algunos de los proyectos del Ejecutivo en esta línea. En primer lugar, les pidió el tratamiento de la deuda bajo legislación argentina que irá al Congreso en las próximas semanas para plantearles a los bonistas locales las mismas condiciones que la final cuando se cierre la negociación de los títulos ley Nueva York.

También requirió les pasen a los representantes provinciales en el Congreso la voluntad de ampliar el presupuesto para que el Tesoro pueda hacer frente a las nuevas transferencias a las provincias, el refuerzo alimentario, la AUH, el IFE 3 y otros, que suman más de $ 400.000 millones adicionales. Por último, les pidió que avalen la moratoria, que va desde el ultimo monotributista hasta la mayor industria.

El encuentro se dio desde la Residencia de Olivos y contó con la participación del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el titular del Ejecutivo de la provincia de Córdoba, Juan Schiaretti y su par santafesino, Omar Perotti, entre otros.

Del lado del Gobierno estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los ministros de Economía e Interior, Martín Guzmán y Eduardo «Wado» de Pedro y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: