Facundo Castro fue hallado sin vida el sábado 16 de agosto en un cangrejal de la localidad de General Daniel Cerri, en la zona de Villarino Viejo. Fue visto por última vez con vida el 30 de abril, cuando partió de Pedro Luro rumbo a Bahía Blanca. El cuerpo esqueletizado estaba incompleto, le faltaban los brazos y algunas piezas dentales.

La información fue comunicada por la jueza federal María Gabriela Marrón a Cristina Castro, en un audiencia remota que mantuvieron a las 11 de la mañana, y de la que participaron los abogados Luciano Peretto y Leandro Aparicio, y la Comisión Provincial por la Memoria, querellante institucional en la causa. El Equipo Argentino de Antropología Forense le informó oficialmente al juzgado Federal Nº 2 de Bahía Blanca el resultado de los estudios comparativos de ADN a los restos peritados en el laboratorio que tiene la organización en la provincia de Córdoba.

De la audiencia también participaron Luis Fondebrider, titular del EAAF, y Malena Derdoy, a cargo de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas.

La CPM anticipó en la noche de este martes que se trata de “un día importante para la causa pero también para Cristina y su familia”, y pidieron “respetar la intimidad”, además de tiempo y espacios “que son muy necesarios en estos momentos tanto para ella y su familia, como para el trabajo de las querellas”.

Con la confirmación de la muerte de Facundo, ahora las preguntas que deben formularse son claras: cuándo y cómo murió, y quiénes fueron los responsables en caso de que logre determinarse que se trató de una muerte violenta con participación de otras personas. Resta esperar la conclusión final de la autopsia para saber si fue posible determinar la data y la causa de la muerte, que se conocerá en un plazo no menor a 30 días y estará a cargo del EAAF.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: