POLITICA

Jueves de estampida

El feriado no salvó a bonos y acciones argentinas de una nueva caída en sus precios y, como consecuencia, el riesgo país marcó su máximo valor de la gestión Cambiemos. Con un alza de 3 por ciento, se ubica en 853 puntos a las 13:30. Se trata de la sobretasa que debe pagar el país para conseguir fondos con bonos de similares características que los emitidos por el Tesoro estadounidense. Por su parte, los ADR de acciones argentinas caían hasta casi 7 por ciento. El desplome tiene lugar luego de que el Gobierno anunciara un paquete de medidas de estímulo al consumo, que se basa en un acuerdo de precios congelados de una cesta de productos, líneas de crédito y pausa en los tarifazos hasta después de octubre.

El anuncio se realizó ayer, previo al fin de semana largo, con el objetivo de evitar que impacte en los precios de las acciones y bonos y en la volátil cotización del dólar. No obstante, las operaciones en Wall Street adelantan lo que será la operatoria la semana próxima cuando reabran los mercados en el país.

Por contraposición con los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense, el riesgo país se ubica en su mayor marca desde junio de 2014, cuando alcanzó los 873 puntos. En ese momento, sin acceso a los mercados financieros, la disparada se explicó por el endurecimiento del litigio del país con un grupo de fondos buitre y las amenazas de colocar al país en default selectivo.

La suba del riesgo país se inició ayer, apenas terminó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, de anunciar el paquete de medidas. Allí saltó 25 puntos básicos a 825 unidades, aunque llegó a tocar los 834 puntos, según la medición del JP Morgan.

La misma situación se refleja en el precio de los papeles privados, a través de los ADR (certificados para operar en Wall Street). En este mercado, lo peor pasa por las acciones bancarias. El BBVA Francés cae 6,8 por ciento, seguido por el Galicia (-6,2 por ciento) y el Macro (-6,1 por ciento). Los ADR de Telecom, luego de que se anunciara una tregua de precios al público en los planes prepago hasta el 15 de septiembre, retroceden 3,7 por ciento. Edenor registra una baja de 3,2 por ciento e YPF, baja 1,3 por cient

No pegamos una: «El presidente quiere que comamos hueso y grasa»

No podemos tener esos precios. La medida no puede tener gran alcance y el presidente «nos quiere hacer comer hueso y grasa»

El presidente de la Asociación de Propietarios de la Carnicerías, Alberto Williams, se refirió a las medidas del Gobierno que propuso la venta de cortes de carne a $149 por kilo. “Las carnicerías no pueden tener estos precios cuidados del Gobierno”, señaló.

Williams se mostró escéptico del alcance que tendrá la medida en la gente: “Ojalá sirva para la gente que no puede pagar la carne pero no la veo como una medida de alcance”. La carne que se pondrá a la venta para el programa es aquella que no ingrese en el circuito de exportación y “los exportadores no tienen una gran cantidad de carne”, comentó. Y subió el tono: “Le quieren hacer comer a los argentinos lo que no se llevan los exportadores. Es hueso y grasa”.

“El Gobierno mismo dijo que esta medida dura dos o tres meses. Está claro que lo hacen para intentar llegar a las elecciones”, aseguró. Y profundizó: “Las medidas del Gobierno son una propaganda ¿Cómo hace un jubilado que cobra $10 mil por mes para pagar 3 o 4 mil de crédito?”-

“Antes la gente compraba para quince días. Eso desapareció”, cerró Williams haciendo referencia a la modificación en los hábitos de consumo.

Macri propone eliminar la elección directa a diputados del Parlasur

El canciller Jorge Faurie se sumó ayer al anuncio realizado el día anterior por su par paraguayo, acerca de que los países del bloque acordaron suspender la elección directa de los diputados del Parlasur poniendo como excusa razones presupuestarias y las dificultades de los cuatro países para congeniar sus calendarios electorales. El gobierno de Mauricio Macri quiere que los parlamentarios sean diputados nacionales que desempeñen esa tarea, como era antes, pero no le resultará tan sencillo, ya que la elección directa está contemplada en una ley. “No se puede modificar así una ley electoral”, respondió Oscar Laborde, diputado del Parlasur del bloque FpV. “Los cancilleres negociaron una adenda al Protocolo del Mercosur, pero para que sea válida debería ser ratificada por los cuatro parlamentos. Y si Macri quiere suspender la elección tiene que modificar la ley, para lo que necesita una mayoría especial que difícilmente consiga”, agregó.

Nada mas que fracasos

La dupla Nicolás Dujovne (Hacienda y Finanzas)-Guido Sandleris (Banco Central) acordó con los técnicos del FMI una nueva alteración del programa económico electoral financiado por el organismo multilateral. Los valores del piso y el techo de la zona de intervención cambiaria se congelarán hasta fin de año. O sea, el tipo de cambio se moverá entre 39,75 y 51,45 pesos. Se fija el techo de la banda como un intento de frenar el proceso de aceleración de la tasa de inflación; no que no haya una inflación elevada, sino que no siga subiendo aún más desde los peores niveles desde 1991. Esta es la limosna que consiguió Dujovne mendigando clemencia a David Lipton, el número dos del FMI y representante de Estados Unidos, el hombre fuerte de esa tecnoburocracia de Washington. Una nueva muestra del compromiso electoral con la Alianza Cambiemos  del FMI-Estados Unidos.

El tipo de cambio estará fijo en esa banda de precios. Si se gatilla una corrida, como prevén analistas de la city a medida que se acercan las fechas de las elecciones, dolarización de activos que es habitual en períodos electorales, el Banco Central deberá defender ese techo. El recorrido hacia ese máximo desde el último cierre de la cotización en el segmento mayorista (42,39 pesos) es de 21,4 por ciento. Este sería lo máximo que el gobierno aceptaría ajustar el tipo de cambio hasta fin de año. Esto es en teoría en una nueva apuesta para domar a las fieras del mercado. Habrá que ver si los 60 millones de dólares que Hacienda rifará en el mercado financiero diariamente hasta totalizar 9600 millones, y los dólares que aportará el complejo agroexportador, serán suficientes.

Además de fijar el techo de la banda cambiaria, el gobierno anunciará mañana el congelamiento de precios de productos básicos de la canasta de consumo de los hogares. En otras circunstancias, esas medidas se podrían definir como parte de una estrategia heterodoxa, con el criterio de que el mercado no es el mejor asignador de los recursos y que resulta importante la intervención del Estado para compensar desequilibrios y ganar espacios de estabilidad. Pero en este caso, esas medidas sólo reflejan desesperación de un gobierno en descomposición, con un persistente retroceso en la consideración social del presidente Macri.

El objetivo es llegar con oxígeno a las elecciones PASO, en agosto, y de primera vuelta, en octubre. Estas iniciativas junto a las que anunciará mañana Macri, en el frente de tarifas (plana y en cuotas) y de créditos (la caja de la Anses para financiar préstamos a jubilados y titulares de AUH) forman parte de la estrategia electoral de la alianza macrismo-radicalismo.

 

En lucha permanente

En asamblea general, los empleados de la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) decidieron iniciar el plan de lucha para reclamar una recomposición salarial y adicionales que no estén por debajo del 33% para el cierre de paritarias 2018.

Según indicaron desde el sector, “el salario de los trabajadores de la DNM perdió un 60% de su poder adquisitivo desde 2016, producto de la combinación de paritarias miseria con una inflación galopante. Pero más todavía si se toman en cuenta los tarifazos que impactan a los estatales como agua, luz, transporte, combustible”.

“Si no intervenimos con energía, volveremos a perder: mientras que el cierre de la paritaria 2018 que firmó el Gobierno nacional fue del 3% para los estatales, los empleados de Migraciones venimos perdiendo más del 26 % anual de nuestros ingresos. Las consultoras proyectan una inflación aproximada al 60% para este año y vemos que una vez más vamos a perder un amplio margen. Por lo que los ingresos serán más bajos. Por eso denunciamos que nos están entregando y convirtiendo en pobres con sueldos en blanco”, expresó Martín Ayala delegado y coordinador regional de ATE.

Según anticiparon también los trabajadores, las acciones se acrecentarán hasta tener las respuestas esperadas desde la DNM.

Please doña Christine

La comitiva del Gobierno en Washington le rogó al Fondo Monetario Internacional por la flexibilización en la intervención del Banco Central en el mercado cambiario. Por órdenes del presidente, Mauricio Macri, los funcionarios se lo solicitaron al organismo internacional para llegar tranquilo a las elecciones.

Según indicó el portal BAE negocios, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, negocian con el Fondo para modificar la «zona de no intervención» del sistema de bandas cambiarias . El objetivo es habilitar al BCRA a taponar una eventual corrida cambiaria preelectoral que pueda poner fin a las aspiraciones de Macri en octubre.

Sin embargo, el organismo internacional de crédito se mantiene firme en su postura de no intervención. El director para América del FMI, Alejandro Werner, advirtió que «el país no debe cambiar las reglas».

De acuerdo al artículo, Sandleris habría querido hacerle entender al Fondo que una disparada del dólar antes de octubre puede dinamitar las chances de Macri a una reelección.

A matar, a morir nunca

En las últimas semanas, tanto el Presidente Mauricio Macri, junto con los ministros Marcos Peña y Dante Sica mantuvieron reuniones con varios de los más grandes empresarios (los pocos beneficiados por Cambiemos) con el fin de buscar su apoyo.

El macrismo, que en el año 2015 criticó las advertencias del kirchnerismo sobre qué pasaría de ganara Macri como una «campaña del miedo», ahora se encuentran en una gigantesca ironía: con las elecciones cerca y los números en rojosolo les queda convencer a sus supuesto aliados de ayudarlos.

«¿Cuánto pasaría a cotizar una empresa si Cristina se consagrara de nuevo presidenta? Sus valores caerían a la mitad o menos. El mercado amanecería patas para arriba el 28 de octubre. Los empresarios se irían a dormir con un patrimonio y se despertarían con otro”, dicen desde la mesa chica de Presidencia, en un afán por convencer al establishment de apoyarlos.

Según asegura Clarín, «las encuestas y trabajos de focus group que va coleccionado Jaime Durán Barba contemplan por primera vez la posibilidad de que Macri tenga que dejar su cargo«, lo que deja un final abierto. El Gobierno hará lo que sea para retener el poder.

Dentro de las conversaciones que entablan desde el Ejecutivo, remarcan que se interrumpirían los polémicos juicios a empresarios y dirigentes que lleva a cabo el cuestionado juez Claudio Bonadio y el aún más criticado fiscal Carlos Stornelli, como también que se meterá presos a otros «solo por pensar distinto».

El tridente ya ha mantenido reuniones con varios de los empresarios más poderosos: Luis Pérez Companc (Molinos), Paolo Rocca (Techint), Luis Pagani (Arcor), Eduardo Elsztain (IRSA) y Alfredo Coto (Supermercados Coto).

También está agendados para futuras reuniones Marcos Bulgheroni y Marcos Galperín, el dueño de Mercado Libre. No está claro si el mensaje que quiere transmitir Macri es en tono amigable, o más bien en tono apocalíptico, pero claro está que, mientras más se acerca octubre, la desesperación comienza manifestarse.

Elecciones 2019: La mejor

Según una encuesta Cristina Fernández de Kirchner es la mejor opción para derrotar a Macri.

Un estudio de opinión pública de la consultora Synopsis arrojó que el 66,9% de los argentinos y argentinas considera que la mejor candidata para quitar a Macri del poder en las próximas elecciones es la ex presidenta Cristina Kirchner.

El escenario planteado por el relevamiento de abril presenta como una lejana segunda opción a Roberto Lavagna, que es considerado como el mejor candidato opositor por el 19,1%, muy cerca del 14% que no sabe o no contesta.

La preferencia por CFK tiene aún más peso entre los hombres, donde el 67,8% opta por ella. Al tiempo que arrasa en la franja etaria que abarca desde los 16 a los 29 años, con casi el 70% de las adhesiones, muy cerca del 67,9% que la elige entre los mayores de 65 años.

Gobierno ocupado en lo que importa: Simulacro de incendio en Casa Rosada

El mismo se hará a partir de las 15 y constrará en una hipótesis de fuego en la zona de las obras que se están realizando en la Planta Baja, para lo cual se utilizarán máquinas de humo y efectos de sonido.

 

Inflación: Sexto cómodos y peleando con Sudán y Venezuela

De las estadísticas del Fondo Monetario Internacional  se desprende que la Argentina ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de inflación. Son tan solo 17 los países en el mundo (menos del 10% del total) los que registrarían un aumento en los índices de precios de dos dígitos. El primer lugar lo ocupa Venezuela, país que atraviesa un proceso hiperinflacionario. En segundo lugar se encuentra Sudán con 56%. A modo de referencia, descontada Venezuela, la inflación promedio de los mercados emergentes y en desarrollo se calcula en 4,9%. Dicho de otra forma, y si se cumpliera el pronóstico del Fondo, la inflación en la Argentina sería unas seis veces el promedio de los países en desarrollo.

Las proyecciones del Fondo contemplan que la economía argentina se contraiga en el primer semestre de 2019, ya que la demanda interna se desacelera en virtud de políticas más estrictas para reducir los desequilibrios. Pero espera que vuelva “a crecer en el segundo semestre del año a medida que se recupere el ingreso real disponible y la producción agrícola, tras la sequía del año pasado”. En suma, espera una caída de 1,2% del producto bruto interno para el año en curso y un crecimiento de 2,2% para 2020.

Con todo, el organismo advierte que “los riesgos a la baja para la economía siguen siendo considerables y su materialización podría llevar a un cambio en las preferencias de los inversionistas, abandonando los activos en pesos y presionando a la moneda y la cuenta de capital”. En este contexto, considera que “la implementación continua del plan de estabilización en el marco del programa de reforma económica apoyado por el FMI es crucial para apuntalar la confianza de los inversionistas y restaurar el crecimiento sostenible que eleva los estándares de vida de todos los segmentos de la sociedad”.

Como es tradicional, el Fondo insiste en la necesidad de alcanzar las promesas fiscales. Al respecto, afirma que ”cumplir con el objetivo de saldo fiscal primario de cero en 2019 y el 1% del PIB en 2020 es esencial para reducir las necesidades de financiamiento y evitar volver a encender las presiones de liquidez”.

Las estadísticas del Fondo también auguran que la desocupación se mantendrá en 9,9% de la población económica activa tanto en el año en curso como en el próximo (una suba de 0,7 respecto de 2018). También muestran una mejora significativa en el resultado de la cuenta corriente del balance de pagos, que pasa de un rojo de 5,4% del producto bruto interno a 2% en el año en curso y 2,5 en 2020.