POLITICA

Se largó: Retenciones, indemnizaciones, AUH, jubilaciones e impuestos en un día

En el marco de las primeras medidas destinadas a sacar de la emergencia a los que menos tienen, el gobierno de Alberto Fernández estableció un cambio en el régimen de retenciones a las exportaciones agropecuarias. En lugar de 4 pesos por dólar exportado, a partir de ahora se pagará una tasa fija de 9%.

La medida fue dispuesta por medio de un decreto publicado este sábado en el Boletín Oficial. Allí también se dio a conocer una resolución del Ministerio de Agricultura que va de la mano de la modificación: el cierre del registro en el que se declaran las exportaciones de granos y subproductos.

La modificación al esquema de retenciones es parte de los primeros pasos que empieza a dar la actual gestión para atender a los sectores menos favorecidos. A última hora del viernes, Fernández también dictó un decreto de necesidad y urgencia en el que fijó por 180 días la doble indemnización para los despidos sin causa.

Además el presidente y sus colaboradores ultiman los detalles del proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva . La iniciativa empezará a ser tratada la semana próxima en la Cámara de Diputados en el marco de las sesiones extraordinarias que convocó el Ejecutivo. Prevé aumentos en jubilaciones y AUH. Impuesto a las compras en el exterior y cambios en Bienes Personales. También contempla la modificación de la política fiscal regresiva que dejó Mauricio Macri.

El esquema de retenciones vigente hasta hoy también era parte de la herencia macrista. El anterior presidente impuso los 4 pesos por dólar en septiembre de 2018. Entonces el billete verde cotizaba en torno a los 38 pesos, con lo cual las retenciones equivalían a un 10%. Hoy, con el dólar al doble, representan la mitad.

El decreto fue firmado por Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Martín Guzmán; y el ministro de Agricultura, Luis Basterra. Este último fue quien firmó la resolución que cierra el registro de exportaciones.

No más ajuste

El Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas , afirmó que una de las claves “para que vuelvan las inversiones y el empleo” será “salir de la lógica del ajuste” y aseguró que, para que el programa económico tenga consistencia, la política productiva y monetaria estarán “absolutamente alineadas”.

«Estaremos trabajando en el corto plazo con el Ministerio de Economía en reestablecer las condiciones de confianza que permiten el crecimiento del país», definió el funcionario durante un diálogo con el CEO de Techint, Paolo Roca, en la 18ª edición del Foro ProPymes que tiene lugar en el barrio de Palermo.

Allí, frente a empresarios y representantes de distintos sectores, Kulfas remarcó la necesidad de “salir de la lógica del ajuste” permanente, como el que aplicó Mauricio Macri durante los últimos cuatro años. En ese período, añadió, hubo “una una política económica, monetaria y fiscal, muy adversa”

En ese sentido, dijo que el Gabinete del presidente Alberto Fernández tiene «muy claro» lo que ocurrió en el pasado e insistió que “lo que tenemos en este nuevo gobierno es un absoluto alineamiento del equipo económico con una fuerte presencia del ministro de Economía, que es Martín Guzman, un economista muy preparado», sostuvo.

Durante la conversación con Roca, el ministro destacó que se haya decidido que su ministerio absorbiera las secretarías de Minería y de Energía e indicó que sólo quedó por fuera sector del campo, dado que Agricultura tiene rango de ministerio, conducido por Luis Basterra.

«El campo quedó por afuera pero ya estamos trabajando desde el primer día para tener una política articulada. Tenemos una objetivo muy claro de tener una política absolutamente alineada», dijo el funcionario.

Ni el tiro del final

La inflación de los últimos doce meses alcanzó a 52,1 por ciento. Este año será el primero desde 1991 que el índice de precios al consumidor supere el 50 por ciento. Las estimaciones para diciembre llegan hasta el 5 por ciento por la tanda de aumentos que autorizó Mauricio Macri antes de dejar el poder. El rubro Alimentos y bebidas fue uno de los que más trepó el mes pasado, con 5,3 por ciento y un acumulado en doce meses de 54,6 por ciento.

Impulsado por la corrida cambiaria tras las Primarias, el índice de precios registró otro salto en noviembre. A lo largo de los últimos veintiún meses, la inflación se mantuvo siempre por encima del 2 por ciento mensual.

El pico más elevado se alcanzó en septiembre del año pasado, con el 6,5 por ciento, seguido del 5,9 por ciento del mismo mes de este año. Completa el podio el 5,1 por ciento de octubre de 2018. Esos máximos son respuestas a las bruscas devaluaciones del peso.

En contra de sus promesas de campaña, Mauricio Macri concluyó su mandato con una inflación interanual que más que duplicó el ritmo de variación de los precios que encontró cuando asumió el gobierno en 2015.

Arriba Evo

El presidente derrocado de Bolivia, Evo Morales, arribó en las últimas horas a la Argentina desde Cuba, informó el Canciller Felipe Solá. El jefe de Estado electo estaría acompañado por el vicepresidente Álvaro García Linera.

El líder boliviano se reencontrará con sus hijos, Álvaro y Evaliz, quienes se refugiaron en nuestro país tras el golpe de Estado perpetrado por las Fuerzas Armadas y la derecha boliviana. La noticia, que fue confirmada por Felipe Solá, había sido adelantada por el periodista Ari Lijalad en El Destape Radio. 

«Acaba de llegar a Ezeiza», afirmó Solá, quien manifestó que Morales estaría acompañado por una ministra del gobierno boliviano. El funcionario sostuvo que en la noche del miércoles firmó una concesión para el ingreso de una comitiva de cinco personas.

«Le hemos dado el asilo para que ingrese al país, pero ellos van a pedir ser refugiados en un trámite que lo aprueba el Ministerio de Interior», informó el canciller.

Los representantes de la Argentina en el Parlasur prorrogarán sus mandatos hasta nuevas elecciones

El Parlamento del Sur, en reunión plenaria, decidió dar continuidad a los actuales parlamentarios de la Argentina, hasta tanto se produzca la renovación de las bancas en los términos que lo determina la legislación de nuestro país. Es decir que los diputados consagrados en 2015 por los distritos, como Cecilia Britto por Misiones, y por las listas partidarias, como Julia Perié, prorrogarán mandatos hasta tanto se convoque a nuevas elecciones.

La decisión del Parlasur es un mecanismo de preservación de las representaciones nacionales y se aplica para que en casos excepcionales como el registrado en la Argentina por la negativa del gobierno de Mauricio Macri a convocar a elecciones, como debió hacerlo este año, ningún país del Mercosur se quede fuera del organismo que se introdujo con el propósito de potenciar las representaciones populares en el espacio común que constituyeron los países de la región.
Esta decisión del Parlasur tiene sustento político y jurídico en el fallo de la Cámara Nacional Electoral que el pasado 23 de octubre no sólo le ordenó al Gobierno convocar a elecciones para representantes del Parlasur, sino que también rechazó la suspensión de las dietas de los legisladores de ese cuerpo que había dispuesto la administración de Macri al comienzo de su gestión. En el fallo le dio la razón al parlamentario Alejandro Karlen que había demandado al Estado a través de un amparo. La jueza María Servini había sentenciado que las partidas para sueldos y viáticos debían ser incluidas en el Presupuesto, pero el Ejecutivo apeló y acusó a la magistrada de “exceso de jurisdicción”. Los fallos fueron apoyados por la fiscalía y ambos datan de octubre y noviembre de 2016. Los camaristas Santiago Corcuera y Alberto Dalla Vía recordaron que ellos mismos ordenaron ese año que los conceptos debían ser solventados de acuerdo al Protocolo Constitutivo del Parlasur, algo que había quedado dilatado de manera indefinida.
La cuestión jurídica se desprende del Reglamento del Parlamento del Mercosur en la sección segunda –Derechos y Obligaciones- que en el punto 1 del artículo 12 prescribe que “los Parlamentarios y Parlamentarias permanecerán en funciones hasta la apertura de la primera sesión del Parlamento del siguiente período parlamentario de las elecciones en las que resulten electos sus reemplazantes”. Al estar ese acuerdo homologado por el Congreso con fuerza de ley, y no habiéndose convocado la elección como destacó la CNE al contrario de lo que indicaba la norma en vigencia, los actuales representantes tendrían legitimidad para continuar. Incluso, porque la ley lo prescribe así, hasta las próximas elecciones generales de 2023, ya que deben acompañar las presidenciales.
En sintonía con el discurso de Alberto F
Es posible, y muy probable, que el presidente Alberto Fernández sostenga la decisión del Parlasur al menos hasta el 2021 cuando se convoquen a las elecciones parlamentarias en la Argentina. Más allá de las cuestiones jurídicas, en el discurso pronunciado ayer ante la Asamblea Legislativa, el flamante Presidente destacó que pretende establecer una “diplomacia comercial dinámica que sea políticamente innovadora. Por eso en materia de relaciones internacionales, pondremos en marcha una integración plural y global”. Adelantó que la Cancillería “estará concentrada en conquistar nuevos mercados, motorizar exportaciones, generar una activa promoción productiva de inversiones extranjeras directas, que contribuyan a modificar procesos tecnológicos y a generar empleo”.
Y ante el proceso de globalización, subrayó primero la necesidad de insertarse en el mundo pero defendiendo los intereses nacionales, y recordó que Perón sostenía la tesis de la integración regional. “Vamos a robustecer el MERCOSUR y la integración regional, en continuidad con el proceso iniciado en 1983 y potenciado desde 2003”, enfatizó para revelar la necesidad de construir con Brasil, una agenda ambiciosa, innovadora y creativa, en lo tecnológico, productivo y estratégico, que esté respaldada por la hermandad histórica de nuestros Pueblos y que va más allá de cualquier diferencia personal de quienes gobiernan la coyuntura”.
Es el esquema en el que los representantes de los pueblos de los países de la Región, adquieren voz propia en organismo como el Parlasur.

Oscar Laborde fue elegido presidente del PARLASUR

La Mesa Directiva del Parlasur resolvió este lunes la aplicación del articulo 12 de su reglamento interno, ante la falta de convocatoria a elecciones de parlamentarios por el gobierno de Macri, y teniendo en cuenta el fallo de la Cámara Electoral Argentina, que obliga a subsanar rápidamente la situación. También se consideró para la resolución, la existencia de un proyecto de ley, que tiene estado parlamentario, convocando elecciones para el año 2021. Esta resolución fue respaldada en la sesión plenaria por unanimidad.

Ademas, al corresponderle a la Argentina la presidencia pro tempore del organismo en el año 2020, y ante la propuesta de todos los diputados de esa delegación, se decidió por el voto unánime de los parlamentarios de todos los países, que ese lugar lo ocupara Oscar Laborde.

El ventilador a 360 grados

El falso abogado Marcelo D’Alessio continuaba declarando, al caer la noche de este lunes, en el mayor de los secretos. Todo transcurría en una pequeña oficina de la fiscalía federal de Dolores y, según trascendió, D’Alessio continuará declarando este martes y posiblemente también el miércoles, porque más allá de sus dichos el fiscal Juan Pablo Curi le hará una gran cantidad de preguntas. Asistido por su abogado, Claudio Fogar, D’Alessio intenta convencer a Curi para que lo acepte como arrepentido, algo que no es sencillo porque el fiscal ya rechazó a dos imputados anteriores que llegaron a Dolores con la idea de acogerse a los beneficios de esa ley. Entre esos beneficios podría estar una excarcelación o, al menos, una prisión domiciliaria.

D’Alessio empezó a declarar cerca de las diez de la mañana y hubo varios cuartos intermedios a lo largo de las horas en las que estuvo en la fiscalía. Todo indica que el falso abogado se quedará a dormir en una comisaría de Dolores y recién retomará la declaración cerca de las 16 de este martes: es que su abogado tiene un audiencia judicial y por lo tanto no se podrá arrancar antes.

Respecto del contenido, tanto el defensor de D’Alessio como el fiscal mantuvieron absoluta reserva. La declaración está siendo grabada y todo indica que el acusado reconocerá algún delito de extorsión y de espionaje ilegal –las pruebas son demoledoras– y tratará de convencer al fiscal explicándole cómo era el organigrama de las operaciones de espionaje ilegal, con cabeza en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). También es muy posible que reconozca que algunas de las investigaciones –también ilegales– que puso en marcha fueron por pedido de legisladoras de la Coalición Cívica y no está claro si va a involucrar al fiscal Carlos Stornelli y al periodista Daniel Santoro. Es un hecho que D’Alessio estuvo estudiando la indagatoria que Stornelli prestó la semana pasada.

Una vez terminada la declaración, Curi deberá resolver si acepta o no a D’Alessio como arrepentido. Y en caso de que lo acepte, la última palabra la tendrá el juez Alejo Ramos Padilla.

En las espaldas de Curi pesan las sospechas de que desde el inicio de la causa ha jugado a favor de la estructura judicial–política–mediática con sede en Comodoro Py, que siempre quiso derribar la causa de Dolores. Curi dictaminó varias veces que el expediente que instruye Ramos Padilla debe pasar al edificio de Retiro donde, ya se sabe, Stornelli juega de local y lo mismo sucede con otros de los imputados.

Es seguro que Curi le exigirá a D’Alessio pruebas de todo lo que diga, algo que no es para nada sencillo. Por un lado, el falso abogado ha demostrado su capacidad para mentir y falsear hechos e identidades. Por el otro lado, buena pare de sus operaciones se hicieron en el marco del aparato de inteligencia que, supuestamente, se cuida de dejar rastros.

Grande Cala

El conductor de Cocineros Argentinos, Guillermo Calabrese, publicó un mensaje en su cuenta personal de Twitter por la vuelta del peronismo al gobierno. Calabrese se había jugado su puesto en la TV Pública cuando en el piso tocaron el hit del verano contra Mauricio Macri.

«Volvimos!!», escribió el cocinero y compartió una foto con la Plaza de Mayo llena del pueblo en un festejo patrio.

Calabrese había sido noticia en 2018 cuando en el programa Cocineros Argentinos tocaron el hit del verano contra Mauricio Macri en pleno programa de la TV Pública.

 

El peor de todos los tiempos

En menos de 48 horas concluye el peor gobierno democrático de la historia moderna en este país. Los intentos postreros de construir un relato que haga más ligero el juicio de la historia chocan de frente con la realidad. No importa con qué vara se lo mida, Mauricio Macri dejará el país con más pobres y más hambre, con menos empleo y de peor calidad, con la salud en crisis, la educación abandonada y el desarrollo científico y tecnológico relegado de cualquier lista de prioridades. La institucionalidad, tan cara a la mitología republicana, sufrió durante los últimos cuatro años dobleces y contorsiones inéditas. El asedio a adversarios políticos y empresarios díscolos terminó con muchos de ellos en la cárcel; la prensa crítica fue castigada con cierres de medios, despidos, listas negras y represión; la titular de la Oficina Anticorrupción termina envuelta en al menos media docena de investigaciones por corrupción; hubo ciudadanos presos por insultar a Macri; policías condecorados por matar por la espalda; jueces y fiscales desplazados a dedo para montar en el Poder Judicial una máquina de perseguir.

Haber llegado al final de su mandato es una cucarda por la que el Presidente debe agradecerle a la sociedad por la que tanto desprecio ha demostrado, y a una oposición que se comportó de forma madura y se preocupó más por ser una alternativa electoral exitosa que por aprovechar la debilidad de su rival. No está de más recordarlo: Macri estuvo match-point abajo muchas veces en el tramo final de su gobierno y el peronismo nunca dio el paso que faltaba para sacarlo de la cancha antes de tiempo. Hay pocas medallas más que pueda prenderse en el pecho. El saneamiento del INDEC es una que nadie discute, aunque medir la pobreza no es excusa para que aumente, argumento que sostienen de manera recurrente los panelistas del PRO en programas periodísticos. En materia de infraestructura, los avances reales no fueron sustancialmente distintos a los del período anterior. Un gobierno que se jacta de haber revolucionado la obra pública se despide sin dejar un solo mojón. Demasiado poco para la generación que creía haber venido a cambiar la historia. Menos mal.

Las cifras que dio a conocer la UCA en la última semana del mandato de Macri son aterradoras: según este observatorio, en septiembre un 40,8 por ciento de los argentinos no superaban la línea de la pobreza. El número será peor a fin de año, por el impacto en el bolsillo de la inflación de octubre, noviembre y diciembre. El mismo indicador, en diciembre de 2015, marcaba 29 por ciento. Otros métodos de medición muestran conclusiones similares: la proyección de los datos del Indec saneado ponen la pobreza en 27 puntos al final del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, al igual que los índices ponderados de los institutos de estadística provinciales. Todavía no están los datos oficiales de cómo quedará al final del gobierno de Cambiemos, pero todos los especialistas descuentan que no será debajo del 40 por ciento. En cualquier caso estamos hablando de un aumento cercano al 50 por ciento. Por cada dos pobres que había en Argentina en 2015, ahora hay tres. El diagnóstico se agraba cuando se hace foco en los niños. Seis de cada diez, en la argentina de Macri, habitan en hogares donde no están satisfechas las necesidades básicas.

Cuando Macri asumió, todos los estudiantes secundarios en la escuela pública recibían una computadora. Hoy, ese programa ya no existe. El de Cambiemos fue el gobierno que menos escuelas construyó desde 1983. En la provincia de Buenos Aires, por primera vez en la historia, un mandato concluye con menos escuelas que las que había al comenzar. Desde hace más de un año, los argentinos no tenemos ministerio de salud. Desde hace veinte días ni siquiera tenemos una secretaría: tras la renuncia de Adolfo Rubinstein, su sillón quedó vacante. El Presidente no consideró necesario designar un reemplazo, aunque sí realizó nombramientos en el cuerpo diplomático. Prioridades. “Generar trabajo es la única forma genuina de salir de la pobreza”, había dicho. Durante su mandato, se duplicó el desempleo y se perdieron alrededor de ciento cuarenta mil puestos de trabajo genuino en la industria. “La inflación es algo simple de resolver”. Dejará al país con la peor marca desde la última hiper. “Quiero que me juzguen por si puedo o no reducir la pobreza”, propuso al comienzo de su mandato. Su fracaso fue completo.

Ante la imposibilidad de dar siquiera excusas respecto a la performance económica, la estrategia de Macri viró a plantear su legado como una cuestión de salto de calidad institucional. Con ayuda inestimable de algunos medios y comunicadores, instaló en un sector de la sociedad que su gobierno fue “más republicano” y “menos corrupto” que los anteriores. Tampoco hay evidencia de que esto haya sido así. Al contrario, Cambiemos a cruzado varias veces una línea que en 1983 la sociedad argentina había acordado no pisar. El lapidario informe de Naciones Unidas sobre la falta de independencia judicial alcanza para echar por tierra cualquier pretensión de institucionalidad ejemplar. Entre otras cosas, pide explicaciones por el hostigamiento a la exprocuradora Alejandra Gils Carbó, nombramientos arbitrarios, manipulación del Consejo de la Magistratura y el desplazamiento de fiscales en causas sensibles al gobierno. El abuso de las prisiones preventivas como herramienta de coacción de “arrepentidos” y para encarcelar a dirigentes opositores no tiene precedentes en la historia de la democracia reciente en el país.

Tampoco hubo más libertad de expresión. Por el contrario, durante los últimos cuatro años se perdieron cuatro mil quinientos puestos de trabajo en la industria periodística. Representan un 30 por ciento de los puestos de trabajadores bajo convenio, según un informe de Sipreba sobre los cuatro años de macrismo. El hecho más oscuro fue la toma de Radio América y Tiempo Argentino en manos de una patota protegida por la Policía Federal. Las presiones y prisiones a dueños de medios críticos esconden tramas de extorsión y negocios sucios que recién están empezando a salir a la luz. Horacio Verbitsky, Roberto Navarro y Víctor Hugo Morales, las voces más fuertes contra el gobierno, perdieron sus trabajos. Durante la cobertura de la represión social, la mira policial estuvo puesta en los trabajadores de prensa: desde 2016, 28 fueron detenidos y 55 resultaron heridos por balas de goma. La persecución no se limitó a los periodistas: hubo ciudadanos procesados en la justicia por insultar al Presidente en las redes sociales y una mujer fue detenida por hacerlo durante una de las recorridas de campaña. Su marido había perdido el empleo días antes.

Por último, el gobierno de Cambiemos se va envuelto en una serie de denuncias de corrupción que alcanzan a una buena parte del gabinete macrista, empezando por el propio Presidente. Hay por lo menos cuatro causas donde la evidencia lo complica: la compraventa presuntamente irregular de parques eólicos, la deuda de Correo Argentino, la adjudicación de beneficios indebidos a empresas de peajes vinculadas con su empresa familiar y la venta de dos centrales eléctricas. Otros funcionarios que deberán pasar por los tribunales son los exministros de Energía, Juan José Aranguren y Javier Iguacel; el ministro de Defensa, Oscar Aguad y el de Justicia, Germán Garavano. Si prospera la denuncia que sostiene que el acuerdo con el FMI fue ilegal, buena parte del gabinete económico deberá dar explicaciones. Sin embargo, el caso más emblemático fue el de la titular de la Oficia Anticorrupción, Laura Alonso, que termina envuelta en al menos media docena de investigaciones por no haber intervenido en denuncias contra sus compañeros de gabinete. A lo mejor, si hubiera sido abogada, como se exige para su cargo, se habría ahorrado algunos problemas.

Regalo de Navidad

La cúpula directiva del Grupo Clarín, encabezada por Héctor Magnetto, fue sobreseída por una causa de lavado de activos. La denuncia databa de 2012 y hacía alusión a transferencias bancarias en el exterior, las cuales presentaban irregularidades.

En el último día de Mauricio Macri como presidente, el juzgado federal n° 9 resolvió confirmar los sobreseimientos de Magnetto, Lucio Pagliaro, José  Aranda y Jorge Rendo, entre otros directivos del multimedio ultramacrista.

¿Qué planteaba la denuncia? La Unidad de Información Financiera (UIF) denunció operaciones concretadas por integrantes de Clarín que justificaban una sospecha sobre la comisión del delito de lavado de activos. De ahí, la UIF puso el foco en la conformación de una sociedad en los Estados Unidos, de la cual resultó la adquisición de acciones de la firma CIMECO SA, valiéndose de sumas obtenidas a través de un préstamo del Credit Suisse de Londres, luego transferidas a cuentas bancarias de sociedades integrantes del Grupo Clarín.

El origen de la apertura de la causa se dio a partir de declaraciones del exejecutivo del JP Morgan Hernán Arbizu. Sin embargo, el juzgado determinó la libre culpabilodad de los cabecillas del grupo.

«La Sala destacó que en otra causa se había descartado que aquello presentado por los acusadores como ‘posible ilícito precedente’ del lavado, fuera delito. Se aludió al fallo del juzgado n° 12 donde se rechazó cualquier corroboración de los dichos de Arbizu, señalando entre otras cosas que ‘no se ha agregado a estas actuaciones ninguna constancia que dé cuenta de la sospecha de que alguna de las personas mencionadas en el párrafo anterior, tuviera una actividad ilícita de la cual pudieran provenir los bienes y/o las sumas de dinero’, marcó el fallo. “Tampoco se ha incorporado elemento de convicción que pudiera proporcionar un mínimo de sospecha de que todo o parte del volumen de dinero que estaría depositado en el extranjero pudiera proceder de alguna actividad ilícita”, dictaminó el juzgado.