NACIONALES

Oscar Laborde fue elegido presidente del PARLASUR

La Mesa Directiva del Parlasur resolvió este lunes la aplicación del articulo 12 de su reglamento interno, ante la falta de convocatoria a elecciones de parlamentarios por el gobierno de Macri, y teniendo en cuenta el fallo de la Cámara Electoral Argentina, que obliga a subsanar rápidamente la situación. También se consideró para la resolución, la existencia de un proyecto de ley, que tiene estado parlamentario, convocando elecciones para el año 2021. Esta resolución fue respaldada en la sesión plenaria por unanimidad.

Ademas, al corresponderle a la Argentina la presidencia pro tempore del organismo en el año 2020, y ante la propuesta de todos los diputados de esa delegación, se decidió por el voto unánime de los parlamentarios de todos los países, que ese lugar lo ocupara Oscar Laborde.

Grande Cala

El conductor de Cocineros Argentinos, Guillermo Calabrese, publicó un mensaje en su cuenta personal de Twitter por la vuelta del peronismo al gobierno. Calabrese se había jugado su puesto en la TV Pública cuando en el piso tocaron el hit del verano contra Mauricio Macri.

«Volvimos!!», escribió el cocinero y compartió una foto con la Plaza de Mayo llena del pueblo en un festejo patrio.

Calabrese había sido noticia en 2018 cuando en el programa Cocineros Argentinos tocaron el hit del verano contra Mauricio Macri en pleno programa de la TV Pública.

 

Arriba los de abajo

El presidente Alberto Fernández prepara su plan de aumento de emergencia para las jubilaciones mínimas. El incremento superará a la inflación, que este año cerrará por arriba del 55% fruto de las políticas económicas de Mauricio Macri.

Por el recorte previsional de 2017, los jubilados perderían contra los precios por, al menos, 4,5 puntos porcentuales, según pudo confirmar El Destape por parte del equipo entrante. El primer objetivo de Alejandro Vanoli cuando desembarque en ANSES será eliminar esa brecha e, incluso, mejorar el poder adquisitivo en la medida en que el balance del organismo se lo permita.

Entonces, el alza base equivaldrá a $ 419. El aumento que entregue el Gobierno a partir de allí dependerá de cuán desfinanciado haya dejado Mauricio Macri al ente previsional.

A diciembre, los haberes más bajos se incrementaron 51,1% interanualmente a $ 14.067,93. La inflación para el cierre del año puede ascender al 55,6%, según el guarismo entregado por el último relevamiento de expectativas de mercado del Banco Central, que suele subestimar la realidad.

Además, el nuevo director ejecutivo de ANSES buscará aliviar las deudas de los jubilados y pensionados, que debieron incrementar sus pasivos para llegar a fin de mes.

Cambiemos implementó aumentos trimestrales (en lugares de semestrales) al mismo tiempo que cambió la fórmula por una perjudicial. En medio de una violenta represión en las calles, el Congreso aprobó una ecuación que pondera con un 70% a las variaciones del índice de precios al consumidor elaborado por el Indec y un 30% a las del índice RIPTE (remuneración imponible promedio de los trabajadores estables).

El peor de todos los tiempos

En menos de 48 horas concluye el peor gobierno democrático de la historia moderna en este país. Los intentos postreros de construir un relato que haga más ligero el juicio de la historia chocan de frente con la realidad. No importa con qué vara se lo mida, Mauricio Macri dejará el país con más pobres y más hambre, con menos empleo y de peor calidad, con la salud en crisis, la educación abandonada y el desarrollo científico y tecnológico relegado de cualquier lista de prioridades. La institucionalidad, tan cara a la mitología republicana, sufrió durante los últimos cuatro años dobleces y contorsiones inéditas. El asedio a adversarios políticos y empresarios díscolos terminó con muchos de ellos en la cárcel; la prensa crítica fue castigada con cierres de medios, despidos, listas negras y represión; la titular de la Oficina Anticorrupción termina envuelta en al menos media docena de investigaciones por corrupción; hubo ciudadanos presos por insultar a Macri; policías condecorados por matar por la espalda; jueces y fiscales desplazados a dedo para montar en el Poder Judicial una máquina de perseguir.

Haber llegado al final de su mandato es una cucarda por la que el Presidente debe agradecerle a la sociedad por la que tanto desprecio ha demostrado, y a una oposición que se comportó de forma madura y se preocupó más por ser una alternativa electoral exitosa que por aprovechar la debilidad de su rival. No está de más recordarlo: Macri estuvo match-point abajo muchas veces en el tramo final de su gobierno y el peronismo nunca dio el paso que faltaba para sacarlo de la cancha antes de tiempo. Hay pocas medallas más que pueda prenderse en el pecho. El saneamiento del INDEC es una que nadie discute, aunque medir la pobreza no es excusa para que aumente, argumento que sostienen de manera recurrente los panelistas del PRO en programas periodísticos. En materia de infraestructura, los avances reales no fueron sustancialmente distintos a los del período anterior. Un gobierno que se jacta de haber revolucionado la obra pública se despide sin dejar un solo mojón. Demasiado poco para la generación que creía haber venido a cambiar la historia. Menos mal.

Las cifras que dio a conocer la UCA en la última semana del mandato de Macri son aterradoras: según este observatorio, en septiembre un 40,8 por ciento de los argentinos no superaban la línea de la pobreza. El número será peor a fin de año, por el impacto en el bolsillo de la inflación de octubre, noviembre y diciembre. El mismo indicador, en diciembre de 2015, marcaba 29 por ciento. Otros métodos de medición muestran conclusiones similares: la proyección de los datos del Indec saneado ponen la pobreza en 27 puntos al final del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, al igual que los índices ponderados de los institutos de estadística provinciales. Todavía no están los datos oficiales de cómo quedará al final del gobierno de Cambiemos, pero todos los especialistas descuentan que no será debajo del 40 por ciento. En cualquier caso estamos hablando de un aumento cercano al 50 por ciento. Por cada dos pobres que había en Argentina en 2015, ahora hay tres. El diagnóstico se agraba cuando se hace foco en los niños. Seis de cada diez, en la argentina de Macri, habitan en hogares donde no están satisfechas las necesidades básicas.

Cuando Macri asumió, todos los estudiantes secundarios en la escuela pública recibían una computadora. Hoy, ese programa ya no existe. El de Cambiemos fue el gobierno que menos escuelas construyó desde 1983. En la provincia de Buenos Aires, por primera vez en la historia, un mandato concluye con menos escuelas que las que había al comenzar. Desde hace más de un año, los argentinos no tenemos ministerio de salud. Desde hace veinte días ni siquiera tenemos una secretaría: tras la renuncia de Adolfo Rubinstein, su sillón quedó vacante. El Presidente no consideró necesario designar un reemplazo, aunque sí realizó nombramientos en el cuerpo diplomático. Prioridades. “Generar trabajo es la única forma genuina de salir de la pobreza”, había dicho. Durante su mandato, se duplicó el desempleo y se perdieron alrededor de ciento cuarenta mil puestos de trabajo genuino en la industria. “La inflación es algo simple de resolver”. Dejará al país con la peor marca desde la última hiper. “Quiero que me juzguen por si puedo o no reducir la pobreza”, propuso al comienzo de su mandato. Su fracaso fue completo.

Ante la imposibilidad de dar siquiera excusas respecto a la performance económica, la estrategia de Macri viró a plantear su legado como una cuestión de salto de calidad institucional. Con ayuda inestimable de algunos medios y comunicadores, instaló en un sector de la sociedad que su gobierno fue “más republicano” y “menos corrupto” que los anteriores. Tampoco hay evidencia de que esto haya sido así. Al contrario, Cambiemos a cruzado varias veces una línea que en 1983 la sociedad argentina había acordado no pisar. El lapidario informe de Naciones Unidas sobre la falta de independencia judicial alcanza para echar por tierra cualquier pretensión de institucionalidad ejemplar. Entre otras cosas, pide explicaciones por el hostigamiento a la exprocuradora Alejandra Gils Carbó, nombramientos arbitrarios, manipulación del Consejo de la Magistratura y el desplazamiento de fiscales en causas sensibles al gobierno. El abuso de las prisiones preventivas como herramienta de coacción de “arrepentidos” y para encarcelar a dirigentes opositores no tiene precedentes en la historia de la democracia reciente en el país.

Tampoco hubo más libertad de expresión. Por el contrario, durante los últimos cuatro años se perdieron cuatro mil quinientos puestos de trabajo en la industria periodística. Representan un 30 por ciento de los puestos de trabajadores bajo convenio, según un informe de Sipreba sobre los cuatro años de macrismo. El hecho más oscuro fue la toma de Radio América y Tiempo Argentino en manos de una patota protegida por la Policía Federal. Las presiones y prisiones a dueños de medios críticos esconden tramas de extorsión y negocios sucios que recién están empezando a salir a la luz. Horacio Verbitsky, Roberto Navarro y Víctor Hugo Morales, las voces más fuertes contra el gobierno, perdieron sus trabajos. Durante la cobertura de la represión social, la mira policial estuvo puesta en los trabajadores de prensa: desde 2016, 28 fueron detenidos y 55 resultaron heridos por balas de goma. La persecución no se limitó a los periodistas: hubo ciudadanos procesados en la justicia por insultar al Presidente en las redes sociales y una mujer fue detenida por hacerlo durante una de las recorridas de campaña. Su marido había perdido el empleo días antes.

Por último, el gobierno de Cambiemos se va envuelto en una serie de denuncias de corrupción que alcanzan a una buena parte del gabinete macrista, empezando por el propio Presidente. Hay por lo menos cuatro causas donde la evidencia lo complica: la compraventa presuntamente irregular de parques eólicos, la deuda de Correo Argentino, la adjudicación de beneficios indebidos a empresas de peajes vinculadas con su empresa familiar y la venta de dos centrales eléctricas. Otros funcionarios que deberán pasar por los tribunales son los exministros de Energía, Juan José Aranguren y Javier Iguacel; el ministro de Defensa, Oscar Aguad y el de Justicia, Germán Garavano. Si prospera la denuncia que sostiene que el acuerdo con el FMI fue ilegal, buena parte del gabinete económico deberá dar explicaciones. Sin embargo, el caso más emblemático fue el de la titular de la Oficia Anticorrupción, Laura Alonso, que termina envuelta en al menos media docena de investigaciones por no haber intervenido en denuncias contra sus compañeros de gabinete. A lo mejor, si hubiera sido abogada, como se exige para su cargo, se habría ahorrado algunos problemas.

Regalo de Navidad

La cúpula directiva del Grupo Clarín, encabezada por Héctor Magnetto, fue sobreseída por una causa de lavado de activos. La denuncia databa de 2012 y hacía alusión a transferencias bancarias en el exterior, las cuales presentaban irregularidades.

En el último día de Mauricio Macri como presidente, el juzgado federal n° 9 resolvió confirmar los sobreseimientos de Magnetto, Lucio Pagliaro, José  Aranda y Jorge Rendo, entre otros directivos del multimedio ultramacrista.

¿Qué planteaba la denuncia? La Unidad de Información Financiera (UIF) denunció operaciones concretadas por integrantes de Clarín que justificaban una sospecha sobre la comisión del delito de lavado de activos. De ahí, la UIF puso el foco en la conformación de una sociedad en los Estados Unidos, de la cual resultó la adquisición de acciones de la firma CIMECO SA, valiéndose de sumas obtenidas a través de un préstamo del Credit Suisse de Londres, luego transferidas a cuentas bancarias de sociedades integrantes del Grupo Clarín.

El origen de la apertura de la causa se dio a partir de declaraciones del exejecutivo del JP Morgan Hernán Arbizu. Sin embargo, el juzgado determinó la libre culpabilodad de los cabecillas del grupo.

«La Sala destacó que en otra causa se había descartado que aquello presentado por los acusadores como ‘posible ilícito precedente’ del lavado, fuera delito. Se aludió al fallo del juzgado n° 12 donde se rechazó cualquier corroboración de los dichos de Arbizu, señalando entre otras cosas que ‘no se ha agregado a estas actuaciones ninguna constancia que dé cuenta de la sospecha de que alguna de las personas mencionadas en el párrafo anterior, tuviera una actividad ilícita de la cual pudieran provenir los bienes y/o las sumas de dinero’, marcó el fallo. “Tampoco se ha incorporado elemento de convicción que pudiera proporcionar un mínimo de sospecha de que todo o parte del volumen de dinero que estaría depositado en el extranjero pudiera proceder de alguna actividad ilícita”, dictaminó el juzgado.

Con todo y para todes

Alberto Fernández comenzará a cumplir su promesa electoral en forma inmediata . En su primera semana de gestión va a aumentar jubilaciones, Asignación Universal por Hijo y salarios públicos y privados. Así espera comenzar a “encender la economía”.

También lanzará de inmediato una canasta básica alimentaria de 200 productos a precios rebajados y controlados y una tarjeta alimentaria para dos millones de personas en la que se invertirán 40 mil millones de pesos. Habrá medicamentos gratis para jubilados y para los beneficiarios del plan remediar.

Y una reconfiguración del cuadro tarifario que resultará en que durante seis meses nadie pagará aumentos y muchos se sumarán a la tarifa social. Todas estas medidas de suba de ingresos directos e indirectos deberían resultar en una suba del consumo, la producción y el empleo.

Los economistas

Alberto estará atrás de todos estos temas. Las cabezas desarrollistas del equipo económico, Matías Kulfas, Cecilia Todesca y Mercedes Marcó del Pont, estarán en la letra fina. El presidente será un administrador muy riguroso: no quiere tener déficit fiscal.

Santiago Cafiero, hombre de diálogo pero muy firme en sus posiciones,  estará apoyando la expansión, pero a la vez controlando la disciplina, austeridad y transparencia. La palabra final la tendrá él. Salvo que tercie el presidente.

Llevar adelante el programa expansivo que se detalla en la nota y sostener equilibrio fiscal necesita buena administración e ir a buscar recaudación en los sectores que ganaron estos cuatro años. Ahí se verá la habilidad política y económica del equipo.

Martín Guzmán en Economía significa que el país no se va a hundir en la recesión para pagar la deuda. El flamante ministro piensa que si hiciera eso, de todas maneras, tarde o temprano, el país caería en default. Por eso busca el apoyo del fondo para hacerle una propuesta a los acreedores privados que limpie de pagos los primeros 3 o 4 años para que el país se fortalezca para luego poder pagar.

La sintonía entre Guzmán y Kulfas es fundamental: en el tiempo que consiga el ministro de Economía para pagar, el de Desarrollo tiene que aumentar fuertemente las exportaciones para conseguir los dólares. Si no se logra, pronto volverán las restricciones externas.

Ahí entra a jugar un lugar fundamental el secretario de Energía, Sergio Lanziani. Aún si Argentina consigue aumentar sus ventas externas de productos industriales, sin duda el aumento sustancial vendrá de la energía. Habrá que moverse rápido: inversiones, producción y exportación para lograr que el sector aporte entre 10 y 15 mil millones de dólares dentro de 3 años.

El secretario tiene negociadas inversiones de empresas de Estados Unidos, China, Rusia, Alemania, Corea, México y Arabia Saudita. Alberto le pone muchas fichas al rol del canciller Felipe Solá en estas negociaciones, un hombre que gobernó una provincia grande como un país y lo hizo bien. Además, Felipe es pragmático: no le importa si son de izquierda o de derecha, quiere inversiones.

Con un horizonte sin pagos de deuda y con ingreso de inversiones, aunque sea lento al principio, el tipo de cambio se moverá poco: eso servirá para frenar la inflación. Quizá el problema sea que no se retrase el dólar.

El Gobierno necesita un dólar competitivo para exportar, pero fundamentalmente para cobrarle retenciones al campo sin que los reclamos escalen demasiado. Es decir, si se quieren subir los aranceles un promedio de un 7%, lo mejor es que no salga del bolsillo del productor, sino que sea fruto de un tipo de cambio más alto.

En los papeles es un plan cumplible. La rápida y exitosa re negociación de la deuda es un requisito sin el cual nada de esto funcionaría. De ahí la importancia crucial de los que ocurra en los primeros meses.

Los políticos

Argentina es hasta ahora el único país de la región que pudo darle una salida electoral al reclamo generalizado contra el agobio de una derecha descarnada. Por historia, por organizaciones sindicales y sociales fuertes, por los organismos de derechos humanos, por el enorme movimiento feminista, se mantuvo una estructura de lucha que se fue articulando al gran partido popular. Cristina y Alberto hicieron el resto.

Ahora hay que mantener la rueda girando y en lo posible avanzar. El plan político del gobierno es de características similares a su plan electoral: apertura, búsqueda de consensos y conveniencias mutuas. Casi con todos.

La presencia de Wado en Interior es fundamental. En silencio, fue un factor determinante de la unidad. Esa tarea la sigue haciendo en todos los ámbitos: puede hablar con un intendente, un banquero o el presidente de la Rural.

El tándem Alberto, Wado y Cafiero es la base política en el Ejecutivo. Pero, al contrario de lo que dicen los editorialistas de grandes diarios, este gobierno tendrá un volumen político muy fuerte basado en lo que suma en el Congreso con las figuras de Cristina, Máximo y Sergio Massa.

¿Puede haber ruidos en la coalición en algún momento? Sí, como en todas las que existen en el mundo. En principio, está claro que los intereses de todos están alineados y a nadie le conviene sacar los pies del plato.

¿Quiénes van a estar en contra? Eso puede variar; no necesariamente los actores se mueven siempre en la misma dirección. Sí hay un elemento que juega negativamente en la región es la presión de los Estados Unidos por buscar alineamientos absolutos en su disputa con China. Para eso ha hecho alianzas con las elites locales: el campo y los grandes medios de comunicación aparecen hasta ahora como los más confrontativos.

Clarín y La Nación golpean a Alberto y Cristina como si fueran enemigos y nada indica que vayan a cambiar de actitud. Son enemigos de Cristina, son parte de esa alianza local con Estados Unidos y piensan que con su ayuda Cambiemos puede volver al gobierno en 2023.

El Grupo América negocia y habrá que ver cómo se acomoda: no puede virar de discurso de un día para el otro. Canal 9 se asoció a Víctor Santa María, dueño de Página/12. Aún con el fuerte crecimiento de Indalo y El Destape, así como está el mapa de medios será mayoritariamente opositor desde el primer día. Una buena política de medios del gobierno que impulse el desarrollo de los medios del campo popular será imprescindible.

Mauricio versus Macri

Fue patético el jueves el esfuerzo de Mauricio Macri para disipar en una nube de falsedades el 41 por ciento de pobreza que deja, el ahínco para hacer que la clase media olvide la calidad de vida que perdió, para que nadie repare en la manipulación de jueces y fiscales para perseguir a opositores, o la persecución y encarcelamiento de dueños de medios críticos. El país que deja este personaje es lamentable y representa el fracaso de una elite empresaria que se autoproclamó “el mejor equipo de los últimos 50 años”. Habló de transparencia y corrupción el presidente al que investigadores alemanes le descubrieron más de 40 cuentas offshore de las que se utilizan para lavar o evadir, el mismo que trató de hacer desaparecer las deudas multimillonarias de sus empresas con el Estado y que está acusado de haber realizado negociados con sus aerolíneas, autopistas y empresas de energía.

El estilo de Macri ha sido acusar a sus adversarios de cometer las cosas que en realidad hace él. Por ejemplo, un gran lavador al que se le descubren cuentas offshore pondría en el organismo encargado de perseguir el lavado y la evasión, a abogados que hayan defendido a evasores. Oh, casualidad, Macri puso al frente de la UIF a dos abogados del banco HSBC, al que la justicia francesa le descubrió, entre otras, cuatro mil cuentas no declaradas de argentinos en su filial de Suiza. Es la República macrista S.A.

Hizo siempre lo contrario de lo que dijo. Habló de independencia de la Justicia y tuvo una mesa judicial para apretar y manipular jueces y fiscales. Habló de inserción en el mundo y lo que hizo fue que el mundo se insertara en el país y destruyera la economía al levantar las barreras a la importación. El caradura dijo que mejoró la educación, cuando bajó más del 30 por ciento el presupuesto, no construyó escuelas y dejó a las que había con goteras, grietas en las paredes, sin calefacción ni electricidad, techos que se derrumban, garrafas que explotan, además de suspender la distribución de computadoras entre los chicos. Y mostró unos numeritos que dicen que los pibes aumentaron diez puntos la comprensión de textos.

Mostrar esos numeritos fue un acto de crueldad cuando la mayoría de los chicos que van a la escuela están bajo la línea de pobreza o sufren hambre. 68%, 74, menos 82 o lo que sea, la matemática de Macri es puro invento si los chicos tienen hambre. Fue una bajeza.

Macri reivindicó que ahora exportan energía. Porque esa energía ya no se utiliza en el país que deja Macri con una industria raquítica que funciona en muchos casos con menos del 50 por ciento de su capacidad instalada. Sobra energía porque la industria consume menos. Una familia de cuatro que vive con lo justo tendrá de sobra si se mueren dos.

Resaltar como un acto monumental de la obra pública 700 kilómetros de caminos en cuatro años es una obra maestra del terror. No hizo escuelas, ni hospitales, no hizo casi infraestructura y destruyó la industria, pero batió récords para tomar deuda y dejar al país enajenado por varias generaciones. Ni una palabra para explicar adónde fueron los 150 mil millones de dólares que tomó prestados

Macri se reivindica como el rey de la tolerancia. Pero calificó de traidores a los diputados que salieron de Juntos para el Cambio para hacer un bloque aparte. Recuperó esa palabra de los peores momentos de la historia política del país. Es una expresión que no tiene retorno, que se aplica cuando el enfrentamiento es insanable y por cualquier medio. Es una palabra que desde los ’70 se ha tratado de evitar.

La elección de esa expresión no es casual. El macrismo se esforzó por quemar desde el principio cualquier puente de diálogo o regla de juego en común. Fue una estrategia rancia de autoritarismo que hizo imposible la convivencia democrática con la primera fuerza de oposición. Ese autoritarismo ha sido siempre el rasgo característico de la alianza Cambiemos. Macri dice ahora que realizará una oposición democrática. La experiencia indica que, como hizo siempre, hará todo lo contrario de lo que dice.

Plata en el bolsillo

La diputada nacional del Frente de Todos Mirta Tundis adelantó que el proyecto de ley de Presupuesto 2020 que diseña el equipo técnico del próximo gobierno y que en la semana entrante comenzará a ser discutido en el Congreso prevé un “pago de adicionales” que implicarán “un aumento” en los haberes de las jubilaciones y pensiones.

“Sabemos que Alberto Fernández tiene un presupuesto asignado para mejorar la situación y darle algo a los jubilados” que compensaría al menos “el 20 por ciento de la pérdida del poder adquisitivo que tuvieron los jubilados” durante este año, reveló la legisladora.

Según Tundis, esa “recuperación” se daría “en adicionales” que significarán “un aumento del haber jubilatorio mínimo”. “Plata para los jubilados va a haber”, remarcó durante una entrevista por Futurock.

Además, ratificó que el equipo que diseña el esquema de gastos del Estado para el año próximo “está trabajando sobre la medicación gratuita” para  jubilados y pensionados, algo que fue una de las promesas de campaña del mandatario electo. “Lo que sabemos es que no va a ser un año fácil y no se va a bajar la inflación fácilmente. Va a ser como comenzar a levantar una casa destruida”, aclaró la diputada.

También disparó contra los funcionarios Luis María Blaquier y Juan Martín Monge Varela, quienes “tendrán que dar explicaciones de los movimientos” que hicieron mientras estuvieron al frente de la administración del Fondo de Garantías de Sustentabilidad de la Anses.

“Ese fondo, en 2015 tuvo 64 mil millones de dólares. Hoy tiene 25 mil millones de dólares y está lleno de papelitos porque el Gobierno hizo uso y abuso” de ese dinero, acusó.

Una vulgar y estúpida mentira

A sólo unas horas de dejar el poder, Mauricio Macri compartió un balance de gestión a través de una cadena nacional, rompiendo la última de sus promesas, en la que desparramó mentiras. Repasemos algunas

Mejora de Ezeiza:

Mentira: Mejoramos la infraestructura de aeropuertos de todo el país, incluido Ezeiza donde las obras están a punto de terminar y va a ser el aeropuerto más moderno de Suramérica».

Realidad: En septiembre durante las obras del aeropuerto internacional de Ezeiza se produjo un accidente fatal.  En un trágico derrumbe en la construcción de la Terminar C, murió un capataz y 13 trabajadores resultaron heridos.

Libertad de Prensa

Mentira: «Vivimos cuatro años de libertad total de expresión y de prensa, sin guerra contra el periodismo ni ataques del gobierno a quienes piensan distintos».

Realidad: Desde que inició el gobierno Macri se perdieron 3127 puestos registrados en el área de prensa sólo en la Ciudad de Buenos Aires y unos 4500 en todo el país. Según el informe del Sindicato de Prensa de Buenos Aires, 990 despidos en la Ciudad solo ocurrieron durante 2018 y 288 en los primeros cinco meses de 2019. La trágica cifra implica la pérdida de aproximadamente un 30% de los puestos de los trabajadores y las trabajadoras bajo Convenio Colectivo.

Independencia de la Justicia

Mentira: «Dejamos más de 300 jueces y fiscales designados por concurso y aprobados por el Senado. Respetamos la independencia de los jueces y le dimos herramientas para que puedan investigar mejor».

Realidad: La ONU envió una carta al gobierno de Mauricio Macri pidiéndole explicaciones por la persecución a jueces y fiscales que no respondían a los designios de la Casa Rosada. La nota, dirigida a la Cancillería por el Relator Especial sobre la independencia de los abogados y magistrados, se refiere a un posible «plan sistemático» contra funcionarios judiciales, entre ellos la ex procuradora Alejandra Gils Carbó y el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla.

Política de Género

Mentira: «En estos años acompañamos la creciente demanda de igualdad entre hombres y mujeres que viene de la sociedad. Tomamos medidas importantes para combatir la violencia de género».

Realidad: El retroceso de estos últimos cuatro años en políticas destinadas a la equidad de géneros y a combatir las violencias machistas también se ve reflejado en el presupuesto 2020 que envió Cambiemos al Congreso para que lo discuta el próximo gobierno. Si se observan aquellas partidas presupuestarias con la etiqueta especial PPG, que identifica por segundo año consecutivo la incidencia directa en la disminución de las brechas de género, quedan en evidencia el ajuste y desmantelamiento. Los principales recortes son en áreas gubernamentales destinadas a la violencia de género, a la educación sexual, a la igualdad laboral y a la entrega de anticonceptivos y tratamientos de salud sexual.

Aborto Legal

«Habilitamos un debate amplio y generoso sobre el aborto».

Realidad: En octubre el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, confesó en redes sociales que Mauricio Macri hizo todo lo posible para intervenir para que no se legalizara el aborto el 8 de agosto de 2018.

Cristina Britez y «Cacho» Bárbaro: Jura e integración al Bloque del FdT

Pasado el mediodía de este miércoles juraron los nuevos diputados en la Cámara baja, en una sesión que definió la elección de Sergio Massa como presidente del cuerpo y que marcó una reconfiguración del peso de los partidos tras las elecciones de octubre.
El peronismo, unificado, tendrá a Máximo Kirchner como jefe de bloque y un piso de 120 legisladores. Que sumado a un acuerdo con un nuevo interbloque de ocho legisladores aliados impulsado por el exintendente de Tigre deja a la bancada a tiro de conseguir quorum.

Muy diferente es la situación del interbloque de Juntos por el Cambio, que redujo su composición de 119 a 116 integrantes por las deserciones de Beatriz Ávila, Antonio Carambia y Miguel Ansaloni. Con este panorama, la bancada comandada por el radical Mario Negri deberá trabajar para no seguir desintegrándose.
La sesión fue convocada por el actual titular de la Cámara, Emilio Monzó, que les tomó juramento a los diputados nacionales que asumirán en sus bancas el próximo 10 de diciembre.
Por Misiones asumió como electo Héctor Cacho Bárbaro por el Frente de Todos, reelecta Cristina Britez por el Frente de Todos, Diego Sartori electo por el Frente Renovador de la Concordia para el periodo, Alfredo Schiavoni electo por Juntos por el Cambio.