NACIONALES

Precios descongelados

Antes de que el plan de Precios Esenciales logre hacer pie en los supermercados, algunas de las empresas de alimentos que negociaron con el Gobierno están enviando nuevas listas para aplicar desde el próximo lunes. Es el caso de Molinos Río de la Plata, que sube 14 por ciento el precio de la yerba Chamigo, 4 por ciento el de Nobleza Gaucha y 15 por ciento el café Arlistán. A su vez, La Paulina anunció un incremento de 9,5 por ciento promedio en su línea de lácteos. La tibia gestión oficial para detener la escalada inflacionaria está siendo rebasada por la necesidad de las empresas de hacer caja ante la abrupta caída del consumo. En ese proceso, hasta los economistas afines al Gobierno presentaron pronósticos desalentadores respecto de la evolución de los precios en lo que queda del mandato de Mauricio Macri. Su proyección es que en los últimos siete meses de gestión de la actual administración la inflación no bajará del 2 por ciento mensual. Para abril, dato que el Indec publicará el próximo miércoles, esperan un alza del 4 por ciento. El Presidente deberá lograr la reelección si quiere tener revancha en esta materia, donde el fracaso es más evidente por las expectativas que había creado Cambiemos antes de alcanzar el poder.

El piso de  inflación de 2 por ciento mensual hasta fin de año forma parte de los pronósticos que publicó el Banco Central en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM). En el informe de este mes, un total de 51 bancos, universidades y economistas de la city porteña estiman que en el trimestre en curso la inflación promediará 3,2 por ciento mensual, en el tercer trimestre quedará en 2,3 por ciento mensual y en el último, entre octubre y diciembre, arrojará 2,1 por ciento en promedio por mes. El IPC nacional de 2019 marcará entonces un alza del 40,5 por ciento, 4,5 puntos más que lo previsto en la encuesta anterior. Entre los participantes de la compulsa de la autoridad monetaria figuran consultores como Miguel Angel Broda, Eduardo Levy Yeyati, Roberto Frenkel, Martín Redrado, Miguel Kiguel, Orlando Ferreres y Federico Furiase, bancos como el HSBC, JP Morgan, Merrill Lynch, Santander Río, BBVA Francés y Galicia, y entidades como FIEL, Abeceb, Puente y Libertad y Progreso.

La última vez que la medición de la inflación por parte del Indec empezó con 1 fue en enero de 2018, cuando arrojó 1,8 por ciento. Desde entonces y hasta fin de año, si se cumplen los cálculos de esos economistas y bancos, que suelen ser moderados en relación a lo que después ocurre en la realidad, se encadenarán 23 meses consecutivos con aumentos superiores al 2 por ciento por mes. Es el peor registro desde la hiperinflación de 1990, 29 años atrás. En el total del gobierno de Macri, en tanto, serán 35 meses con inflación de 2 por ciento o más por mes y solo 13 por debajo de ese umbral.

Una de las razones fundamentales de la estampida inflacionaria es la inestabilidad del tipo de cambio, que resultó un factor casi permanente desde diciembre de 2015. Para el último tramo de la gestión, el Gobierno y el FMI se pusieron como modesto objetivo no sufrir nuevas embestidas en la cotización del dólar. Sin embargo, como dejaron abiertos todos los canales para la fuga de divisas, la posibilidad de cumplir esa meta dependerá del humor de los mercados y de la confianza que logren recrear entre los ahorristas. Es una apuesta de alto riesgo. Las estadísticas del BCRA muestran que en las últimas semanas se aceleró la salida de capitales especulativos y empezó un proceso de cancelación de plazos fijos en pesos para orientarse a la compra de dólares. Por ahora ese desplazamiento ocurre sin prisa pero sin pausa. La incapacidad del oficialismo para asegurar que no se le escapará el dólar, las tensiones en los mercados internacionales y los movimientos políticos de cara al proceso electoral configuran un escenario en el cual lo más probable es que la adquisición de divisas se intensifique y el valor del billete verde tienda a subir.

Así lo expone el último documento de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo Económico (FIDE), que dirige Mercedes Marcó del Pont: “Desde nuestro punto de vista, la crisis es cambiaria, no financiera (…) No se puede ignorar que los dólares no alcanzan, ni alcanzarán, para pagar la deuda, garantizar los depósitos en moneda extranjera, cubrir el desequilibrio de cuenta corriente y además financiar la fuga”. Por lo tanto, las presiones para una mayor devaluación serán cada vez graves. “A nuestro juicio, los plazos fijos del sector privado constituyen el colchón de excedente en pesos que puede ejercer el mayor impacto desestabilizador sobre el mercado de cambios”, advierte. En ese sentido, puntualiza que el 94 por ciento de esas colocaciones, equivalentes a más de 24.000 millones de dólares, vencen antes de las elecciones presidenciales de octubre. ¿Qué harán los ahorristas, renovar esos depósitos en moneda nacional o pasarse a dólares hasta que termine de definirse el nuevo presidente? El 66 por ciento de ese stock, a su vez, tiene vencimiento en los próximos 60 días. Es decir que los titulares de plazos fijos en pesos por el equivalente a 16.000 millones de dólares deberán decidir en el transcurso de los próximos dos meses si permanecen en esa moneda, apostando a las altísimas tasas de interés, u optan por el camino más conservador de refugiarse en la compra de dólares. El 60 por ciento de esa cifra, unos 9500 millones de dólares, se encuentra en manos de personas físicas, en tanto que el resto corresponde a plazos fijos de empresas.

La veloz caída de las reservas del Banco Central no ayuda a mejorar las expectativas en el frente cambiario. En el último mes bajaron nada menos que 9370 millones de dólares. Es un monto que estremece por la velocidad con que se están yendo las divisas del crédito del Fondo Monetario para cubrir vencimientos de deuda y financiar la fuga de capitales. El próximo gobierno quedará con la obligación de devolver el préstamo al FMI pero los dólares ya se habrán esfumado de las arcas del Banco Central. El 9 de abril, cuando ingresó el último tramo del Stand-By del FMI, por 10.800 millones de dólares, las reservas llegaron al record de 77.481 millones. Ayer finalizaron en 68.111 millones.

Contrastar esas cifras con las proyecciones oficiales expone las dudas que crecen en el mercado. “A nuestro juicio, carece de fundamento la hipótesis planteada por el ministro de Economía cuando dejó saber que, de acuerdo a sus estimaciones, la fuga proyectada de aquí a fin de año sumaría unos 7000 millones de dólares. Para tener una idea de la brecha entre esa estimación y la realidad es bueno recordar que durante el primer trimestre del año la compra de dólares para atesoramiento ascendió, en términos netos, a 4695 millones”, confronta el informe de FIDE.

Precios que no paran y dólar inestable dan forma a una realidad que el Gobierno no ha podido modificar en tres años y medio. Esperar una mejora en el tramo final de la gestión, sin cambios en las políticas que provocaron la crisis, supone apenas una muestra de voluntarismo.

«Si es candidata yo la acompaño»

El intendente de Tigre Julio Zamora confirmó que acompañará a Cristina Kirchner como candidata presidencial si finalmente es la postulante del peronismo para estas elecciones 2019. Se trata de un hombre clave en el Frente Renovador, el armado creado por Sergio Massa.

En declaraciones a Navarro 2019, por El Destape Radio, Zamora afirmó: “voy a acompañar a Cristina si es la candidata del PJ”. Del mismo modo señaló que vio a “una Cristina renovada, con templanza y sin ser neutral”. En ese sentido destacó que «la mención de Gelbard me parece importante, recuperar a esa dirigencia empresaria». «Dijo que no tenemos que volver a todo, sino cambiar y mejorar»

El jefe comunal de Tigre señaló que “se está generando una confluencia de dirigentes” y pidió una unidad: “todavía hay mucho camino por recorrer aunque falten pocos días para cerrar las alianzas.Es necesaria una gran construcción de un bloque dominante de mayorías para poder encarar los años que vienen y que el pueblo no sufra más”.

Axel Kicillof: «Hicieron todo mal»

A un año del anuncio del acuerdo del Gobierno con el FMI, el exminsitro de Economía Axel Kicillofaseguró que “nadie puede querer un default”. Además, acusó a Cambiemos de manejar «tremendamente mal el timón de la economía».

Desde Washington, el diputado nacional afirmó: «Nadie puede querer un default. Lo que pasa es que el problema es en qué condiciones va a estar la economía y qué va a hacer el Gobierno de acá a diciembre». En la misma perspectiva, agregó que todo lo que pase hasta fin de año será “responsabilidad del Gobierno y el FMI”.

El legislador viajó a la capital estadounidense e hizo escala en México, donde se reunió con altos funcionarios del gobierno de Andrés López Obrador y brindó una conferencia en la Universidad Autonóma de México (UNAM). «Todas las preguntas sobre economía o deuda son a nosotros», destacó Kicillof en alusión al kirchnerismo.

“Durante el Gobierno de Cristina Kirchner cumplimos con todos nuestros compromisos, nunca tuvimos una postura de no cumplirlos», remarcó el exministro de Crsitina Kirchner entre 2013 y 2015.

Tachar Boleta

Con la derrota de Mario Negri prácticamente asegurada dentro de las mediciones del propio Gobierno, Luis Juezse encuentra desesperado por poder retener aunque sea la Ciudad de Córdoba, donde se presenta como candidato a intendente.

En la provincia cordobesa, es un sistema de boleta única en la que se debe tachar con una «x» el frente que se quiere votar, salvo que se quiera «cortar» boleta, caso en el que no se debe marcar el frente, sino cada candidato para cada categoría por separado.

Ante la inminente derrota de Negri a nivel provincial, Juez comenzó a insistirle a su equipo de campaña para que le expliquen (sobre todo a las personas mayores) cómo «marchetearse» y votar por él.

«Ale, la forma más fácil a la gente grande es darle el voto ya marcado para que lo lleven de machete y después lo copien en el cuarto oscuro. Eso está permitido por la junta electoral, los tipos lo pueden llevar en un bolsillo y después sacan ahí y lo copian», explica en el audio.

«Hay que explicarles así, marcándoles para que tengan en claro cómo tienen que después pasar el voto a la boleta única. El resto qué va a ser, no nos podemos renegar más que eso, es lo que hay», sintetizó.

 

Falso positivo

El presidente Mauricio Macri aseguró que en su gestión de tres años y medio electrificaron el trenRoca, dispusieron su funcionamiento y sostuvo que hace cuarenta años no se invertía en la Argentina. Sin embargo, la realidad desmiente al jefe de Estado y muestra que sólo fue a cortar una cinta.

«En tres años y medio pusimos el ferrocarril Roca en plenitud, electrificado y con frenos automáticos», manifestó Macri. Sin embargo, el financiamiento de la obra proveniente del Banco Interamericano de Desarrollo fue conseguido por el gobierno anterior y la electrificación estaba en un 90 por ciento terminada en 2015.

Al cruce de Macri salió Juan Manuel Belén, responsable de prensa y comunicación del partido de Florencio Randazzo: «En el Roca hicieron algo: plotearon los trenes con publicidad de un supermercado y de una marca de alfajor… Si no me creen pregunten todo esto a los usuarios, que además viajan peor que antes… Sacaron trenes nuevos y pusieron trenes viejos a circular. Insólito!»

«Hace cuarenta años que no se invertía en seguridad en los trenes metropolitanos», afirmó Macri. Sin embargo una reporte del Banco Interamericano de Desarrollo lo desmiente: en 2013 informaba acerca del plan de reforma de los trenes metropolitanos con la inversión del BID.

Lilita es un soldado

La causa por espionaje ilegal que se sustancia en la justicia federal de Dolores reveló, por ejemplo, que la diputada nacional y cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, mantiene vínculos con el submundo de la inteligencia. Surgen nombres y apellidos a los que se vincula con “Lilita”.

El contacto con Carrió que ganó mayor notoriedad pública fue el del espía ilegal, Marcelo D’Alessio. El expediente que impulsa el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, dejó al descubierto sus vínculos con la banda que integraba el falso abogado hoy detenido.

Desde la mano derecha de Carrió, la diputada nacional Paula Oliveto, a la propia referente de la Coalición Cívica, se reunieron con el espía. Por ejemplo, D’Alessio visitó a Lilita en su casa de Exaltación de la Cruz.

Según declaró como testigo en Dolores, bajo juramento de decir verdad, el periodista Rolando Grañaafirmó:“D´Alessio tenía contacto con Paula Oliveto y me contó con lujo de detalles cómo se había reunido con Elisa Carrió en Exaltación de la Cruz, que Paula Oliveto lo lleva a ver a Elisa Carrió y que él habló sobre temas de narcotráfico largamente”.

Ante el peso de las evidencias, Oliveto no tuvo más remedio que blanquear que ella también se encontró con el espía ilegal. “Me habré reunido con él tres o cuatro veces en mi despacho. Él dijo que tenía información sobre el narcotráfico y el triple crimen”, afirmó. Sus contactos telefónicos fueron más fluidos. Por ejemplo, Oliveto fue una de las personas a las que D’Alessio contactó luego del allanamiento a su casa, antes de ser detenido.

Es por esa relación cercana con D’Alessio que Ramos Padilla resaltó en la imputación del falso abogado que “realizaba actividades de inteligencia y espionaje ilegales para reunir información que era puesta a disposición de distintos funcionarios públicos, miembros de los Ministerios Públicos Fiscales nacional y provincial, legisladores nacionales y/o periodistas. En particular, esta información era puesta a disposición de las Diputadas Nacionales Paula Olivetto, Elisa Carrió, del fiscal Carlos Stornelli y de Daniel Santoro, entre otros”.

Entre los distintos delitos que se investigan en Dolores figura el armado de causas.

Con CFK Adentro

La Casa Rosada recalculó su estrategia para mantenerse en la agenda política y tras los rechazos recogidos desde el peronismo federal por la imposición de un documento con diez puntos -alineados a la política del FMI- para un supuesto acuerdo con la oposición, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, comenzó la semana adelantando que también será convocada la ex presidenta Cristina Kirchner.

De todas formas, Frigerio sinceró la preocupación que lleva al Gobierno a conseguir un acuerdo opositor, que contempla la participación del kirchnerismo: «Sobre la Argentina hay muchas dudas, sobre todo en el exterior», afirmó.

«Nos tenemos que poner de acuerdo en qué cosas no van a formar parte de la discusión electoral, con qué cosas no se joroba», señaló el ministro en la búsqueda de un mensaje para el FMI y jugadores del mercado.

Frigerio, en diálogo con radio La Red, también blanqueó las dudas que existen hacia adentro de la alianza Cambiemos y aseguró que hasta el cierre de listas se mantendrán las negociaciones para «ampliar la base de sustentación» con el radicalismo y parte del peronismo. «Son cosas que algunos venimos planteando hace mucho tiempo», marcó el ministro exponiendo también la extensa interna abierta en el PRO respecto de las negociaciones con el peronismo federal.

«La convocatoria a la búsqueda de consensos básicos no tiene que excluir a nadie y, por supuesto, Cristina Fernández de Kirchner representa a una parte del electorado importante de la Argentina y tiene que estar en la mesa», confirmó el titular de la cartera de Interior y adelantó que «probablemente sea convocada esta semana».

El ministro -a cargo de las negociaciones con el peronismo junto al saliente presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó- reconoció que el acuerdo «intentó trabajarse sin tomar estado público» con una parte del peronismo nucleado en Alternativa Federal y que tras ser filtrado «la reacción no fue la mejor» entre los que no fueron convocados.

Aunque el documento fue filtrado con sus diez puntos redactados y los nombres de los dirigentes peronistas con los que se había negociado, Frigerio consideró esta mañana que «no es un contrato de adhesión ni un decálogo» sino «simplemente el inicio de una conversación para llegar a acuerdos básicos».

En ese punto, el ministro reiteró el pedido de un «esfuerzo» a la oposición como hizo el presidente Mauricio Macri el viernes frente a la inestabilidad económica que está generando falta de confianza en el país. «Sobre la Argentina hay muchos dudas, sobre todo en el exterior, de que podamos ponernos de acuerdo en muchas cosas», indicó.

En cuanto a las internas dentro de la propia alianza de Gobierno, Frigerio recogió el guante lanzado por el radicalismo y no descartó que «se amplíe la base de sustentación política», en referencia a la incorporación de sectores del peronismo. «Son cosas que algunos venimos planteando hace mucho tiempo», sinceró la interna que se mantiene dentro del PRO, con el sector encabezado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Tras participar ayer de la presentación de su libro en la Feria del Libro, Frigerio calificó al ex ministro de Economía Martín Losteau como «un político muy valioso» y sostuvo que «hay que hacer todos los esfuerzos para que se sienta parte» de Cambiemos.

Respecto de alcanzar el acuerdo con poco más de un mes para el cierre de alianzas electorales, Frigerio confió que «en la política argentina cuatro semanas es un montón de tiempo» y aseguró que «si alcanza para ampliar algo, hasta el 22 de junio, eso hay que sostenerlo».

Roberto Lavagna: «El acuerdo de Macri es puro Marketing electoral»

Roberto Lavagna usó las redes sociales para destrozar los diez puntos de un «acuerdo de estabilidad» presentado por Cambiemos y Juan Manuel Urtubey y Miguel Ángel Pichetto.

En su cuenta de Twitter, el ex Ministro de Economía respondió uno a uno los puntos del oficialismo.

«Punto 1: “Lograr y mantener el equilibrio fiscal”. El equilibrio fiscal logrado por medio de una recesión económica no es ni viable, ni sostenible. Solo una economía en marcha puede alcanzar un equilibrio que sea además socialmente aceptable», sostuvo.

«Punto 2: “Sostener un Banco Central independiente, que combata la inflación hasta llevarla a valores similares al de países vecinos”. El Banco Central no debe ser quien fije la política económica, sino el que -con autonomía- opere el costado monetario del programa de gobierno».

Punto 3, referido a la “mayor integración al mundo, promoviendo el crecimiento sostenido de nuestras exportaciones” que «no hay crecimiento de exportaciones cuando hay combinación de recesión y manipulación del tipo de cambio. Ambas cosas destruyen la capacidad de exportar».

Punto 4, en el que el Gobierno manifiesta el “respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión”, argumentó que «para que existan inversiones, además d seguridad jurídica, deben existir condiciones d demanda que justifiquen la inversión».

 «Punto 5: “Creación de empleo a través de una legislación laboral moderna”. La legislación laboral no crea empleo por sí solo. Se crea empleo cuando la economía crece de manera estable y solo en ese contexto se ayuda con legislación que mejora la productividad».

Punto 6 y la meta de la “reducción de la carga impositiva, a nivel nacional, provincial y municipal y enfocado en los impuestos más distorsivos”, remarcó que se trata «otra vez una mera frase vacía de contenido concreto. Rebaja de impuestos indirectos que son regresivos y estímulo a la inversión más empleo es lo urgente».

Respecto a los últimos siete puntos, referidos a «un sistema previsional sostenible y equitativo», un «sistema federal» y «estadísticas transparentes», son consignas que «no se pueden desarrollar, los encuentro vacíos de contenido y argumentos, sin dirección alguna».

Finalmente, el último punto, el de cumplir con las obligaciones con los acreedores, Lavagna aseguró que «requerirá, dada la enorme deuda tomada por el Gobierno, un proceso de reordenamiento serio de las fechas de vencimiento de lo adeudado con el Fondo Monetario Internacional».

“Si nos llaman para trabajar en serio, iríamos a un acuerdo. Debe haber una voluntad de buscar consenso y no marketing electoral».

Chau Canca HLVS

El ex legislador porteño y ex diputado nacional Juan Carlos Dante Gullo murió a los 71 años. Más conocido como el «Canca», convirtió su peronismo en un lugar de culto, un restaurante, espacio cultural y librería en el barrio de Palermo donde eran habitués militantes jóvenes y viejos, o turistas que iban por un libro sobre el Che Guevara o Evita o un par de medias con la imagen de la mujer de Juan Domingo Perón.

Histórico dirigente del peronismo, fue secretario general de la Juventud del partido y responsable de la Regional I de la JP. Trabajó por la vuelta de Perón al país y después de los violentos 70 mantuvo un buen diálogo con el radicalismo en los 80 acompañando incluso junto a Antonio Cafiero al presidente Raúl Alfonsín en los días de aquella Semana Santa en que se temió por la democracia.

Hincha fanático de Independiente y oriundo del Bajo Flores, mantenía acalorados debates en las noches porteñas que podían empezar en un bar de Callao y Corrientes y terminar de madrugada en otro punto de la Ciudad.

Fue legislador porteño entre el 2011 y el 2015 y diputado nacional entre el 2007 y el 2011 por lo que sus restos serán velados en la Cámara de Diputados de la Nación, en el Salón Blanco, mañana entre las 8 y las 13.

También se desempeñó como funcionario del efímero gobierno de Héctor J. Cámpora, se sumó a Montoneros desde la JP y pasó a la clandestinidad en septiembre de 1974 junto con el resto de la organización armada. En 1975 fue detenido y estuvo en la cárcel de Caseros y en Sierra Chica como preso político hasta 1983. En esos años, militantes del peronismo iban a pedir por su libertad a la cárcel a pesar de la represión.

Mientras estuvo preso, varios familiares fueron secuestrados, incluso su madre, Angela María Aieta de Gullo, y uno de sus hermanos, Jorge Salvador Gullo, que aún continúan desaparecidos. Dante contaba que a su mamá se la llevaron «porque sacaba cartas de la cárcel» cuando iba a visitarlo. Aieta de Gullo fue una de las mujeres más activas de la Comisión de Familiares de Presos Políticos. Fue secuestrada y llevada a la ESMA por un grupo de tareas de la dictadura en agosto de 1976, mientras que Jorge Salvador fue apresado en abril de 1979, durante la llamada «contraofensiva» de los Montoneros.

Durante su paso por Sierra Chica, el «Canca» estuvo detenido en el infame «pabellón de la muerte», destinado a miembros de la JP, el PRT, el ERP y Montoneros. Allí se enteró por un guardia que su madre había sido secuestrada. Gullo le escribió en secreto una carta al ministro de Interior Albano Harguindeguy en la que pedía la libertad de su madre. «La cosa es conmigo», le remarcó. El militar no respondió.

Gullo recuperó su libertad en octubre de 1983 y comenzó con sus estudios de sociología. A mediados de los 80 fundó la JP Unificada, con Claudia Bello y Patricia Bullrich. Apoyarían a Antonio Cafiero en la Renovación Peronista en la disputa interna contra el PJ liderado por Herminio Iglesias.

En 2000 fundó y presidió el Partido Popular Nuevo Milenio y en aquellos años tejió una alianza con el ARI de Elisa Carrió. Posteriormente se alineó con el kirchnerismo y durante sus mandatos como legislador porteño y diputado fue un férreo defensor de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

En 2013, se expresaba en estos términos: «Néstor (Kirchner) dejó participar a todo el mundo. Por la coyuntura que agarró Néstor, y… [piensa] tenés que echar mano a tus mejores colaboradores, a tu mejor gente. Del problema Báez lo que habría que discutir es si ganó la licitación de un puente que no se hizo o de un puente que se hizo y se cayó, ése debería ser el tema central».

Numerosos dirigentes expresaron sus condolencias en las redes sociales.

Brazos caídos

La producción industrial de las pymes cayó 8,4 por ciento en marzo frente a igual mes de 2018, según un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en 300 firmas de todo el país.
De esta forma, en los tres primeros tres meses del año la producción de las pymes acumuló un retroceso de 7,8 por ciento respecto a igual período anterior. En tanto, con respecto a febrero, la actividad subió 12,1 por ciento.
Del total de empresas relevadas, el 37 por ciento registró alzas en la producción, el 54,4 bajas y el 19,3 dijo que no se verificaron cambios.
CAME señaló que las bajas más pronunciadas se dieron en Material de transporte, que se retrajo 18,2 por ciento; Productos minerales no metálicos (-13,7); Calzado y marroquinería (-13,5); Caucho y plástico (-12,9); Metal, maquinaria y equipos (-10,9); Madera y muebles (-10,6); Textiles y prendas de vestir (-9,6); Alimentos y bebidas (-5,6) y Productos químicos (-6).
En tanto, se registraron mejoras en Fabricación de productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas varias, con un crecimiento de 3,1 por ciento frente a marzo del año pasado (con el 60 por ciento de las industrias en alza) y Papel, cartón, edición e impresión, con un incremento de 3 por ciento anual y 70 por ciento con aumentos en su actividad.
El uso de la capacidad instalada subió a 60,6 por ciento, «empujada por la leve mejora en las expectativas, que está llevando a un incremento en la producción de algunos sectores», aunque para la entidad la situación «sigue siendo delicada».
En lo que respecta a la encuesta cualitativa, el 75 por ciento de los empresarios consultados dijo que «no cree que la reactivación del mercado interno en su actividad comience este año».
En tanto, solo el 26,3 por ciento de las industrias pymes proyectó que la producción aumentará en los próximos seis meses, un 49,8 cree que se mantendrá en los niveles actuales, y 17,1 que continuará bajando.