ELECCIONES

«Macri sigue en campaña»

«No tengo muchos puntos de acuerdo con el Presidente, quizá el único, ahora, es que esta realidad no siga lastimando a los argentinos», evaluó el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, sobre la charla de 15 minutos, «franca y cordial», que mantuvo este mediodía con Mauricio Macri, tras los aplastantes resultados de las PASO, durante la cual le pidió que «prime la condición de Presidente sobre la de candidato».

El candidato del Frente Todos evaluó la «compleja» situación en la que está Macri entre el rol de presidente y la campaña electoral y señaló que le pidió que prime la primera de las condiciones. «Las medidas que ha resuelto hoy tienen que ver más con la necesidad de mostrar en campaña lo que no hizo antes y el contexto en el que lo hace es muy riesgoso «, analizó Fernández.

El postulante, que cosechó 47,65 por ciento de los votos en las PASO, sostuvo que prefiere «no mirar para atrás para no seguir encontrando diferencias», en referencia a las declaraciones de Macri en la conferencia del lunes pasado , en las que culpó al kirchnerismo por la nueva corrida cambiaria.

Sin embargo, Fernández pidió «que todos los que vociferaron que nosotros éramos Venezuela se desdigan, porque ellos fueron los que generaron este caos en el mercado internacional».

«¿Qué tengo que ver yo con todo lo que estuvieron diciendo? Ellos sembraron las dudas», insistió el candidato del Frente de Todos y resaltó: «En los últimos 130 años del país hubo solo 5 años consecutivos de superávit fiscal, fueron mis años. Solo 5 años de superávit comercial, fueron mis años. En esos años salimos del default y pagamos la deuda».

«Todos queremos que la economía se estabilice. Es parte de la lógica política que debatamos cómo tiene que ser el país. Nosotros entendemos que la gente respaldó nuestra propuesta porque queremos defender a la población, lo que no supone riesgos de caer en default, no pagar la deuda o no cumplir los compromisos asumidos», continuó el postulante del Frente Todos desarmando la campaña del miedo macrista.

El llamado

Fernández contó que el presidente lo llamó por la mañana, pero no pudo atenderlo porque «estaba dando clases en la universidad», por lo que la esperada comunicación se concretó finalmente al mediodía. «Hemos podido romper una barrera que es la de hablar», valoró el candidato y señaló que estará dispuesto a que Macri «llame las veces que quiera».

«No hace falta que nos veamos, si que tengamos un diálogo franco y abierto permanente para ayudarnos. Él es el presidente, tengo toda la vocación de hablar y superar el trance, pero no puedo hacer nada», señaló el ganador de las PASO e insistió que es Macri quien tiene «los resortes» del país para mejorar la economía.

De todas formas, el candidato del peronismo indicó que «le plantee lo que creo que es bueno para la Argentina y que va a ayudar a su gobierno», aunque reconoció: «Macri y nosotros representamos cosas diferentes, tenemos miradas distintas del país, me resulta difícil avalar sus políticas, pero fue una buena forma de llevar tranquilidad».

Juan Domingo «Perdón»

Luego de una nueva corrida cambiaria y de su abrupta derrota, el presidente Mauricio Macri habló esta mañana para el país y pidió perdón por su violento discurso del lunes en el cual culpó a los votantes que no votaron a Cambiemos de la crisis económica y de la suba del dólar.

A través de un mensaje grabado, el mandatario aclaró: “Antes de comentar las medidas, quiero pedir disculpas por la conferencia del lunes, dudé en hacerla, estaba afectado por el resultado del domingo, sin dormir y triste por las consecuencias de la economía. Prioricé atender a la prensa para calmar ansiedades y dudas”.

“Sobre el resultado de la votación, quiero que sepan que los entendí. Respeto profundamente a quienes votaron otra alternativa.  Lo que haya sucedido es pura y exclusivamente responsabilidad mía y de mi equipo de gobierno”.

El mandatario anunció una serie de medidas para pelear la crisis económica que profundizó la corrida cambiaria.

“Quienes creyeron en el camino que empezamos, después de un año y medio fue un camino muy duro. Dijeron ‘no puedo más’. En este tiempo, les exigí mucho y lo que les pedí fue muy difícil. Fue como trepar el Aconcagua. Están cansados y agotados”, comparó.

Y apuntó que “se transformó en una tarea imposible llegar a fin de mes, la familia no llega a fín de mes, no sabe donde más recortar, de qué privarse”.

“Cuando arrancamos en el 2015 dijeron que iba a ser más fácil, yo también lo creí. El punto de partida fue como estar en el décimo subsuelo”, admitió.

Chau chau chau chauuuuuuuuuuu

Antes de comenzar con su programa, Marcelo Tinelli se expresó sobre las elecciones y se pronunció en contra del discurso de Mauricio Macri. Después de resaltar la importancia de la democracia y de las elecciones para constituir la República, el conductor apuntó contra el presidente.

«Estamos en momentos difíciles y hay que escuchar las demandas con responsabilidad porque son urgentes, no podés decir ‘váyanse a dormir’, con el mayor cariño para el Presidente, nos mandó a dormir sin tener los resultados», aseguró.

Y continuó: «La vocación de servicio de los políticos, que no son dueños y que tienen que trabajar para nosotros, tiene que estar por encima de todas las mezquindades electorales».

Además, hablándole directamente a la audiencia, lanzó: «No te dejes vender el buzón de que votamos bien o mal».

«¿Quién tiene el puto derecho a juzgar el voto de otro argentino? Por Dios. ¡Qué locura eso!», sostuvo.

«El compromiso y la humildad tiene que empezar ahora mismo para todos, la debacle no está en los 47 puntos, al contrario», confirmó.

En el mismo sentido, disparó: «No se dejen llevar con esto de que son culpables, no son culpables de nada, son culpables de lo más lindo que es estar en democracia en la Argentina. Festejemos y aplaudamos eso, por favor».

Desencajado

Mauricio Macri se puso entre la espada y la pared. Una espada que él mismo ayudó a afilar y una pared que construyó con sus propias manos. La derrota electoral, durísima, en términos históricos, fue consecuencia de sus políticas económicas, sus malas decisiones y casi cuatro años de gobernar un país diferente al que habitan los cincuenta millones de ciudadanos cuya vida cotidiana depende, en gran parte, de lo que él haga o deje de hacer. Mal que le pese, lo que suceda en adelante también es exclusiva responsabilidad suya, hasta el 10 de diciembre o hasta que la situación ya no se sostenga más. A esta altura del partido, al ex presidente en ejercicio de sus funciones le queda una sola medalla para prenderse en el pecho: aquella de ser el primer mandatario no peronista en culminar un mandato constitucional desde hace casi un siglo. Hasta eso está en riesgo bajo la administración macrista.

La jornada del lunes fue, si se quiere, aún más elocuente que la del domingo. La fenomenal devaluación del peso, que llegó al treinta por ciento en un par de horas, sólo tiene comparación con la salida de la convertibilidad. Las tasas de interés se elevaron diez puntos, dándole otra patada en los riñones de la maltratada actividad económica. Sólo por lo que sucedió la mañana de ayer, los índices de agosto mostrarán, en pleno camino a octubre, datos análogos a los peores del 2018, esa crisis que el gobierno asegura había quedado atrás. Hacia el mediodía, el silencio oficial era ensordecedor. Podemos especular si no supo dar una respuesta o si dejó que todo sucediera a propósito, para castigar a la ciudadanía por su voto o porque cree que así configura un escenario electoral más favorable para las elecciones generales. En cualquier caso, su pasividad condenó a decenas de miles a la pobreza mientras incrementaba de forma obscena su riqueza, resguardada en el exterior.

Teñido de Celeste

El Frente de Todas, Todos y Todes triunfó en casi todo el país, en las recientes elecciones del 11 agosto pasado., con excepción de la Provincia de Córdoba y Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En Misiones

Ggráfico: Gentileza del Diario Primera Edición

El candidato a presidente Alberto Fernández, del Frente de Todos, ganó en los 17 departamentos de Misiones, en algunos por amplísima diferencia, sobre todo en la zona del Alto Uruguay.

Mauricio Macri terminó segundo en todos y el tercer lugar se repartieron entre Roberto Lavagna y Juan José Gómez Centurión.

PARA DIPUTADOS NACIONALES

En la categoría de diputado nacional el voto fue más repartido y pesó la estrategia de boleta corta de la renovación para recuperar tres departamentos: el misionerismo consiguió triunfar en Candelaria, Concepción y en Alem, donde pesó la candidatura del actual intendente Diego Sartori.

Cambiemos se hizo fuerte, una vez más, en Posadas donde prevalece el voto radical y se potenció la interna entre los tres candidatos: Alfredo Schiavoni, Pedro Puerta y Ricardo Andersen.

Y nuevamente el Frente de Todos se llevó el triunfo en 13 departamentos, principalmente impulsado por la fórmula presidencial que tuvo un efecto arrastre beneficiando a los candidatos locales.

El único diputadito

El candidato a diputado nacional de la Renovación Diego Sartori, aseguró que tras los resultados de las PASO en Misiones, el Frente Renovador deberá trabajar en explicar mejor sobre la boleta corta. Asimismo consideró que será difícil revertir el resultado a nivel nacional en el cual la fórmula Fernández-Fernández obtuvo un triunfo contundente.

El candidato a diputado nacional por la Renovación, partido que no llevó candidato a Presidente y que con la lista de precandidatos a diputados salió tercero en la provincia, dijo que “para las elecciones de octubre vamos a explicar mejor en qué consiste la boleta corta”.

El ocaso del gurú

La tremenda diferencia que le sacó el Frente de Todos desató el caos dentro del macrismo y del Gobierno Nacional. Como suele ocurrir, muchos quieren ver rodar cabezas por semejante catástrofe electoral.

Muchos apuntan el dedo índice contra Marcos Peña Braun, comandante supremo del ala política de Cambiemos y Juntos por el Cambio, como guste llamárselo. Pero no es el único inculpado por la debacle.

En la reunión de emergencia convocada por el propio Macri luego de conocidos los guarismos, la inefable Elisa Carrió tuvo su culpable preferido: el gurú político que completa el comisariado político macrista.

El ecuatoriano ingresaba a la reunión que se llevó a cabo en el búnker de Juntos por el Cambio y Lilita le salió al paso: «Andate de acá que vos viniste a ganar elecciones y perdiste, ahora vamos a hablar de política”.

«Las cosas no van a mejorar»

Después de una abismal derrota en las PASO, ante el Frente de Todos, el presidente Mauricio Macri brindó una conferencia de prensa en medio de una fuerte crisis económica, la cual adjudicó al kirchnerismo y, pese al mensaje de las urnas, aseguró que buscarán «revertir» el resultado de la elección de cara a octubre.

«Más de siete millones y medio de argentinos que nos acompañaron con su voto, ratificaron este camino del cambio que se inició hace más de tres años y medio y todavía tenemos mucho por recorrer», dijo Macri, que brindó una conferencia de prensa junto a su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto. Pese a ello, remarcó: «Toda elección es un mensaje y nosotros los escuchamos». Ese mensaje expresó la «bronca acumulada en todo el proceso duro económico» que recorre el país.

En ese sentido, no se hizo cargo de la crisis y se la adjudicó al kirchnerismo: «La herencia que recibimos». Sin embargo, no dio marcha atrás: «Estamos para seguir trabajando, convencidos de que tenemos muchas más cosas para mostrar, proponer, debatir, hacer y la elección en octubre va a ser una buena oportunidad para mostrar que el cambio continúa».

Por eso, aseguró que trabajarán para «revertir esta situación para llegar a una segunda vuelta en noviembre» y apuntó contra los encuestadores: «Estaban equivocadas diciendo que teníamos un buen resultado» por lo que había inversiones, según su análisis. Con el «resultado favorable al kirchnerismo, hoy tuvimos un día muy malo» en lo económico, con una fuerte devaluación.

«Las cosas no van a mejorar, tenemos que hacernos cargo y lo vamos a hacer», dijo el Presiente que nuevamente le echó la culpa al Gobierno anterior: «El problema mayor es que la alternativa kirchnerista no tiene credibilidad en el mundo» y remarcó queelectoral que generó».

A su turno, Miguel Ángel Pichetto añadió que «ésto ha sido una elección primaria y el verdadero rumbo de la Argentina se empieza a desarrollar ahora de cara al 27 de octubre» por lo que estarán «comprometidos con todo el coraje y convicción para intentar revertir este resultado».»hay un problema grave entre el kirchnerismo y el mundo». Por eso le pidió al kirchnerismo que «se haga cargo de la expectativa

«Están intentando doblegar la voluntad del pueblo misionero»

El Pre Candidato a Diputado Nacional por el Frente de Todas, Todos y Todes, Mario » Pichi» Esper Perié emitió su voto en el BOLP N° 35 de la localidad de Garupá. «La verdad es que estamos muy contentos, se prevé y se está viendo una gran participación del pueblo de Garupá en los comicios, aparte el día acompaña, es una jornada de sol y buen clima.»

«Lo que está empañando y en forma alarmante este día, es la clara violación a la resolución de la Cámara nacional Electoral prohibiendo la aparición en las mesas electorales, de las llamadas boletas «cortas» de aquellos frentes que tengan candidatos propios a Diputados Nacionales, como el caso de la fórmula Fernandez – CFK. Además ante el reclamo de nuestros fiscales ,la delegada de la Secretaría Electoral Nacional recién permitió el retiro de estas boletas, dos horas después de efectuado el mismo. Esto ésta ocurriendo en todas las mesas de la Escuela N° 763 de Garupá y en otras escuelas de la localidad como la N° 59 y EEFI N°4.»

Finalmente «PICHI» Esper Perié manifestó a Canal Garupá: «Esto, según me informan, viene ocurriendo también en varias escuelas de Posadas como la 250 J.B. CABRAL y Fuerza Aérea Argentina entre otras Un hecho lamentable desde todo punto de vista, que ataca a la verdadera voluntad del electorado y en consecuencia exigimos una inmediata respuesta de las autoridades competentes»

«Ningún dirigente vive en la calle»

El cierre de campaña del Frente de Todos en Rosario, Santa Fe, tuvo como una de las oradoras principales a Cristina Kirchner, quien aseguró que «nunca» imaginó ver las consecuencias de esta crisis económica y que espera que «los argentinos vuelvan a ser felices». Y en esa línea, afirmó: «Los dirigentes tienen la obligación moral, ética y democrática de ponerle fin a esta situación».

La ex Presidenta dio un contundente discurso en el que se refirió de las «penurias» que padece la sociedad por la crisis económica y le habló a los trabajadores, a los jubilados y a los estudiantes. «Necesitamos unir los esfuerzos de todos los argentinos para poder dejar atrás esto tan feo que estamos viviendo como ciudadanos», marcó.

«Nunca pensé volver a ver tanta gente o ver familias enteras viviendo en las calles», expresó con angustia Cristina Kirchner para, luego asegurar que espera que Alberto Fernández sea el nuevo Presidente, advertir: «Una Argentina diferente es posible».

Frente al Monumento a la Bandera, donde se montó el escenario, la ex presidenta señaló que hay «que unir los esfuerzos de todos los argentinos para poder dejar atrás esto tan feo que se está viviendo».