ECONOMIA

Axel Kicillof: «Hicieron todo mal»

A un año del anuncio del acuerdo del Gobierno con el FMI, el exminsitro de Economía Axel Kicillofaseguró que “nadie puede querer un default”. Además, acusó a Cambiemos de manejar «tremendamente mal el timón de la economía».

Desde Washington, el diputado nacional afirmó: «Nadie puede querer un default. Lo que pasa es que el problema es en qué condiciones va a estar la economía y qué va a hacer el Gobierno de acá a diciembre». En la misma perspectiva, agregó que todo lo que pase hasta fin de año será “responsabilidad del Gobierno y el FMI”.

El legislador viajó a la capital estadounidense e hizo escala en México, donde se reunió con altos funcionarios del gobierno de Andrés López Obrador y brindó una conferencia en la Universidad Autonóma de México (UNAM). «Todas las preguntas sobre economía o deuda son a nosotros», destacó Kicillof en alusión al kirchnerismo.

“Durante el Gobierno de Cristina Kirchner cumplimos con todos nuestros compromisos, nunca tuvimos una postura de no cumplirlos», remarcó el exministro de Crsitina Kirchner entre 2013 y 2015.

Isaac Lenguaza: «Hay que congelar las tarifas por dos años»

El diputado provincial por el Partido Agrario y Social (PayS) Isaac Lenguaza, candidato a gobernador por el Frente Popular PAyS  se refirió en una entrevista radia, a las propuestas que lleva adelante en la presente campaña electoral.

Destacó, «el que asuma como gobernador va a tener que tomar medidas corajudas, valientes para calmar las problemáticas de los misioneros y creo que tenemos con qué hacerlo. La Provincia es rica, bendecida por sus recursos naturales y nosotros tenemos que fijarnos en eso, de atender a la clase productiva, tenemos que fijar la mirada en eso para salir de la crisis».
«Hay que decretar la emergencia en las Pymes, congelamiento de las tarifas por lo menos por dos años para dar algo de previsibildad, hoy está esa incertidumbre que genera inflexión en muchos de los misioneros. Por otro lado, confiamos en el sector agrario que tiene la riqueza, hay que defender al productor para que se sienta bien trabajando para los misioneros. Atender cuestiones básicas como la salud o con los alimentos, estamos casi en una emergencia porque de alguna manera hay un Estado ausente, esta es la realidad por la que tenemos que trabajar en pos de los sectores más vulnerables de la provincia».
Por otra parte Mónica Santos, candidata a intendente del PAyS, apuntó que en la presente campaña electoral se ve mucha decepción en las personas, «hay decepción en Cambiemos que ganó en 2017 y en este escenario no se va a repetir y además no se quiere más Renovación y nosotros buscaremos capitalizar esta grieta. Hay mucho desinterés por la política, por la campaña electoral, no porque no sea importante sino por la crisis actual y a la vez sube el descontento con la clase política en general, nosotros tenemos que tratar de romper y demostrarle que somos distintos».
«No se puede ir a hablar de propuestas cuando la vecina no puede darle una zapatilla a su hijo, hay muchas familias endeudadas y ya no tiene más margen para los préstamos y estamos en este punto de gente que retira los recibos de sueldos y termina no cobrando nada, este es el escenario que encontramos en Posadas», alertó.
Y finalizó que la política sigue siendo una cuestión de convicciones, «sabemos que nuestra construcción es más sólida, nuestros objetivos políticos está apuntado al transcurso, encontrar el problema y darle una solución a esa gente que no está en el poder. La gente que está en el poder ya no hace el cara a cara con el votante, son cosas que pasan por la deformación que existe en la democracia, yo no voy a dejar de estar en este espacio porque se que vamos a hacer el mejor gobierno posible».

A P A R E C I O !!!!!!!!!!!

El senador Maurice Closs dijo que la iniciativa del gobierno de Cambiemos “hubiera tenido sentido” en el comienzo del mandato del presidente Mauricio Macri. “Ahora, en pleno proceso electoral es sumamente a destiempo y, además, es la expresión de personas que están gobernando el Estado y debieran conocer reglas mínimas de política y no la conocen”. afirmó.

En este sentido, observó que “mucho de los errores de gestión que ha cometido este Gobierno fue justamente por no tener alguna idea de la polìtica, es subestimar cosas que son básicas de la política”.

Closs consideró que “por ahí lo que podría ser bueno es cambiar esta óptica y que la clase política en general, no convocados por el Presidente -apuntó- sino entre todos, con el Presidente, que seguramente irá a ser candidato aunque se escuchan también otras versiones, entre todos acordar un par de puntos más allá de lo que pueda ser hoy estar en el oficialismo y la oposición”.

Para el legislador nacional se debería generar un espacio de acuerdo sobre puntos mínimos con los matices que cada uno va a tener, “pero me parece que el que ha perdido el carácter de convocante ha sido el Presidente de la República”.

Guardaparques en lucha

Como ya se había anticipado en la jornada del viernes los Guardaparques Provinciales iniciaron una medida de fuerza de tres días en reclamo del un aumento salarial ya que el sueldo que perciben es 12 mil pesos más bajo que lo que necesita una familia tipo para no ser pobre.

En horas tempranas de este sábado, los guardaparques acompañados de los delegados de ATE decidieron cortar la ruta en Puerto Península y esperan que alguien del gobierno provincial se acerque a dialogar con ellos.
La modalidad del corte es de 45 minutos con liberación de cada 15.

Más promesas de segundo semestre

El candidato a Gobernador por la alianza PRO -UCR en el frente Juntos por el Cambio, Humberto Schiavoni, dijo que de llegar a ganar las elecciones del domingo 2 de junio creará 30 mil puestos de trabajo en 4 años. La promesa electoral de campaña fue lanzada en el complejo La Aventura, de Posadas, en el marco de la presentación de su candidatura junto al diputado nacional Luis Pastori, de la Unión Cívica Radical, quien completa la fórmula del ex justicialista -quien fuera fugaz concejal de Posadas- y ahora titular del partido que a nivel nacional lidera el presidente Mauricio Macri.

“Llegó la hora de animarnos a cambiar. Muchos misioneros le queremos ganar a la resignación y animarnos a vivir mejor”, afirmó el senador de Cambiemos.

El binomio Schiavoni – Pastori presentó ante los misioneros a sus 226 candidatos en toda la provincia.

Sin esperanza

Supermercados Ruta 17 de Puerto Esperanza tomó la decisión de cerrar definitivamente su local en el día de la fecha, debido a la pronunciada baja en sus ventas, desde hace ya un par de años.

“En motivo de la crisis nacional que nos afecta y la caída en las ventas, a partir de hoy 27 de abril cierran sus puertas una de las sucursales de “Supermercados Ruta 17″ ubicado en la localidad de Puerto Esperanza”, así informaron los propietarios mediante un cartel pegado en la puerta del local.

El supermercado ubicado en el centro de Puerto Esperanza, funcionaba en dicha localidad desde hace 21 años y en el lugar trabajaban diariamente 10 personas.

Brazos caídos

La producción industrial de las pymes cayó 8,4 por ciento en marzo frente a igual mes de 2018, según un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en 300 firmas de todo el país.
De esta forma, en los tres primeros tres meses del año la producción de las pymes acumuló un retroceso de 7,8 por ciento respecto a igual período anterior. En tanto, con respecto a febrero, la actividad subió 12,1 por ciento.
Del total de empresas relevadas, el 37 por ciento registró alzas en la producción, el 54,4 bajas y el 19,3 dijo que no se verificaron cambios.
CAME señaló que las bajas más pronunciadas se dieron en Material de transporte, que se retrajo 18,2 por ciento; Productos minerales no metálicos (-13,7); Calzado y marroquinería (-13,5); Caucho y plástico (-12,9); Metal, maquinaria y equipos (-10,9); Madera y muebles (-10,6); Textiles y prendas de vestir (-9,6); Alimentos y bebidas (-5,6) y Productos químicos (-6).
En tanto, se registraron mejoras en Fabricación de productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas varias, con un crecimiento de 3,1 por ciento frente a marzo del año pasado (con el 60 por ciento de las industrias en alza) y Papel, cartón, edición e impresión, con un incremento de 3 por ciento anual y 70 por ciento con aumentos en su actividad.
El uso de la capacidad instalada subió a 60,6 por ciento, «empujada por la leve mejora en las expectativas, que está llevando a un incremento en la producción de algunos sectores», aunque para la entidad la situación «sigue siendo delicada».
En lo que respecta a la encuesta cualitativa, el 75 por ciento de los empresarios consultados dijo que «no cree que la reactivación del mercado interno en su actividad comience este año».
En tanto, solo el 26,3 por ciento de las industrias pymes proyectó que la producción aumentará en los próximos seis meses, un 49,8 cree que se mantendrá en los niveles actuales, y 17,1 que continuará bajando.

Panic attack financiero

Es mas que evidente el conflicto suscitado entre los agentes financieros locales y los tenedores de deuda soberana por apropiarse de una oferta de dólares que resulta insuficiente para cancelar la renta financiera acumulada en las letras de liquidez (LeLiq) en el mercado local y el cumplimiento de los servicios de deuda pública en lo que resta del año y de 2020.

El gobierno intentaba suturar esta grieta con una oferta desde aquí hasta agosto cercana a los U$S 13.000 millones, conformados por el stock acumulado por el Tesoro Nacional remanente del 2018 (U$S 4.200 millones) y el estimado de liquidaciones de la publicitada buena cosecha (U$S 8.500 millones).

Los acontecimientos de esta semana revelaron que el flujo ofrecido es insuficiente para la demanda existente. Las tensiones se expresaron en un Riesgo País que cerró en 965 puntos y un dólar mayorista que lo hizo en casi $ 46

En este escenario, el presidente Macri, su jefe de Gabinete y su equipo económico hicieron gala de su absoluta incapacidad para enfrentar y encausar los desequilibrios. El mandatario comenzó a culpar a los argentinos por sus preferencias electorales, causantes de la «incertidumbre» de los mercados; el jefe de Gabinete salió a respaldar la candidatura de Macri, a la vez que la gobernadora Vidal desmentía reiteradamente, en un cónclave empresario, sus aspiraciones presidenciales. Los comunicadores oficialistas intentaron culpar a Cristina no ya de los males del pasado, sino de los que podrían ocurrir en el futuro. Cayendo en una suerte de contradicción esencial, su línea argumental indica que la ex presidenta ha hecho el peor gobierno de la historia, mientras tiene posibilidades de ganar las próximas elecciones.

Enmarcado en esta confusa verborragia discursiva, orientada a culpar a todos menos al gobierno de los hechos acontecidos, el equipo económico se planteó alterar el acuerdo alcanzado con el FMI y utilizar las reservas acumuladas en el Banco Central para financiar la dolarización de carteras en pesos. Este accionar conllevaría el abandono del programa financiero de cumplimiento de compromisos con el exterior que se había trazado y exhibido en Davos y en la propia asamblea de Primavera Boreal del organismo multilateral en Washington. Este último comportamiento aceleró la venta de títulos valores argentinos, sólo contenidos en su caída de cotización por compras urgentes que hizo el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES.

Con un llamado sin respuesta en el FMI, Dujovne viajó raudo a Brasilia para intentar concretar un acuerdo con el país vecino que le permita financiar las importaciones brasileñas, del mismo modo que ya lo ha hecho con China, y así ampliar la capacidad del Banco Central de vender dólares libremente.

Ni el Presidente de la Nación, ni su jefe de Gabinete, ni su ministro de Economía son capaces de generar confianza en los agentes económicos y recomponer cierta oferta privada de dólares. No lo han sido a lo largo de tres años de gobierno, más difícil es aún que eso ocurra en esta coyuntura.

Numerosos voceros ligados al mercado financiero argentino han comenzado a reclamar que se aflojen las restricciones impuestas por el FMI para la venta de dólares y, de ese modo, desarmar sin tensiones las carteras de activos financieros en pesos, con la consabida realización de ganancias en dólares. Este recorrido se haría a expensas de los recursos aportados por el organismo multilateralpara pagar la deuda.

Este conflicto, disparado a partir de marzo, es el que puede terminar de desmoronar a un gobierno inerme frente a la presión de las fuerzas que él mismo desencadenó.

Si triunfa el planteo de los financistas locales en contra del acuerdo original con el FMI, se estaría repitiendo un escenario similar al del año 2001, en el que se vendieron U$S 20.000 millones de reservas del Banco Central a una paridad cambiaria U$S 1 = $ 1, acto detonante del default.Argentina debe evitar el default utilizando los recursos aportados por el acuerdo con el FMI para cumplir sus compromisos e impedir que los mismos se dilapiden en pagar una renta financiera descomunal, similar a la ocurrida el año pasado con las LeBaC.

Un «golpe de mercado» es, en definitiva, el conflicto entre agentes económicos poderosos por una torta de divisas cada vez más chica, ante un gobierno debilitado e incapaz de ordenar la situación. Esto le permite deshacerse del gobierno débil pero, a la vez, condicionar a un nuevo gobierno surgido del voto popular.

«YO, la peor de todas»

Luego de celebrar la muerte del ex gobernador José Manuel De la Sota, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, siguió con su raid de declaraciones violentas. Desde La Falda, adonde llegó para acompañar al candidato de la Casa Rosada, Mario Negri, la diputada nacional apuntó contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, a quien le dedicó otra frase agresiva: «Tenemos buena gente en los ministerios: hay algún imbécil, pero no hace daño. Bueno, sí hace daño pero lo vamos a dejar porque ya lo maté», señaló Carrió, haciendo alusión al ministro, a quien defenestra cada vez que puede. Además, la chaqueña dijo que no sería candidata a senadora porque «tiraría una molotov» en el Senado y que tampoco sería postulante a vicepresidente porque tumbaría a Macri «en dos días».

Tras ensayar un pobre pedido de disculpas por el repudio que generaron sus dichos sobre el dirigente peronista, la diputada de la Coalición Cívica no bajó el tono de sus afirmaciones. Esta vez su víctima fue Garavano, uno de los blancos predilectos de la chaqueña junto al ex titular de Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.

Más allá de los dardos venenosos para los hombres del oficialismo, la jefa de la Coalición Cívica también utilizó sus dotes de oradora para mandar a callar a las víctimas del plan económico del gobierno de Mauricio Macri. «¡Dejen de quejarse! Yo el otro día no podía pagar el mínimo de las tarjetas y vendí el auto, qué se yo. Total después se va a arreglar. Hay que callarse y dejar de quejarse porque estamos haciendo una nueva Argentina y no podemos ser como esos maridos que se quejan», sostuvo.

En su discurso, machacó con la necesidad de resistir ante la crisis económica y recurrió a sus herramientas religiosas. «Ésto es la fe seca, como cuando no aguantas más a tu marido pero seguís apostando al matrimonio. O cuando tenés un negocio y te estas fundiendo pero seguís confiando en que vas a salir adelante», dijo, según publicó el sitio de noticias locales La Estafeta Online.

«Yo sé que estamos mal hoy, que hay bronca por muchas cosas. Yo sé que hay cosas que se están haciendo incorrectamente y yo estoy en la defensa de esas cosas. Pero nosotros estamos construyendo una Argentina competitiva: la Argentina del campo, la Argentina que produce, de la agroalimentaria y la metalmecánica», insistió.

Sin hacer uso de la palabra «herencia», Carrió se encargó de responsabilizar al kirchnerismo de la crisis actual: «Si tres generaciones hacen una fiesta, hay una generación que paga». «Lamentablemente, la clase media trabajadora argentina está pagando los costos de los robos permanentes de quienes gobernaron el país y también de los grandes empresarios que se hicieron multimillonarios con las coimas que pagaron», dijo.

Pese a contar en Cambiemos con un número importante de pronósticos fallidos, la diputada oficialista no se privó de prometer nuevamente un futuro mejor: «Creo que en poco tiempo van a ver un crecimiento desde el interior a los grandes centros urbanos, que son los que están padeciendo más por las restricciones al consumo. Estamos superando, sin la crisis brutal que hubo en las últimas décadas, el mayor robo de la historia del anterior Gobierno», dijo.

En su discurso Carrió también elogió al Presidente, olvidando que hace unos años lo trataba de contrabandista. «Es injusto que se hable tan mal (de Macri) más allá de sus formas, él tiene una decisión de llevarse puestos a los grandes monopolios de la Argentina que violan el sistema de competencia y la cadena de productos alimenticios», afirmó.

Sobre su situación personal, ratificó que no será candidata y lo justificó otra vez con argumentos violentos. «No estoy en campaña personal. Lo que menos quiero ser es senadora porque tiro una molotov y desaparece el Senado de la Nación. Y vicepresidente no puedo porque lo tumbo al Presidente a los dos días».

Minga de Alivio

Los aumentos de precios de productos seleccionados de una canasta de consumo básica del hogar son impactantes desde noviembre de 2015, mes desde el cual se deben evaluar los resultados económicos del gobierno de Cambiemos. PáginaI12 elaboró el ranking de la inflación macrista hasta marzo 2019, en base a información oficial de la Ciudad de Buenos Aires. Lo lidera la harina de trigo con un alza impresionante de 327,6 por ciento, seguida por la crema dental con una suba de 311,7 por ciento y la manteca con un avance de 305,4 por ciento (ver cuadro adjunto). El relevamiento es en base a precios medios, lo que implica que para algunos estos registros pueden parecer una variación menor a la que verifican en sus propios bolsillos. El alza del nivel general de precios fue de 200 por ciento en estos 41 meses. Para dar cuenta del efecto devastador de los aumentos de precios en el presupuesto de las familias vale la comparación con el movimiento que tuvo el salario registrado (público y privado) desde noviembre de 2015. Según el Indec, el ingreso promedio del trabajador en blanco, estimando los meses de febrero y marzo con un alza similar al de enero, es de 143 por ciento. La medida desesperada, lanzada por la administración PRO-UCR, de fijar el valor de 64 productos de una cesta limitada será poco relevante para alterar el cuadro dramático de derrumbe del poder adquisitivo de la mayoría de la población, a partir del descontrol de los precios de alimentos y bebidas.