ECONOMIA

Conquista popular: La creación de la UTEP

El micro estadio de Ferrocarril Oeste de CABA se pobló de mística cuando el sábado miles de dirigentes, funcionarios nacionales y trabajadores y trabajadoras de la economía popular, participaron del nacimiento de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), el sindicato que representa al sector que nuclea a las cooperativas de la economía informal,
con diferentes actividades de subsistencia por fuera del circuito formal, como las cooperativas de cartoneros, artesanos, guarderías barriales, ventas ambulantes, la agricultura familiar y emprendimientos productivos, y que tendrá como secretario general a Esteban «Gringo» Castro, dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Apoyo y reconocimiento del Estado
La creación de la entidad gremial implica la unión bajo un mismo paraguas del triunvirato de los denominados «cayetanos» que congrega a la CTEP, la Corriente Clasista Combativa (CCC) y Somos Barrios de Pie, junto al Frente Popular Darío Santillán y otros organizaciones territoriales.
Por Misiones, participaron del lanzamiento celebrado por el presidente Alberto Fernández -a través de un video grabado desde la quinta de Olivos y proyectado en el encuentro- los diputados provinciales, Martín Sereno y Jorge Páez, los dirigentes del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI) y Cotrum, Adriano Matter y Carolina Cordero, de Andresito, y Fernando Guzmán, del Movimiento Evita de Jardín América.
«Este es un hecho histórico, solo en Indonesia hay sindicatos de la economía popular, asi que podríamos decir que la UTEP es el primero. Participamos delegados de todas las provincias para la asamblea y la conformación de la junta promotora, y creemos que se abre es un camino enorme, y un reconocimiento pleno de los trabajadores y las trabajadoras de la economía popular», señalaron los legisladores.

Del estigma de «planeros» al reconocimiento institucional
Tanto Sereno como Páez  que además son dirigentes del Movimiento Evita y MNCI, respectivamente, destacaron que durante muchos años trabajaron con el estigma de «planeros» y «subsidiados», y este sindicato es el reconocimiento institucional de que son trabajadores y trabajadoras de la economía popular.
Por la crisis tuvieron que inventar oficios para poder sobrevivir y «salir del infierno» como dijo el «Gringo» Castro, flamante secretario general.
Sereno definió que la histórica creación de la UTEP es una gran conquista de derechos, y todo trabajador y trabajadora gozará de ellos, con aportes jubilatorios, obra social, derecho a paritarias, y ahora «vamos a poder demostrar las verdades que sostenemos en los hechos desde hace años. Tenemos reconocimiento institucional y también desde el Gobierno nacional reconocen que somos trabajadores y trabajadoras, y el sostén de la economía nacional», afirmó.

Un sindicato que nuclea a unos 500 mil trabajadores 

La UTEP congregará a más de 450 mil trabajadores y trabajadoras en todo el país. Es decir que constituye uno de los sindicatos más fuertes, que además de ser sostén de la economía, será generador de riqueza. Es la oportunidad que se abre y que va a implicar mayor responsabilidad y compromiso.
«Vamos a demostrar todo lo contrario a lo que es la teoría del derrame, que desde las bases, desde lo más profundo se pueden generar riquezas para sostener la economía de un país.
Eso queremos hacer con las tareas que sostenemos: producciones en cooperativas y colectivas, la producción textil, alimentaria, de carpintería, del cuidado de personas, la contención en merenderos y comedores, todos los oficios y trabajos que sostenemos desde hace años y que ahora se institucionalizan.
Es una oportunidad para esta economía que vino para quedarse, y que bien tratada, reconocida y con respaldo del Estado puede influir positivamente en el desarrollo del país, y cuenta con el respaldo del presidente Alberto Fernández, hacia estas organizaciones que conforman el trabajo colectivo de quienes están más abajo», expresó Sereno.
Presencia de funcionarios del Poder Ejecutivo y legislativo
La UTEP está encabezada por Esteban «Gringo» Castro, acompañado en la junta  promotora -que una vez que obtenga la personería jurídica será constituida en comisión directiva- por las dirigentas Dina Sánchez, del Frente Popular Darío Santillán y Norma Morales de Somos Barrios de Pie, además de Gildo Onorato, de la CTEP.
El sindicato tiene como objetivo hacer pie en la CGT por ser trabajadores y trabajadoras, y está pensado solicitar ser parte de la comisión directiva porque es un sindicato con casi 500 mil afiliados.
Entre los dirigentes estuvieron Daniel Menéndez, de Somos Barrios de Pie, y subsecretario del Desarrollo Social, y Norma Morales; el electo diputado nacional Juan Carlos Alderete, coordinador de la CCC; Gildo Onoratto, de la CTEP; Dina Sánchez, del Frente Darío Santillán, y Jacqueline Flores, del Movimiento de Trabajadores Excluídos (MTE).
El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; el secretario de Agricultura Familiar, Miguel Gómez; el subsecretario de Promoción de para la Economía Social, Emilio Pérsico; el diputado nacional, Leonardo Grosso; la titular del INADI, Victoria Donda; la primera diputada trans del Movimiento Evita de Río Negro, Ornella Infante; en representación de la CGT, Juan Carlos Schmid y el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, que estuvo por la CTA, así como más de 6000 de delegados de todas las provincias del país.

Habemus ley

Tras una larga sesión, el Senado sancionó la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva con 41 votos a favor, 23 en contra y 1 abstención (Clara Vega). De este modo, el Frente de Todos se alzó con su primera victoria parlamentaria desde que es Gobierno.

La ley, oficialmente denominada «Solidaridad Social y Reactivación Productiva», fue aprobada en general y en particular  luego de más de ocho horas de debate, en una sesión que fue, además, el debut de Cristina Kirchner en el rol de presidenta del Senado.

El debate por la emergencia pública comenzó a las 19 y la oposición optó por no bajar al recinto para no facilitar el quórum. Sin embargo, el número estuvo garantizado por el oficialismo, por lo que los detractores debieron sentarse en sus bancas a expresar su rechazo.

La sesión estaba pautada para las 14 pero, debido a los cambios que Diputados introdujo en el proyecto, se postergó para las 16. En ese momento, debatieron otras iniciativas como el Consenso Federal 2019 para, luego, pasar a un cuarto intermedio previo al inicio del análisis del proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva.

Nota a Herrera Aguad: Casi 900 sin interzafra

El Bloque de Diputados del Partido Agrario y Social envió una nota al flamante Gobernador de la provincia, Oscar Herrera Ahuad, por medio de la que solicita su urgente gestión e intervención ante la situación que padecen actualmente casi 900 tareferas y tareferos registrados en la provincia, con respecto al cobro del subsidio de la interzafra.
«Estos trabajadores presentaron en tiempo y forma, los requisitos necesarios ante el Ministerio de Trabajo y Empleo de la provincia, tal como lo hicieron los 7300 que ya cobraron la interzafra.

Sin embargo este grupo no pudo acceder a los 2300 pesos que le corresponde», destaca en el pedido el presidente  del bloque parlamentario, Martín Sereno, junto a sus pares Jorge Páez, Giuliana Perini e Isaac Lenguaza.
Sostienen que dada la condición laboral de los tareferos, corresponde -como se hizo en determinados momentos con otros sectores- la intervención del Gobierno provincial para asegurar el pago de la interzafra a este sector vulnerado.

Los trabajadores cumplen con los requisitos
Los legisladores entienden que en términos financieros, el recurso económico para que la provincia cumpla con este pedido, implica menos de dos millones y medio de pesos mensuales, durante los cuatro meses que debería asegurarse dicho pago.
Reiteraron que el Gobierno asumió el pago de 7300 trabajadores; «pero no encontramos ningún argumento que justifique la exclusión de los 888 trabajadores mencionados, ya que cumplen con los requisitos que marca la ley, son portadores de iguales condiciones y por lo tanto consideramos que deben gozar los mismos derechos, su exclusión produce un perjuicio y discriminación», señalaron.

«El monto no implica un gran esfuerzo para el Estado»

En la nota consignan que el pedido se enmarca en el contexto nacional, a partir de la asunción del nuevo Gobierno, con la suspensión del Consenso Fiscal, y otras medidas que se están tomando.

«Corresponde que todos y todas desde el lugar que nos compete, hagamos los esfuerzos necesarios para atender la crisis económica que sufre nuestro pueblo».
En ese sentido, consideran que el monto que se requiere no implica un gran esfuerzo para las arcas del Estado; pero sin embargo, «es un dinero que podrá aliviar la difícil situación que vive este sector, y aportará sin dudas a conservar la paz social durante el inicio de su mandato, y para que éstas familias tareferas tengan alimentos en su mesa de Navidad y Año Nuevo», expresan les diputades, en la nota que fue entregada junto con el listado de los trabajadores y trabajadoras para quienes el PAyS reclama que el Gobierno atienda con urgencia la situación que los aqueja.

 

Plantean la urgente designación en Misiones de funcionarios de organismos nacionales

En declaraciones a Canal 3 Garupá,  el ex candidato a Diputado Nacional por el Frente de Todos, Mario “Pichi” Esper Perié, manifestó que dada la dinámica de acciones que implementa en el país el presidente Alberto Fernandez, “es importante que se comiencen a designar en Misiones a  los funcionarios de los distintos organismos nacionales, para que las políticas económicas y sociales se puedan replicar rápidamente en favor y a beneficio de los misioneros”, subrayó.

El abogado, integrante de la mesa de conducción del FdT también dijo que “en la actualidad al frente de dichos organismos están representantes del gobierno de Mauricio Macri, cuyos objetivos están justamente en las antípodas del pensamiento del gobierno que encabezan Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, por lo que es necesario que se tome pronto esta determinación, para que los beneficios se concreten con premura en el pueblo misionero”, manifestó.

Esper, quien es además presidente del Partido Solidario de Misiones, insistió que “en esta semana se están decidiendo cuestiones de suma importancia que se replicará en la calidad de vida de los misioneros, como la entrega de la tarjeta alimentaria, por lo que resulta urgente que las mujeres y los hombres que van a dirigir lugares de decisión estratégica, se hagan cargo de ellos”, sentenció.

“Necesitamos un bloque del Frente de Todos en la legislatura provincial”

Nota Gentileza del portal www.misionesopina.com.ar 

El dirigente del Frente de Todos estuvo presente en el acto que se realizó en la Plaza de Mayo en el marco de la asunción de Alberto Fernández como presidente y comentó que en ese lugar tan simbólico se sintió la energía de un cambio de época. “Hubo lágrimas de emoción de muchas familias, fue realmente muy emotivo el momento”, indicó Mario “Pichi” Esper Períe que viajó para vivir ese momento.

Para quien fue uno de los candidatos del Frente de Todos en las elecciones pasadas, Alberto Fernández demostró estar preparado para ocupar el cargo, además reivindicó la figura de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“El mensaje de Alberto fue clave para orientar las prioridades del nuevo gobierno que pretende resolver el hambre. Se está pensando en los sectores más postergados y va a volcar su respuesta a esos sectores que son los que más necesitan”, explicó en el marco de una entrevista en el ciclo Como en Casa, grabado en los estudios de Misiones Opina.

Por otro lado, apuntó contra la oposición y sostuvo que desde el marketing y los medios van recalcar que “no alcanza con lo que se está haciendo”. “Vamos a trabajar en función de lo inmediato, pero también a desarrollar el trabajo genuino, pero el camino no es sencillo”, manifestó.

Además, Esper Perié se refirió a la actualidad por la que atraviesa el Frente de Todos Misiones y expresó: “Terminamos generando un buen esquema de unidad básicamente con la mayor cantidad de actores que estamos dentro del campo nacional y popular”. En esa línea agregó que el resultado de las elecciones le dio un plus al frente para continuar fortaleciendo ese espacio político.

“Necesitamos un bloque del Frente de Todos en la legislatura provincial y actores que estén representados por este espacio en los Concejos Deliberantes de algunos municipios, y seguramente vamos a contar con el apoyo de algunos intendentes que quieran participar en este frente”, concluyó.

 

Ley de Solidaridad

El presidente Alberto Fernández tomó exámenes en la Facultad de Derecho, aprobó a todes y se sumergió en la Casa Rosada. Allí la actividad bullía dando retoques finales a proyectos de ley que serán enviados el lunes al Congreso y algunos DNU. Algunos funcionarios de primer nivel que, con el clásico pedido de reserva de identidad, contaron trazos esenciales del proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia económica (“Ley de Solidaridad”, en adelante). Y algo de la intensa agenda parlamentaria que impulsará Fernández de acá hasta bien entrado el verano.

El proyecto de nombre inacabable se propone privilegiar a los de abajo y promover un aporte solidario de los que más tienen. Dos anuncios ante la Asamblea Legislativa que ahora toman cuerpo. Poner plata de modo equitativo implica privilegiar a los de menos ingresos. Cumplirán ese objetivo los aumentos de sumas fijas para jubilaciones, Asignación Universal por Hijo, sueldos de estatales y de privados.

El ministro de Trabajo Claudio Moroni y el titular todavía no asumido de la ANSES Alejandro Vanoli, proveyeron simulaciones de los costos a erogar analizando diferentes números posibles.

Claro que, para reparar hay que conseguir recursos. En ese sendero, es esencial revertir la regresiva política fiscal del presidente Mauricio Macri. Que paguen más los que más tienen.

Delegar y gravar: Como toda Ley de emergencia, la Solidaria contiene medidas concretas, de aplicación inmediata y delegaciones al Poder Ejecutivo para que tome otras, bajo el paraguas de la aprobación parlamentaria. Dichas delegaciones, es consabido, constituyen los aspectos más cuestionados por las oposiciones de turno aunque (¿o porque?) posibilita el accionar veloz del Presidente ante una crisis que estalla por todos los poros.

A continuación, se puntean algunas de las medidas que contendrá el proyecto, sujetas a retoques de último momento. Combinan cargas fiscales con incentivos, aún para los más ricos.

· Aumentarán las alícuotas del impuesto a los bienes personales. Las tasas serán más elevadas para los activos de argentinos ubicados en el exterior. El dadivoso blanqueo implementado por Macri proveerá de datos fehacientes que servirán de insumo a los recaudadores. Los contribuyentes evasores (todos) o lavadores (algunos) solo debían identificar sus bienes sin ningún compromiso adicional.

Habrá reducciones o acaso exenciones para quienes repatríen capitales. Podrán acogerse a este beneficio empresarios que confíen en el gobierno, con ansias de invertir. Habrá que ver cómo obra la parentela del ex presidente a quien se extendió ilícitamente la medida o a ex funcionarios que dejaron parte frondosa de su patrimonio en otras comarcas

· Todas, todos y todes descuentan que habrá aumentos pero en las retenciones a exportaciones agropecuarias pero posiblemente no sea súbito. La primera movida, deslizan en Palacio, es actualizar el absurdo tope de cuatro pesos por dólar de gravamen dispuesto en septiembre de 2018. “Indexarlo” por la inflación corrida desde entonces o por el cambio de cotización del dólar será un primer paso. El siguiente se delegaría al Ejecutivo con intención de llevar la alícuota para la actividades agrícolas más rentables hasta el 30 o 35 por ciento. Se contemplarían segmentaciones entre productores de distinta capacidad económica para no incurrir en deslices cometidos en 2008 en el apodado conflicto «con el campo”.

· Se impondrá un tributo a las compras efectuadas con tarjetas de crédito por turistas argentinos en el exterior.

· Se retocarán y restringirán los mecanismos que permiten a las empresas quitar los ajustes por inflación de sus balances. Y de ese modo, dicho en jerga profana por este cronista, eludir lícitamente (elusión) parte del Impuesto a las Ganancias

· La equidad que enarbola el Gobierno también se aplica al universo empresario. Los más grandes tendrán que tributar más mientras se prevén alivios para las Pymes. Planes de facilidades, con quitas y esperas, para deudas fiscales. Y créditos con tasas menos usurarias que las actuales.

La Ley Solidaria no reformará el coeficiente de actualización de jubilaciones legislado en 2017. Es una cuestión compleja que seguirá en estudio en órbita del Ejecutivo.

El bondi gira en “u”: Fernández metaforiza, ante quien lo pueda oír: «Íbamos en un micro hacia el precipicio, frenamos cambiamos de rumbo, vamos a otro lado. Pero seguimos en el mismo micro, en el desierto. Vamos a dar alivio”. Las ambiciones del presidente son moderadas ante una situación desesperante, con indicadores sociales pavorosos, chirolitas en la caja e intenciones de no abusar de la emisión monetaria. El ministro de Economía Martín Guzmán anunció cautela en ese aspecto. De ahí a emisión cero media una rotunda diferencia, intuye este escriba con más olfato costumbrista que data oficial. El objetivo principal es colocar plata en el bolsillo de los argentinos, reparar a los jubilados y a los pobres.

En paralelo se irán desandando abusos de la CEOcracia que gobernó hasta el 10 de diciembre. Se dejarán sin efecto las abusivas incorporaciones de funcionarios de rangos elevados al sector público, con un paraguas protectorio de cinco años. Una jugada vergonzosa que conocen los empleados públicos de dilatada trayectoria y sueldos más modestos que la comentaron con este cronista ayer en Balcarce 50. Palabras más, palabras menos reversionaban el hit del verano 2018. Cuando empezaba a sonar, el equipazo M denunciaba que la cantaban militantes kirchneristas. No entendían del todo, negaban la realidad sin percatarse de que los coreutas eran ciudadanos de diferentes vertientes políticas que le darían la espalda en las urnas este año.

Como en el 2002: El proyecto de ley entrará al Congreso la semana que viene lo que implica que podría haber pequeños cambios en lo que anticipa esta nota.

La idea es que tenga media sanción el miércoles. Optimistas de la voluntad y con el porotómetro en mano los funcionarios creen que se conseguirá.

Fernández y sus ministros comenzarán reuniones con los tres gobernadores radicales antes de que termine este año tremendo. Cuentan en quinchos políticos que Macri trina de rabia por esos cónclaves que son pura lógica instrumental. Quienes tienen responsabilidades de gestión manejan criterios distintos a los de aquellos que pasaron al llano. Aserto extensible al jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta quien no espera, precisamente, que Macri sea candidato presidencial de Juntos por el Cambio en 2023.

Las sesiones extraordinarias fueron convocadas hasta el 31 de diciembre. Fernández, informan en su torno, volverá a ampliarlas con otro temario, que abarca la Reforma Judicial anunciada el martes pasado (ver recuadro aparte).

Diputados y senadores se aprontan a trabajar duro y parejo durante enero. Ahora dicen que podrán volver a sus provincias o vacacionar desde el año nuevo hasta el 15 de enero. Desde 2002 no ocurría algo semejante. No es la única semejanza con esos años difíciles.

Entre tanto el Presupuesto 2020 espera en gateras que se encarrilen las negociaciones para reprogramar la deuda con acreedores privados y con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Cauto optimismo al respecto, miden los especialistas.

Los primeros días mostraron a un gobierno bien ejecutivo, circunstancia lógica considerando que muchos de sus cuadros tienen experiencia reciente de gestión. Pocos pensaron que volverían tan pronto pero Macri lo hizo factible. Hubo 2019 y se está trazando un rumbo progresista e inclusivo con sensatez (algunos llaman a eso peronismo del siglo XXI) para 2020.

Ayer daba gusto atravesar la Plaza de Mayo sin vallas que la afeaban y limitaban derechos. El día de la asunción un calor africano azotó Buenos Aires sin disuadir a los manifestantes que protagonizaron una fiesta popular con pocos precedentes. Hasta hubo quien metió las patas en la fuente para bailar. Las jornadas subsiguientes trajeron alivio climático. Días peronistas, con sol y templados. Son puras coincidencias, claro.

Claves

· El proyecto de Ley Solidaria contiene medidas de implementación inmediata y delegación de facultades parlamentarias al Ejecutivo.

· Se contemplará especialmente a las personas de menos recursos.

· Para procurar recursos habrá suba en las retenciones, cuyas nuevas alícuotas serán fijadas por el presidente.

· Aumentará el impuesto a los Bienes Personales. El gravamen será más elevado para los activos de argentinos en el extranjero. Se prevén reducciones o hasta exenciones para quienes los repatríen.

· Se impondrá un tributo para las compras con tarjetas de crédito realizadas en el exterior.

· Se decidirá una moratoria, con esperas y quitas para las deudas fiscales de las PyMes.

Se largó: Retenciones, indemnizaciones, AUH, jubilaciones e impuestos en un día

En el marco de las primeras medidas destinadas a sacar de la emergencia a los que menos tienen, el gobierno de Alberto Fernández estableció un cambio en el régimen de retenciones a las exportaciones agropecuarias. En lugar de 4 pesos por dólar exportado, a partir de ahora se pagará una tasa fija de 9%.

La medida fue dispuesta por medio de un decreto publicado este sábado en el Boletín Oficial. Allí también se dio a conocer una resolución del Ministerio de Agricultura que va de la mano de la modificación: el cierre del registro en el que se declaran las exportaciones de granos y subproductos.

La modificación al esquema de retenciones es parte de los primeros pasos que empieza a dar la actual gestión para atender a los sectores menos favorecidos. A última hora del viernes, Fernández también dictó un decreto de necesidad y urgencia en el que fijó por 180 días la doble indemnización para los despidos sin causa.

Además el presidente y sus colaboradores ultiman los detalles del proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva . La iniciativa empezará a ser tratada la semana próxima en la Cámara de Diputados en el marco de las sesiones extraordinarias que convocó el Ejecutivo. Prevé aumentos en jubilaciones y AUH. Impuesto a las compras en el exterior y cambios en Bienes Personales. También contempla la modificación de la política fiscal regresiva que dejó Mauricio Macri.

El esquema de retenciones vigente hasta hoy también era parte de la herencia macrista. El anterior presidente impuso los 4 pesos por dólar en septiembre de 2018. Entonces el billete verde cotizaba en torno a los 38 pesos, con lo cual las retenciones equivalían a un 10%. Hoy, con el dólar al doble, representan la mitad.

El decreto fue firmado por Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Martín Guzmán; y el ministro de Agricultura, Luis Basterra. Este último fue quien firmó la resolución que cierra el registro de exportaciones.