ECONOMIA

Evo tenía razón

El 23 de octubre Evo Morales denunció que estaba en marcha un golpe de Estado, dieciocho días antes de que se consumara. La movida para derrocarlo se gestó adentro y afuera de Bolivia. En el exterior, todos los caminos conducen a Estados Unidos y en particular a Miami. Esa ciudad siempre respiró al ritmo de las conspiraciones. Los decanos de esos complots fueron los cubanos anticastristas. Les siguieron los venezolanos antichavistas. Ahora se conjuraron los enemigos del presidente exiliado en México. Pero todos interactúan entre ellos, con la bendición de la OEA. Carlos Sánchez Berzain es uno de los nombres que aparece más visible en esta trama. Fue ministro de Gonzalo Sánchez de Lozada y ambos escaparon a EE.UU después de la llamada guerra del gas. El 27 de octubre pasado se lo vio en un acto en una calle miamense junto a la actual ministra de Comunicación del régimen golpista, Roxana Lizárraga. La misma que denunció en La Paz días después a periodistas argentinos por “hacer sedición”. El Instituto Interamericano por la Democracia del que es director ejecutivo el ex funcionario prófugo, opera financiado con fondos de la USAID, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

Sánchez Berzain no está solo. Hombre de fortuna incomprobable y columnista habitual de Infobae, fue acompañado en su cruzada por Manfred Reyes Villa, un excandidato a presidente de Bolivia que también vive asilado en EE.UU. Capitán retirado del ejército, fue condenado en 2016 a cinco años de prisión en Cochabamba – departamento al que gobernó entre 2005 y 2008– por enriquecimiento ilícito. La lista de connotados golpistas civiles en Estados Unidos es más amplia y se mixtura con oficiales retirados que se reúnen en la autodenominada Coordinadora Nacional Militar. Estos se encuentran en su país, como otros civiles que armaron el golpe desde adentro.

El 8 de octubre pasado, cuando todavía no se habían realizado las elecciones en Bolivia, el sitio Behind Back Doors (Detrás de la puerta trasera) anticipó el golpe de Estado en marcha ubicándolo entre fines de 2019 y marzo de 2020.

Su información, basada en dieciséis audios tomados durante diferentes reuniones a distintos protagonistas de esta conjura, tuvo relativa repercusión hasta que se produjo la destitución de Evo. El analista internacional mexicano, Alfredo Jalife Rahme, tradujo el material de Behind Back Doors al castellano y lo difundió. El domingo 10 empezó a replicarse en las redes sociales y a llegar a los medios. Así aparecieron los nombres de Sánchez de Lozada, Sánchez Berzain, Reyes Villa y Mario Cossío, un exgobernador de Tarija y expresidente de la Cámara de Diputados condenado a seis años de prisión por enriquecimiento ilícito. A diferencia de los tres primeros se exilió en Paraguay.

Sánchez Berzain fue el más activo de todos. Apareció en cuánto foro pudo volcar su tesis de una conspiración castro-chavista a escala continental en la que por supuesto incluye a Evo. El 25 de julio pasado el Instituto Interamericano por la Democracia que lidera organizó una actividad donde lo presentó Norberto Spagnaro, un residente argentino de Miami. Coordinador de la campaña del macrismo en esa ciudad de la Florida, le cedió la palabra para que hablara sobre Argentina y la política regional. El orador que cerró la jornada fue el periodista Alfredo Leuco. Su tema fueron las elecciones que se venían en nuestro país.

La organización que lidera el exministro de Sánchez de Lozada es un mosaico de nacionalidades. Pero su pensamiento es bastante uniforme. Postula todo lo que huela a neoliberalismo, se alinea sin fisuras con las políticas hemisféricas de Estados Unidos y junta a ciertos personajes que parecen sacados de la Guerra Fría. Su integrante argentino más notorio es Guillermo Lousteau Heguy, el padre de Martín Lousteau, ex secretario de Turismo de la dictadura cívico-militar entre 1981 y 1982. El directorio del Instituto también cuenta con los cubanos Armando Valladares y Carlos Alberto Montaner, dos propaladores del anticastrismo más rabioso. El primero estuvo preso en Cuba, devino en embajador de EE.UU ante la comisión de Derechos Humanos de la ONU y hasta hoy no pudo desligarse de una imputación por estafas con un desarrollo inmobiliario en España.

Los audios que divulgó Behind Back Doors atribuyen a Reyes Villa haber ventilado que el golpe era promovido por los senadores de EE.UU Marco Rubio, Bob Menéndez y Ted Cruz. La nómina se completa con la representante por Florida, Ileana Ros-Lehtinen, quien preparó el terreno en el Congreso estadounidense para la interrupción del orden constitucional en Bolivia. Trató a Morales de “matón” en la Cámara Baja, le cuestionó su “retórica antimperialista”, las expulsiones de “todas nuestras agencias: DEA, USAID y al embajador de EE.UU” y dijo que “el pueblo de Bolivia necesita nuestra ayuda”. El gobierno de Evo la acusó de injerencista el año pasado.

El informe de Behind Back Doors conocido el 23 de octubre también mencionó que “funcionarios del Departamento de Estado acreditados en el país, como Mariane Scott y Rolf A. Olson, se han reunido con funcionarios diplomáticos de alto nivel de Brasil, Argentina y Paraguay, a fin de organizar y planificar acciones de desestabilización contra el gobierno boliviano, como además de entregar los fondos estadounidenses a la oposición”. La pista brasileña lleva hasta el canciller de ese país, Ernesto Araujo, quien recibió al líder golpista Luis Fernando Camacho en mayo, según reveló la revista Forum.  Al dirigente del Frente Cívico cruceño lo llaman en Bolivia el “Bolsonaro” local por sus posturas racistas y ultramontanas. Su comportamiento medieval no alcanza a disimular otro motivo clave de su destacada participación en la asonada. Su acaudalada familia perdió el negocio del gas en Santa Cruz cuando el gobierno derrocado lo nacionalizó.

El protagonismo de Camacho está lejos del perfil bajo que mostró otra pieza clave en el complot para derrocar al gobierno de Evo. Se trata de Erick Foronda Prieto, un periodista boliviano que trabajó para la embajada de EE.UU en La Paz por casi veinte años. La denuncia de Behind Back Doors le atribuyó “un papel importante en la obtención de información de políticos y periodistas en el país, con el objetivo de satisfacer el interés de Estados Unidos”. Además “se convirtió en una persona de confianza y estableció estrechos vínculos con el antiguo embajador de los Estados Unidos, Phillip Goldberg” expulsado en septiembre de 2008. El informe le otorgó a Foronda Prieto un rol fundamental durante la campaña del No a la reelección de Morales en el referéndum de febrero de 2016. Evo lo perdió en medio de una campaña de fake news que le atribuyeron la falsa paternidad de un hijo con la menor Gabriela Zapata. Ella misma desmintió la noticia. Pero el daño ya estaba hecho.

A reestructurar mi amor

“Acá hay una situación de pocas reservas y un déficit muy grande, donde el gobierno saliente deja en la tubería del gasto una expansión de pesos que va a haber que manejar con mucha muñeca”, aseguró Guillermo Nielsen, el economista que suena con más fuerza para conducir el Ministerio de Hacienda.

En una exposición en la Universidad de Miami afirmó que la decisión del presidente electo Alberto Fernández es iniciar el camino de la reestructuración de la deuda “lo antes posible dentro de las limitaciones formidables que presenta hoy la economía argentina”.

Invitado por la Universidad de Miami, Nielsen, quien asesora a Fernández en temas de deuda y estará a cargo de una eventual reestructuración, brindó algunos detalles respecto de cuál es el camino que encarará la próxima gestión. En ese marco tuvo su primer contacto formal luego de las elecciones presidenciales con Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario, quien también expuso en ese evento. Coorganizado por firmas de inversión, las primeras preguntas se enfocaron en la deuda y en cómo está pensando el nuevo gobierno encararlo, teniendo en cuenta que Nielsen formó parte del equipo negociador del canje de deuda que llevó a cabo el gobierno de Néstor Kirchner.

“Es un tema que nunca pensé que volvería a hablar en mi vida. Hay varias diferencias entre la crisis anterior y esta crisis. Hay aspectos más fáciles y aspectos más difíciles, como suele suceder. Lo más destacable es que en esta crisis de deuda no hay tenedores minoristas, comparado con el problema que fue el medio millón de tenedores en Italia, como sucedió en 2002. Esta es una reestructuración que va a requerir una negociación entre profesionales. Es una diferencia muy grande”, dijo el economista. Según explicó, en la actualidad hay una mayor presencia de deuda en pesos bajo legislación local.

Lo negativo es que los vencimientos de corto plazo esta vez son más difíciles de manejar. “Nosotros vamos a tener vencimientos por aproximadamente unos 15.000 millones de dólares, con ciertos supuestos, entre abril y mayo del año próximo. Esto no tiene precedente en la Argentina. Esto nunca pasó. Es un camión de frente que se nos viene el primer día. Estamos trabajando muy activamente con los tenedores. También estamos empezando a trabajar la parte en dólares tanto nacional como internacional, jugando un poco con los modelos de sustentabilidad aplicados a la deuda neta”, afirmó. Los modelos hasta el momento dan cuenta de que la existe una parte importante de la deuda de corto plazo en manos de Anses y Banco Central.

Transición cero

Alberto Fernández salió a refutar y a desmarcarse de las decisiones del gobierno nacional en tres temas concretos en las últimas horas: aumento de naftas, protocolos de seguridad y testigos protegidos. Usó su cuenta de Twitter para desmentir a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien salió a decir que la suba de combustibles fue “acordada” con el presidente electo. “Otra mentira más del Gobierno macrista. Nadie acordó semejante cosa conmigo. Como siempre, descargan en otros decisiones que toman desde su propia ineptitud”, dice sin medias tintas su tuiteo.

La ministra de Seguridad también fue el centro del otro tema del día: los protocolos de seguridad. Fernández había adelantado que promovería su derogación. Se trata de normativas que, en general, le dieron libertad discrecional de acción a las fuerzas policiales. Están en línea con el aval que Bullrich y Macri le dieron al policía Luis Chocobar, que mató en la vía pública a un ladrón desarmado, y que quedó fijado como «Doctrina Chocobar».

«Les va a salir el tiro por la culata, yo les diría que lo piensen, que no actúen impulsivamente, que analicen con más tiempo y no tomen decisiones contrarias sólo porque las hicimos nosotros», dijo Bullrich en declaraciones radiales sobre esa iniciativa. La ministra insistió en que, si se derogan los protocolos, los efectivos quedarán desprotegidos.

Fernández respondió en El Destape Radio, también con un llamado a la reflexión. “Yo le pediría a Bullrich que reflexione sobre lo que hizo. Esos protocolos no sirvieron para nada, sólo sirvieron para lamentar víctimas de violencia abusiva institucional», definió. Agregó que «cambiar un protocolo que legitima que un policía dispare por la espalda no habla bien del Estado que lo permite”, y que esa decisión solo sirvió para que “los policías puedan aducir una causa de justificación que se llama cumplimiento de un deber”. El presidente electo también dejaría sin efecto la normativa que permite a las fuerzas pedir DNI en subte y trenes.

La primera desmentida se había dado a partir de una nota del diario Clarín, el pasado martes, cuando se anunció que «Con el aval de Alberto Fernández, Mauricio Macri firmará el DNU que habilita el traspaso de testigos protegidos a la Justicia». “Nunca fuimos consultados por semejante tema. Por lo tanto, muy lejos estamos de avalarlo. Ya es hora de dejar de desinformar. Lo digo por el bien de todos”, escribió en la red social sobre lo que definió como “una noticia falsa”.

El titular cambió entonces y la noticia pasó a ser que “miembros del equipo de asesores judiciales de Alberto Fernández están de acuerdo con el sentido de la modificación”. La medida no fue bien recibida por ningún equipo ni en ningún ámbito de la Justicia. Finalmente, el gobierno dio marcha atrás con la idea.

Promociones en el mercado concentrador de Posadas

Productores y emprendedores del Mercado Concentrador Zonal de Posadas ofrecen promociones en productos cárnicos, lácteos, frutihortícolas, pre-elaborados y varios, ideales para preparar exquisitos platos. El centro comercial abre sus puertas de martes a viernes, de 7:00 a 12:30 horas y los sábados de 07:00 a 13:00 horas.

Sector Cárnico, Lácteos  y Derivados

San Jorge: chorizo con cerdo el kilogramo $215; paleta de cerdo el kilogramo $185.

Box 06: cracovia el kilogramo $150; rosca el kilogramo $150; huevo de codorniz en conserva $110; cordero el kilogramo $325.

Las Alicias: milanesa de carne 2 kilogramos $400; milanesa de pollo 2 kilogramos $340.

La Taba:pata muslo 3 kilogramos $320; molida de pollo común 3 kilogramos $250; molida especial de carne 2 kilogramos $480.

Don Marcelo: cuarto por pieza el kilogramo $190; paleta de cerdo por pieza el kilogramo $180; chorizo de cerdo el kilogramo $190.

El Misionero: dorado despinado el kilogramo $250; boga el kilogramo $220; bagre el kilogramo $160.

Lácteos Aurora: queso cremoso el kilogramo $180; queso en barra el kilogramo $200.

Brangus: pollo el kilogramo $100; chuleta de ternera el kilogramo $245.

La Oma: costilla de ternera el kilogramo $355; paleta de ternera el kilogramo $255; pulpa de ternera el kilogramo $335.

Sector Frutihortícola

Box 01: manzana 2 kilogramos $100; naranja 3 docenas $100; combo de fruta el kilogramo $160; zuchini el kilogramo $50.

Box 11: papa blanca el kilogramo $30; cebolla chica el kilogramo $40; huevo el maple $120.

Box 13: lechuga el mazo $15; rúcula 2 mazos $25; cebollita 2 mazos $10 naranja 3 docenas $100.

Box 17: zapallito 2 kilogramos $50.

Box 25: pepino el kilogramo $30; zapallito 2 kilogramos $50; tomate perita el kilogramo $40; lechuga 2 mazos $25.

Box 35: tomate platense el kilogramo $55; zanahoria 2 kilogramos $25; pepino 3 kilogramos $60; banana 2 kilogramos $110.

Box 43: morrón verde el kilogramo $50; morrón rojo el kilogramo $70; achicoria el mazo $10.

Tierra Roja: harina crema el kilogramo $50; almidón el kilogramo $55.

Sector Pre-elaborados

Box 01: tarteletas por 6 unidades $70; hamburguesa de soja por 4 unidades $60; ñoqui casero por 500 gramos $45.

Box 02: almidón de mandioca el kilogramo $60; mamón en almíbar por unidad  $100; torta frita por unidad $10.

Box 05: yerba común el kilogramo $100; fideos casero por 500 gramos $60; miel el kilogramo $240.

Box 06: pizzeta por 6 unidades $35; torta de choclo el kilogramo $170; pan cuca desde $60.

Box 08: budín de mandarina el kilogramo $160; pan dulce el kilogramo $160; pan salvado el kilogramo $80.

Box 09: súper pancho por unidad $50; sándwich jamón y queso por unidad $60; pizza pre-lista por unidad $120.

Box 10: budín navideño por unidad $50; masa para chipa el kilogramo $200; pre pizza por unidad $35.

Sector Varios

Box 01: yerba suelta el kilogramo $110; yerba canchada por 500 gramos $60; miel el kilogramo $250.

Box 04: caminos de mesa desde $250; remeras de crochet desde $350; bolsas de jean pintadas desde $350.

Box 07 (almacén): almidón por 10 kilogramos $500; azúcar por 10 kilogramos $320.

Box 16: porta llave desde $100; billetera de cuero desde $240; llaveros desde $70; suvenir desde $40; silla de madera desde $1,600.

Patio Central:

Artesanías J&L: porta vino + vino $350; revistero  desde $350; carteles con frases desde $200; bandejas para desayuno desde $200.

Lumani (vivero): agapantos desde $300; calateas tricolor desde $250; variedades de plantines por unidad $40.

Juguetería (José): autitos de madera desde $40; camión de madera grande desde $1400.

Belhice: adornos colgantes de cemento desde $100; macetas desde $80; arbolito de navidad desde $190; especieros decorados con yute desde $100.

Producto de limpieza: detergente por 5 litros $245; suavizante por 6 litros $250; desodorante por 6 litros $150.

El Mercado Concentrador se encuentra en avenida Aguado 4450, a dos cuadras de avenida Chacabuco de la ciudad de Posadas.

Herencia contra herencia

Se acerca el final del gobierno de Mauricio Macri y desde los equipos técnicos del Frente de Todos ya piensan en cómo resolver la pesada herencia que dejará Cambiemos. Inflación, deuda y la caída de la actividad económica son algunas de las anclas que tendrá el país que viene.

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) elaboró un informe que compara los números recibidos por Macri y los que recibirá el presidente electo, Alberto Fernández.

-Inflación: En 2015, el incremento de precios fue del 26,9%, mientras que este año podría cerrar en el 54,2%. En el rubro de alimentos, había sido del 25,5%, mientras que 2019 marcaría un 56,5%.

-Deuda: La gestión de Cristina Kirchner terminó con una deuda total equivalente al 52,6% del PBI, un número que se elevó al 91,7% en la actualidad. En términos de compromisos externos, se disparó del 13,9% al 38,9%.

-Actividad económica: En 2015, el PBI había crecido 2,7%, y ahora se proyecta una disminución del 3,1%. Medido en dólares per cápita, el último año del kirchnerismo había cerrado con un alza del 10,9%, mientras que la retracción para este año llegaría al 30%.

 

Herencia maldita

Producto de la crisis económica y la desconfianza generada por el Gobierno de Macri, el riesgo país argentino subía 22 puntos básicos y trepaba a niveles máximos en más de dos meses.

El riesgo financiero de Argentina, realizado por el banco JP.Morgan, operaba a 2.304 puntos básicos, niveles similares a los anotados a inicios de septiembre y lejos de los 600 puntos registrados hace un año. Se trata de la cifra más alta en nueve semanas.

“A pesar de que aún no se detectan avances, la reestructuración (de deuda) al menos se reconoce que estaría entre las prioridades post ‘10-D’ (10 de diciembre asunción del nuevo Gobierno)”, señaló el economista Gustavo Ber a la agencia Reuters.

En este contexto acotado, la bolsa cotizaba en baja. El índice accionario S&P Merval caía un 1,77%, a 36.216,06 unidades, en línea al comportamiento de otras bolsas regionales y luego de haber alcanzado una mejora máxima del 0,5% por ciento tras la apertura.

Combustibles al ataque….otra vez

El Gobierno prevé el traslado a precios del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) postergado durante el año para atenuar el impacto de la devaluación en los surtidores. La norma establece que el traslado se haga en dos etapas, por lo cual se esperan incrementos en el valor que se encontrará en los surtidores.

Una parte se aplicó con el aumento del 5% que rige desde el viernes y el resto se aplicará en diciembre. Lo que queda pendiente son $ 2,22 por litro de nafta y $1,46 en gasoil.

El impacto porcentual cambia de acuerdo a los precios de cada empresa. Si se toman los valores que YPF en la Ciudad de Buenos Aires, la nafta súper debería subir 4,6% y el gasoil 3,3% solo por los impuestos.

La AFIP estableció que el ICL se debe actualizar en enero, abril, julio y octubre de cada año a partir de la variación del Índice de Precios al Consumidor del Indec correspondiente al trimestre calendario que finaliza el mes inmediato anterior al de la actualización.

En los considerandos del decreto 753, firmado por el presidente, Mauricio Macri, y el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, se explica que “las circunstancias imperantes y la necesaria estabilización de los precios ameritaron, a través del dictado de los decretos Nros. 381/19, 441/19, 531/19 y 607/19, dotar de gradualidad al incremento en los montos del impuesto sobre los combustibles líquidos”.

Sin viento de cola

En enero de este año, en el inicio de la campaña electoral, Mauricio Macri, inauguró el Parque Eólico Chubut Norte. Poco menos de un año después ese proyecto comienza a desmoronarse: 900 trabajadores quedaron sin trabajo.

Genneia, la empresa que debía realizar el montaje del parque que Macri “inauguró” en enero, decidió paralizar las obras. A través de una solicitada, la Cámara Eólica Argentina (CEA), intentó justificar la movida por el cepo cambiario impuesto por el gobierno nacional por el cual se trabaron inversiones por más de 2 mil millones de dólares en el sector de energías renovables.

Luego de dar a conocer esa solicitada, los trabajadores del proyecto eólico Chubut Norte se enteraron queno seguirán cumpliendo tareas.

Esa medida deja sin trabajo a 900 trabajadores, 480 de las firmas subcontratistas Milicic y Nordex y los 330 operarios de Pretensados SA, según informó el diario local La Jornada.

El secretario general de la Uocra, Mateo Suárez, expresó: “Si hace un par de meses fuimos el centro del país en cuanto a la cantidad de energía eólica que nuestra provincia podía generar, hoy somos el centro de atención de la desocupación”.

El gremialista indicó que la empresa le trasladó al gremio que no puede acceder al financiamiento para continuar con la obra, porque no pueden ingresar los dólares del exterior para realizar los pagos.

A desdolarizar mi amor

La crisis del dólar fue uno de los problemas más grandes del gobierno de Mauricio Macri. Por eso, la expresidenta del Banco Central (BCRA) Mercedes Marcó del Pontelaboró un plan que incluye la propuesta de desdolarizar la economía.

El último informe de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE), que orienta Marcó del Pont, analizó cuáles serían los principales problemas a resolver por el presidente electo, Alberto Fernández, a partir del 10 de diciembre. Quitarle relevancia al dólar y lograr un fuerte acuerdo social para alcanzar la estabilidad fueron los bastiones del documento.

«Es necesario desplegar una estrategia integral de desdolarización de la economía como condición necesaria para avanzar en una fase sostenida de crecimiento y estabilidad”, afirmó la economista. El estudio estimó que  la dolarización de carteras en la etapa post PASO habría superado los U$S 12.000 millones.

El trabajo realizado por la Fundación añadió que «el abordaje integral» de esta problemática debe ser parte de la agenda del acuerdo o contrato social impulsado por el gobierno que asumirá funciones a partir de diciembre”.

«Es evidente que para que esos objetivos sean alcanzados el pacto social debe trascender un simple compromiso de precios y salarios”. Y enfatiza que en esa mesa de discusión deben incorporarse otras cuestiones vinculadas con el desempeño productivo, como la productividad y las condiciones para la acumulación productiva», sostuvo la extitular del BCRA.

Cepo y medio

El Gobierno reforzó aún más el cepo cambiario, luego de establecer el tope de U$S 200 mensuales para la compra para ahorro anunciado el último domingo. Hoy el Banco Central (BCRA) limitó aún más las extracciones de efectivo en el extranjero y virtualmente prohibió otras actividades con divisas.

A través de la comunicación A 6823, el BCRA endureció a U$S 50 el máximo para los adelantos en efectivo con tarjetas de crédito desde el exterior. Estableció en ese monto el tope por operación que podrán sacar de los cajeros automáticos los turistas afuera de Argentina. La entidad que preside Guido Sandleris no acotó la cantidad de transacciones que puedan realizarse.

Además de esto, desde este viernes el Central no permitirá el uso de dólares con tarjetas de crédito, débito o prepagas para actividades financieras o especulativas. Necesitarán habilitación previa del BCRA los bancos para acceder al mercado de cambios para girar verdes relacionados a la participación en juegos de azar y apuestas de distinto tipo; la transferencia de fondos a cuentas en Proveedores de Servicios de Pago; la transferencia de fondos a cuentas de inversión en administradores de inversiones radicados el exterior; la realización de operaciones cambiarias en el exterior; y la adquisición de criptoactivos en sus distintas modalidades.