AGRO

Sensatez cero

En la tarde del último domingo los bomberos voluntarios acudieron a un llamado por parte de los vecinos de la zona rural de las 2.000 hectáreas de la localidad de Iguazú, que denunciaron un incendio de pastizales de grandes magnitudes.
Al llegar al lugar, la dotación de bomberos que contaba con 7 efectivos, ya habían atendido los demás incendios que se habían registrado en la jornada. Se pudo confirmar que debieron intervenir en casi tres hectáreas afectadas, además del peligro latente de propagación de las llamas a las viviendas aledañas.
En el lugar encontraron varios fogones para quema de matorrales, técnica utilizada para eliminar malezas, para luego preparar la tierra para plantar.
“Reiteramos a toda la comunidad que está terminantemente prohibido a nivel municipal y a nivel provincial realizar este tipo de prácticas, además los vecinos no tienen en cuenta del peligro que existe habiendo tanta sequía y fuertes vientos, de las consecuencias que pueden registrarse si las llamas no se pueden extinguir” indicaron desde el cuartel.
Más de 400 productores de toda la provincia participaron ayer de la feria provincial de semillas nativas y criollas “Pueblos guardianes de semillas sembrando libertad”, se mostraron en contra del uso de semillas transgénicas y consideraron necesaria la utilización de semillas nativas.
Entre los principales reclamos, indicaron que los transgénicos producen dependencia de los laboratorios y de las empresas que las desarrollan.
“Junto con las semillas transgénicas te venden todo un paquete, porque las semillas fueron diseñadas para ser resistentes a distintas plagas y a los mismos agrotóxicos que te venden las empresas”, manifestó Gerardo Segovia, organizador del evento e integrante de la Red Agroecológica de Misiones.
Allí los trabajadores realizaron intercambio de pepas de maní, maíz, calabaza, rama de mandioca, porotos, arvejas y arroz; además, vendieron al público productos orgánicos.
En medio del evento, Miriam Samudio, miembro de Productores Independientes de Piray (PIP), manifestó que “las semillas transgénicas quieren apoderarse de nuestras tierras y de las semillas genuinas”.
Agregó que “los productores nos abrazamos esta lucha con convicción y firmeza, porque los laboratorios y las empresas quieren apoderarse de nuestros alimentos, de nuestras semillas, de nuestras tierras. Además pretenden envenenarnos con agrotóxicos. Entonces, es una lucha que debemos llevar adelante entre todos y unidos”.
Samudio resaltó que toda la producción en la zona se emplean semillas nativas. Detalló que “al principio tuvimos algunos problemas para conseguir semillas nativas de todo lo que sean hortalizas, pero el resto de la producción, la del día a día, la hacemos con nativas. Gracias a encuentros como este es que conseguimos semillas, porque intercambiamos entre nosotros para mejorar nuestra producción. Nuestro sueño es que cada organización de productores tenga su propio banco de semillas”.
Por su parte, Darcy Rubén Dos Santos, presidente de la Cooperativa Agrícola y de Vivienda de Bernardo de Irigoyen, indicó: “Trajimos 40 variedades de semillas nativas a la feria”.
Dos Santos dijo que “hace varios años venimos produciendo semillas criollas y se intercambiaron granos de poroto, maíz, coberturas verdes y hoy vamos a presentar una variedad de trigo que empezamos hace poco”.
“Lo que producimos se come, porque son productos sanos y sin químicos y actualmente no damos abasto con los pedidos que a veces tenemos. También necesitamos apoyo en la parte técnica porque  no tenemos galpones para el secado de los productos y lo tenemos que hacer en carpas”, comentó.