Periodista Informativo

A reestructurar mi amor

“Acá hay una situación de pocas reservas y un déficit muy grande, donde el gobierno saliente deja en la tubería del gasto una expansión de pesos que va a haber que manejar con mucha muñeca”, aseguró Guillermo Nielsen, el economista que suena con más fuerza para conducir el Ministerio de Hacienda.

En una exposición en la Universidad de Miami afirmó que la decisión del presidente electo Alberto Fernández es iniciar el camino de la reestructuración de la deuda “lo antes posible dentro de las limitaciones formidables que presenta hoy la economía argentina”.

Invitado por la Universidad de Miami, Nielsen, quien asesora a Fernández en temas de deuda y estará a cargo de una eventual reestructuración, brindó algunos detalles respecto de cuál es el camino que encarará la próxima gestión. En ese marco tuvo su primer contacto formal luego de las elecciones presidenciales con Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario, quien también expuso en ese evento. Coorganizado por firmas de inversión, las primeras preguntas se enfocaron en la deuda y en cómo está pensando el nuevo gobierno encararlo, teniendo en cuenta que Nielsen formó parte del equipo negociador del canje de deuda que llevó a cabo el gobierno de Néstor Kirchner.

“Es un tema que nunca pensé que volvería a hablar en mi vida. Hay varias diferencias entre la crisis anterior y esta crisis. Hay aspectos más fáciles y aspectos más difíciles, como suele suceder. Lo más destacable es que en esta crisis de deuda no hay tenedores minoristas, comparado con el problema que fue el medio millón de tenedores en Italia, como sucedió en 2002. Esta es una reestructuración que va a requerir una negociación entre profesionales. Es una diferencia muy grande”, dijo el economista. Según explicó, en la actualidad hay una mayor presencia de deuda en pesos bajo legislación local.

Lo negativo es que los vencimientos de corto plazo esta vez son más difíciles de manejar. “Nosotros vamos a tener vencimientos por aproximadamente unos 15.000 millones de dólares, con ciertos supuestos, entre abril y mayo del año próximo. Esto no tiene precedente en la Argentina. Esto nunca pasó. Es un camión de frente que se nos viene el primer día. Estamos trabajando muy activamente con los tenedores. También estamos empezando a trabajar la parte en dólares tanto nacional como internacional, jugando un poco con los modelos de sustentabilidad aplicados a la deuda neta”, afirmó. Los modelos hasta el momento dan cuenta de que la existe una parte importante de la deuda de corto plazo en manos de Anses y Banco Central.

Transición cero

Alberto Fernández salió a refutar y a desmarcarse de las decisiones del gobierno nacional en tres temas concretos en las últimas horas: aumento de naftas, protocolos de seguridad y testigos protegidos. Usó su cuenta de Twitter para desmentir a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien salió a decir que la suba de combustibles fue “acordada” con el presidente electo. “Otra mentira más del Gobierno macrista. Nadie acordó semejante cosa conmigo. Como siempre, descargan en otros decisiones que toman desde su propia ineptitud”, dice sin medias tintas su tuiteo.

La ministra de Seguridad también fue el centro del otro tema del día: los protocolos de seguridad. Fernández había adelantado que promovería su derogación. Se trata de normativas que, en general, le dieron libertad discrecional de acción a las fuerzas policiales. Están en línea con el aval que Bullrich y Macri le dieron al policía Luis Chocobar, que mató en la vía pública a un ladrón desarmado, y que quedó fijado como «Doctrina Chocobar».

«Les va a salir el tiro por la culata, yo les diría que lo piensen, que no actúen impulsivamente, que analicen con más tiempo y no tomen decisiones contrarias sólo porque las hicimos nosotros», dijo Bullrich en declaraciones radiales sobre esa iniciativa. La ministra insistió en que, si se derogan los protocolos, los efectivos quedarán desprotegidos.

Fernández respondió en El Destape Radio, también con un llamado a la reflexión. “Yo le pediría a Bullrich que reflexione sobre lo que hizo. Esos protocolos no sirvieron para nada, sólo sirvieron para lamentar víctimas de violencia abusiva institucional», definió. Agregó que «cambiar un protocolo que legitima que un policía dispare por la espalda no habla bien del Estado que lo permite”, y que esa decisión solo sirvió para que “los policías puedan aducir una causa de justificación que se llama cumplimiento de un deber”. El presidente electo también dejaría sin efecto la normativa que permite a las fuerzas pedir DNI en subte y trenes.

La primera desmentida se había dado a partir de una nota del diario Clarín, el pasado martes, cuando se anunció que «Con el aval de Alberto Fernández, Mauricio Macri firmará el DNU que habilita el traspaso de testigos protegidos a la Justicia». “Nunca fuimos consultados por semejante tema. Por lo tanto, muy lejos estamos de avalarlo. Ya es hora de dejar de desinformar. Lo digo por el bien de todos”, escribió en la red social sobre lo que definió como “una noticia falsa”.

El titular cambió entonces y la noticia pasó a ser que “miembros del equipo de asesores judiciales de Alberto Fernández están de acuerdo con el sentido de la modificación”. La medida no fue bien recibida por ningún equipo ni en ningún ámbito de la Justicia. Finalmente, el gobierno dio marcha atrás con la idea.

La «Picada» en punta

La Picada golpeó en el momento justo y venció a Jorge Gibson Brown por 1 a 0 en el partido de ida de las semifinales del clausura Posadeño. El gol lo hizo Luis Buera a los 39 minutos de la primera etapa.
Tras la suspensión del fin de semana, Brown y La Picada se enfrentaban en Villa Urquiza en el partido de ida de las semifinales del Clausura Posadeño, en un partido que en la previa, prometía mucho. Pero el arranque del encuentro fue de muy bajo nivel futbolístico. Poco juego y escasas jugadas elaboradas y acciones de riesgo durante los primeros veinte minutos. Pese a ello, La Picada demostró cuál era su propuesta ofensiva. Cada vez que recuperaba el balón, buscó explotar la velocidad de Bentos y Monzon Cabral. Muy al contrario del local, que su única jugada ofensiva fue un tiro libre de Perez Alcantara que pasó cerca del arco defendido por Roa.
Sin embargo a los 39 minutos, Batista se anticipó al balón tras una floja salida de Molina y envió un centro de chilena, para que Luis Buera de arremetida anote el 1 a 0. Ya con la ventaja a su favor, los de Villa Cabello comenzaron a encontrar espacios en la defensa verdiroja y estuvo a tiro de ampliar el tanteador mediante Buera, pero esta vez el delantero definió mal y desperdició lo que hubiera sido un mazazo para los dirigidos por Gonzalez, que se fueron al descanso con el marcador adverso.
Mientras que en el complemento, el encuentro fue mucho más combativo y menos jugado. Jorge Gibson Brown apostó al juego aéreo metiendo a Pablo Ostrowski junto a Fesztein pero no tuvo un buen ejecutante de pelota parada, las cuales iban siempre a media altura y facilitaba el trabajo defensivo de La Picada.
Asimismo, «El verde» por su parte, apostó primeramente al contragolpe, pero otra vez falló en los metros finales a la hora de definir, dejando con vida al local, que de a poco comenzó a llevarlo a jugar en su campo.
A tal punto que sobre el cierre del encuentro, tras una serie de rebotes en el area defendido por el arquero Roa, un pifie del jugador visitante casí culminó en gol en contra, pero Mazacote -la figura del partido- despejó el balón en la linea, preservando así el arco en cero y sellando la victoria para el conjunto de Claudio Benitez.
De esta forma, La Picada sacó ventaja en la ida y este sábado desde las 16:30 horas buscará sellar el encuentro en su casa, cuando Brown visite Villa Cabello.

Promociones en el mercado concentrador de Posadas

Productores y emprendedores del Mercado Concentrador Zonal de Posadas ofrecen promociones en productos cárnicos, lácteos, frutihortícolas, pre-elaborados y varios, ideales para preparar exquisitos platos. El centro comercial abre sus puertas de martes a viernes, de 7:00 a 12:30 horas y los sábados de 07:00 a 13:00 horas.

Sector Cárnico, Lácteos  y Derivados

San Jorge: chorizo con cerdo el kilogramo $215; paleta de cerdo el kilogramo $185.

Box 06: cracovia el kilogramo $150; rosca el kilogramo $150; huevo de codorniz en conserva $110; cordero el kilogramo $325.

Las Alicias: milanesa de carne 2 kilogramos $400; milanesa de pollo 2 kilogramos $340.

La Taba:pata muslo 3 kilogramos $320; molida de pollo común 3 kilogramos $250; molida especial de carne 2 kilogramos $480.

Don Marcelo: cuarto por pieza el kilogramo $190; paleta de cerdo por pieza el kilogramo $180; chorizo de cerdo el kilogramo $190.

El Misionero: dorado despinado el kilogramo $250; boga el kilogramo $220; bagre el kilogramo $160.

Lácteos Aurora: queso cremoso el kilogramo $180; queso en barra el kilogramo $200.

Brangus: pollo el kilogramo $100; chuleta de ternera el kilogramo $245.

La Oma: costilla de ternera el kilogramo $355; paleta de ternera el kilogramo $255; pulpa de ternera el kilogramo $335.

Sector Frutihortícola

Box 01: manzana 2 kilogramos $100; naranja 3 docenas $100; combo de fruta el kilogramo $160; zuchini el kilogramo $50.

Box 11: papa blanca el kilogramo $30; cebolla chica el kilogramo $40; huevo el maple $120.

Box 13: lechuga el mazo $15; rúcula 2 mazos $25; cebollita 2 mazos $10 naranja 3 docenas $100.

Box 17: zapallito 2 kilogramos $50.

Box 25: pepino el kilogramo $30; zapallito 2 kilogramos $50; tomate perita el kilogramo $40; lechuga 2 mazos $25.

Box 35: tomate platense el kilogramo $55; zanahoria 2 kilogramos $25; pepino 3 kilogramos $60; banana 2 kilogramos $110.

Box 43: morrón verde el kilogramo $50; morrón rojo el kilogramo $70; achicoria el mazo $10.

Tierra Roja: harina crema el kilogramo $50; almidón el kilogramo $55.

Sector Pre-elaborados

Box 01: tarteletas por 6 unidades $70; hamburguesa de soja por 4 unidades $60; ñoqui casero por 500 gramos $45.

Box 02: almidón de mandioca el kilogramo $60; mamón en almíbar por unidad  $100; torta frita por unidad $10.

Box 05: yerba común el kilogramo $100; fideos casero por 500 gramos $60; miel el kilogramo $240.

Box 06: pizzeta por 6 unidades $35; torta de choclo el kilogramo $170; pan cuca desde $60.

Box 08: budín de mandarina el kilogramo $160; pan dulce el kilogramo $160; pan salvado el kilogramo $80.

Box 09: súper pancho por unidad $50; sándwich jamón y queso por unidad $60; pizza pre-lista por unidad $120.

Box 10: budín navideño por unidad $50; masa para chipa el kilogramo $200; pre pizza por unidad $35.

Sector Varios

Box 01: yerba suelta el kilogramo $110; yerba canchada por 500 gramos $60; miel el kilogramo $250.

Box 04: caminos de mesa desde $250; remeras de crochet desde $350; bolsas de jean pintadas desde $350.

Box 07 (almacén): almidón por 10 kilogramos $500; azúcar por 10 kilogramos $320.

Box 16: porta llave desde $100; billetera de cuero desde $240; llaveros desde $70; suvenir desde $40; silla de madera desde $1,600.

Patio Central:

Artesanías J&L: porta vino + vino $350; revistero  desde $350; carteles con frases desde $200; bandejas para desayuno desde $200.

Lumani (vivero): agapantos desde $300; calateas tricolor desde $250; variedades de plantines por unidad $40.

Juguetería (José): autitos de madera desde $40; camión de madera grande desde $1400.

Belhice: adornos colgantes de cemento desde $100; macetas desde $80; arbolito de navidad desde $190; especieros decorados con yute desde $100.

Producto de limpieza: detergente por 5 litros $245; suavizante por 6 litros $250; desodorante por 6 litros $150.

El Mercado Concentrador se encuentra en avenida Aguado 4450, a dos cuadras de avenida Chacabuco de la ciudad de Posadas.

“Lo que viene es el gobierno de todos ustedes»

El presidente electo Alberto Fernández fue recibido esta mañana en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina por monseñor Jorge Lugones, obispo de Lomas de Zamora y titular de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social.

Fue en un encuentro del que participaron referentes de movimientos sociales, a quienes les detalló cómo será el programa de lucha contra el hambre. “Vine a escucharlos, como un compañero más, preocupado por lo que nos está pasando”, dijo Alberto Fernández.

“Lo que viene es el gobierno de todos ustedes, no de Alberto y de Cristina, vamos a resolver las cosas juntos”, manifestó el presidente electo, quien pidió “no tener miedo del debate que hay que dar” y aseguró que “la economía popular llegó para quedarse” y que “la gente necesita un horizonte de progreso”.

OEA: Cómplice y floja de papeles

No hubo fraude en las elecciones del 20 de octubre en Bolivia. Evo Morales triunfó por poco más del diez por ciento de los votos respecto al candidato opositor Carlos Mesa y cumplió con el requisito constitucional para evitar la segunda vuelta y ser proclamado presidente. Las irregularidades detectadas fueron marginales y no afectan ese resultado. La Organización de Estados Americanos había recomendado, antes de los comicios, el sistema de recuento rápido de votos que se utilizó y que ahora funge como excusa para respaldar el derrocamiento de Morales, aunque su resultado no tiene valor legal. El procesamiento de datos para el escrutinio definitivo no se detuvo por períodos de tiempo significativos en ningún momento.

Esas conclusiones, entre otras, surgen de dos investigaciones internacionales independientes que se basan en el estudio estadístico de datos extraídos de las actas de los comicios y en los documentos oficiales del gobierno de Bolivia y de organismos internacionales, principalmente de la OEA, que fue protagonista del proceso electoral a través de una intervención permanente y decisiva. Los informes no solamente confirman el triunfo de Morales en las elecciones sino que avivan las sospechas sobre la premeditación del golpe de Estado que lo depuso y la participación del organismo encabezado por el uruguayo Luis Almagro en los planes para sacar al Movimiento al Socialismo del poder sin importar el resultado del voto popular.

El primero de los dos documentos lo confeccionó el cientista político de la Universidad de Michigan Walter Mebane, considerado uno de los principales expertos en fraude electoral del mundo, y al que no se le conoce una inclinación política a favor de Morales, ni mucho menos. Titulado “Evidencia en contra de que los votos fraudulentos hayan sido decisivos en la elección de Bolivia en 2019”, la investigación establece que hay irregularidades estadísticas que podrían indicar fraude en solamente 274 de las 34551 mesas de votación y que no se diferencia mucho de patrones vistos en otros comicios en Honduras, Turquía, Rusia, Austria y Wisconsin. “Incluso removiendo los votos fraudulentos, el MAS tiene una ventaja superior al diez por ciento”, concluye este trabajo.

Por otra parte, el CEPR, un think tank conformado por investigadores de distintas universidades de Europa, puso la lupa sobre la misión de observación electoral de la OEA y su rol en el proceso boliviano. Allí, destaca que “los resultados del recuento provisorio son consistentes con el resultado final”; que “ni la OEA ni nadie más pudo demostrar que haya habido irregularidades sistemáticas ni extendidas” en las elecciones; que ninguno de los dos recuentos muestra patrones extraños en comparación con la distribución del voto en elecciones anteriores; que el recuento provisorio se detuvo al llegar al 80 por ciento porque eso era lo acordado y se retomó, un día más tarde, por pedido de la OEA; y que por el contrario el recuento definitivo y legalmente válido “no tuvo interrupciones significativas”.

Pero además, destaca que fue la propia organización encabezada por Almagro la que recomendó a Bolivia la utilización del sistema TREP que se utilizó para el recuento provisorio y sobre el que recaen la totalidad de las observaciones de la OEA respecto a irregularidades en el proceso electoral, aunque no tenga validez legal. En sus conclusiones, agrega que “las dudas sin fundamento que echó” ese organismo sobre las elecciones “tuvieron una influencia significativa en la cobertura mediática y por lo tanto en la opinión pública” y que “la politización de lo que es normalmente un proceso independiente de monitoreo electoral parece inevitable cuando una organización a la que se le confía esa tarea hace declaraciones sin fundamentos que cuestionan la validez del conteo electoral”.

Mientras se espera la versión final del informe de la OEA, su titular Almagro sostuvo que el golpe lo cometió el propio Morales el día de la elección. Resulta curioso porque durante las últimas tres semanas, y hasta ayer, publicaron más de una docena de comunicados sobre la situación en Bolivia sin mencionar ese pequeño detalle. Las últimas novedades permiten sospechar que el excanciller uruguayo (expulsado hace un año del Frente Amplio por manifestarse a favor de una intervención militar extranjera a Venezuela) no solamente no ocupó el rol ecuánime que se le había confiado para estas elecciones sino que formó parte de un plan premeditado y cuidadosamente ejecutado por la oposición, la policía, las Fuerzas Armadas y los medios de comunicación para sacar a Morales y al MAS del poder.

Solidaridad cero

El canciller mexicano Marcelo Ebrard detalló el complicado trayecto que tuvo que hacer el exmandatario para hacer el viaje de Bolivia a México. Las complicaciones surgieron, sobretodo, por el intempestivo rechazo de permisos de algunos países latinoamericanos que se habían comprometido a ayudarlo.

“La ruta que teníamos prevista para retornar era regresar por Lima, salir por aguas internacionales y llegar hasta México”, resaltó el funcionario del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. El problema ocurrió, según comentó, cuando el gobierno de Perú suspendió su permiso “por valoraciones políticas” para que el avión pudiera descender en Lima para recargar combustible y continuar su ruta. La alternativa fue Ecuador, por lo cual se tramitaron los permisos para aterrizar brevemente allí.

Mientras se realizaban esas trativas, el viaje se volvió a prolongar porque le negaron al avión la salida por el espacio aéreo boliviano, momento en que tuvo que intervenir la embajadora mexicana en Bolivia, María Teresa Mercado. “Por un milimétrico espacio se dio la salida”, puntualizó. Entonces, tuvieron que tomar una ruta por el espacio aéreo brasileño, gracias a que el embajador de Brasil en Bolivia admitió su entrada.

“Consiguieron el permiso para volar en el espacio fronterizo de Brasil y ahí salir a Perú”, contó Ebrard. Con este último país también habían tenido que negociar nuevamente para que al menos los dejaran transitar por su espacio aéreo. “Con las autorizaciones de Brasil, Perú y Ecuador, al fin despegó el avión”, relató.

Pero luego tuvieron que enfrentarse a un nuevo obstáculo porque el gobierno de Lenín Moreno le impidió sobrevolar su espacio aéreo, por lo que el avión tuvo que rodear Ecuador para entrar a aguas internacionales y poder continuar el vuelo.

Golpe de Estado en Bolivia: Comunicado Bloque FPV – PJ del Parlasur

Bloque del Frente Para la Victoria – Partido Justicialista
COMUNICADO DE PRENSA

El Bloque FPV-PJ del Parlamento del Mercosur, profundamente consternado por el golpe de Estado que se ha consumado en el hermano Estado Plurinacional de Bolivia, y fundamentalmente contra el presidente constitucional Evo Morales Ayma, condena el golpe, y llama a la concordia, la paz y el diálogo.
Tras los graves hechos de violencia, y la evidente persecución política que rechaza una nueva convocatoria electoral, las Fuerzas armadas forzaron la renuncia del presidente legítimo Evo Morales en un acto antidemocrático que desconoce los mecanismos institucionales previstos. Gravedad por la cual estamos preocupados por la vida de nuestros compañeros y compañeras bolivianas que participan en el PARLASUR, con los cuales hasta el momento no pudimos contactarnos.
Instamos a que cesen de inmediato los crímenes contra los dirigentes y militantes del país hermano; de la misma manera, en apoyo al presidente constitucional Evo Morales Ayma y al vicepresidente Álvaro García Linera, quienes en un gesto de llamado a la paz y de protección al pueblo boliviano dispusieron su renuncia, es que queremos manifestar también nuestra total refrenda a ellos y a sus investiduras.
Asimismo solicitamos a que el Gobierno Argentino se expida en forma urgente en apoyo de la instituciones bolivianas y llame a la paz inmediatamente en el hermano País y a dar asilo y protección que quienes lo requieren

No sabe no contesta

El gobierno de Mauricio Macri se negó a hablar de golpe de Estado en Bolivia y no condenó los hechos de violencia política que llevaron a la salida del presidente Evo Morales. El canciller Jorge Faurie fue la voz oficial y eludió de todas las formas posibles hablar de un derrocamiento. «Las Fuerzas Armadas se declararon prescindentes, pidieron una solución a la política y eso fue lo que ocurrió», fue la explicación de Faurie. El gobierno nacional hizo eje en las irregularidades en la elección que destacó la OEA y, a través de un comunicado de la Cancillería, se limitó a hacer «un llamado a todos los actores políticos y sociales bolivianos para preservar la paz social y el diálogo, enfatizando importancia de encaminar este periodo de transición que se ha abierto por las vías institucionales».

Macri tuvo siempre una relación distante con Evo Morales y ya demostró, en medio de la crisis en Chile de su aliado Sebastián Piñera, que no está dispuesto a condenar violaciones a los derechos humanos por fuera de las fronteras de Venezuela. Este diario le preguntó a un hombre del PRO que talló en la política exterior de Macri desde sus comienzos cuál era la mirada del presidente sobre Bolivia y respondió: «Estamos teniendo problemas profundos en la región». Nada más.

En público, la posición del Gobierno fue hacer eje en las irregularidades en el proceso electoral que señaló la OEA y en el llamado a nuevas elecciones, y pasó por alto las situaciones de violencia, el rol de las policías y los militares y finalmente la renuncia de Evo Morales y sus funcionarios. En un primer comunicado, la Cancillería decía que «ante la inestabilidad política vivida por Bolivia tras las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre, el Gobierno argentino toma nota del informe preliminar de la misión electoral de la OEA, cuya auditoría confirma las denuncias de irregularidades del proceso de escrutinio y recomienda la realización de nuevas elecciones». «El Gobierno argentino entiende ineludible la decisión del Gobierno boliviano de convocar nuevas elecciones y, para ello, renovar con transparencia la integración del Tribunal Electoral», señalaba el mismo comunicado, donde recordaron que la Argentina se sumó al pedido de Estados Unidos y Brasil, es decir, de Donald Trump y Jair Mesias Bolsonaro, de revisar la elección. La declaración quedó vieja rápidamente a medida que se sucedían los hechos de violencia política, los ataques directos al gobierno boliviano y, finalmente, la renuncia de Evo Morales.

Tras esos hechos, el Gobierno argentino mantuvo silencio por horas. Finalmente, salió a hablar Faurie, quien sólo se mostró interesado en hablar sobre la elección en Bolivia: «La OEA fue clara: hubo un proceso irregular. Morales lo reconoció el sábado. Las Fuerzas Armadas se declararon prescindentes, dijeron a la clase política que busque una salida y esto es lo que ha ocurrido», fue su particular lectura de los hechos. «Las dudas sobre esas elecciones quedaron ratificadas de algún modo a partir del informe de la OEA. El gobierno de transición es interino para llamar a elecciones», aseguró Faurie, pese a que Evo Morales tenía mandato hasta enero de 2020.

El canciller no confirmó un rumor que circulaba y que indicaba que Evo Morales volaría a la Argentina y podría pedir asilo. Distintas fuentes del Gobierno señalaron a este diario que no tenían ninguna información en ese sentido y que tampoco había habido ningún ofrecimiento de asilo por parte de Macri a Morales.

Más tarde, la Cancillería difundió otro comunicado. Llamó a «preservar la paz social y el diálogo» y enfatizó que «el anunciado llamado a un nuevo proceso electoral, con la anticipada renovación del Tribunal Electoral, respetando lo dispuesto por la Constitución Política del Estado Plurinacional Boliviano junto con el acompañamiento de países de la región así como de organismos internacionales y observadores imparciales es el mejor camino para superar, con total transparencia y espíritu democrático, la presente crisis que afecta al hermano pueblo boliviano».