En una semana de definiciones y tras un nuevo récord de contagios en el país, el presidente Alberto Fernández mantuvo una videoconferencia con ocho gobernadores de provincias afectadas por el coronavirus para evaluar la situación sanitaria y las medidas a tomar en medio de una pandemia que dejó de ser casi exclusiva de la zona del AMBA para federalizarse y alcanzar a toda la Argentina con índices cada vez más preocupantes.

Desde el Salón Norte de Casa Rosada, Fernández, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello se reunieron con los mandatarios provinciales para terminar de delinear el anuncio que llegará este viernes, dado que las últimas comunicaciones tuvieron lugar ese día de la semana.

El encuentro contó con la participación de los mandatarios de Córdoba, Juan Schiaretti; de Santa Fe, Omar Perotti; de Tucumán, Juan Manzur; de Mendoza, Rodolfo Suárez; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Río Negro, Arabela Carreras; de Chubut, Mariano Arcioni; y de San Luis, Alberto Rodríguez Saá.

Hasta hoy, Córdoba contabilizó 70.624 contagios, Santa Fe 88.657, Tucumán 40.581, Mendoza 40.905, Neuquén 18.202, Río Negro 20.858, Chubut 10.928 y San Luis 4.756 desde el inicio de la pandemia.

En Buenos Aires, en tanto, el gobernador Axel Kicillof se reunió con el comité de expertos para analizar la situación del distrito. “Llevamos siete semanas seguidas de caída de los casos de contagio en el Gran Buenos Aires gracias a las conductas sociales y el cumplimiento de las decisiones gubernamentales”, destacó el mandatario.

Kicillof destacó que “si pudimos evitar una situación mucho más grave fue porque una gran parte de la sociedad se está cuidando mucho, y las medidas y los protocolos fueron exitosos”. Asimismo, marcó: “Seguimos trabajando de forma coordinada con el Gobierno nacional y la Ciudad de Buenos Aires para sostener la apertura gradual de actividades en tanto bajen los casos y estar preparados para retroceder si aumentaran”.

Durante el último anuncio, a principios de octubre, Fernández aseguró: «Tengo la convicción de que lo que hicimos con el AMBA ahora tenemos que hacerlo con cada provincia». Momento en el que anunció restricciones a la circulación en ciudades y departamentos de 18 distritos argentinos.

En ese entonces, estuvo acompañado por Omar Perotti, gobernador de Santa Fe, Gerardo Morales de Jujuy y Omar Gutiérrez de Chubut. «Hoy no están ni Axel ni Horacio en esta mesa, estuve reunido con ellos antes», remarcó. Esto se debe a que «el problema hoy trascendió el área y se metió en toda la Argentina. Esto tiene que ver con varias cosas: con que el AMBA irradió el problema porque tenemos un país muy centralizado y también con que el virus empezó a circular localmente prácticamente en todas las provincias», argumentó el primer mandatario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: