A 360 minutos de justificar el cambio

Cvitanich, el del gol que puede significar el quiebre del torneo, sigue en la tónica que pregona Coudet. Pensar que se sumó desde Banfield recién en el libro de pases veraniego y ya es uno más…

Su debut con gol frente a Aldosivi en Mar del Plata fue bastante premonitorio: Darío Cvitanich estaba llamado a ser bien importante en el tramo final de la Superliga que puede terminar por consagrar campeón al Racing de Eduardo Coudet. Y ayer lo confirmó: el ex Banfield fue decisivo en ataque y abrió el marcador en un partido que la Academia dominaba pero que no podía resolver. La jerarquía individual de Cvitanich hizo la diferencia: a los 37 minutos del primer tiempo recibió un buen centro de Nery Domínguez y con un control orientado dejó en el camino a Evangelista y se perfiló para cruzarle la pelota a Andújar, fuerte y abajo, para que Racing se pusiera en ventaja y sonriera. “Más que el remate al arco, lo más importante del gol fue el control. ”, dijo Darío con certeza aún dentro del campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: