Los argentinos que estuvieron en Oberá fueron testigos de otra demostración del equipo de Ariel Avveduto, que borró de la cancha a un equipo italiano en casi los cuarenta minutos de juego, derrotándolo por 7 a 1.

En un primer tiempo que comenzó parejo, Argentina siempre con pelota bajo la suela e intentando penetrar a un bien parado elenco italiano. Esto duró los primeros minutos. Sin embargo, el elenco nacional puso el pie en el acelerador y se puso en ventaja. A partir de ahí fue todo del local, que se floreó ante su gente, que acompañó con aplausos, el grito de ¡Argentina!, ¡Argentina! y el infaltable ¡Ole!, ¡Ole! que bajó desde las tribunas.

Marcelo Mescolatti abrió la goleada tras una serie de rebotes frente al arco visitante. Luego, uno de los mejores jugadores, hasta el momento, en el Mundial, Marco Politi aumentó la ventaja y puso el 2-0. Así terminó la primera parte.

En el inicio del complemento, Marco Politi y Diego Koltes pusieron las cosas 4 a 0. Politi nuevamente marcó el tercero en su cuenta y el quinto de Argentina. Italia, en una de las pocas situaciones que tuvo y que encontró mal parado al seleccionado, descontó a través de Maicol Montagna. Inmediantamente, tras mover del medio, el conjunto nacional anotó nuevamente desde los pies de Manuel Del Ferraro, que se llevó la pelota por delante y la metió en su propio arco. Matías Rima, luego de tanto buscar tuvo premio y cerró la goleada albiceleste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: