Tal como se esperaba en las estimaciones previas, la actividad económica cayó 2,1% en septiembre, en términos interanuales. Si se compara con el mes anterior, el indicador se contrajo 1,6% y demostró el impacto generado tras las PASO.

De acuerdo al último informe del Indec, el estimador mensual de la actividad económica (EMAE) acumula una disminución del 2,3% en lo que va del año, respecto a igual lapso de 2018. La megadevaluación volvió a generar consecuencias en los sectores que impulsan la actividad por el traslado de los costos y la caída del poder adquisitivo, que limita el consumo.

Dentro de los rubros más golpeados se destaca la baja de: pesca (-44,2), – intermediación financiera (-14,6), construcción (-6,5), comercio mayorista, minorista y reparaciones (-5,2) y la industria manufacturera (-5).

A contramano de las cifras negativas, los sectores que experimentaron subas en el noveno mes del año fueron: agricultura, ganadería, caza y silvicultura (11,8), explotación de minas y canteras (2,2), actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (1,5), y transporte y comunicaciones (0,2).

En el marco de la caída general, la incidencia negativa más alta- es decir, el rubro que alentó con mayor importancia al índice general- fue la de la industria manufacturera, con el 0,85.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: